La portada de mañana
Acceder
Las comunidades se lanzan a eliminar restricciones
Las Tablas de Daimiel solo sobreviven por las transfusiones de agua
Opinión - Ayuso, un torpedo trumpista a La Moncloa, por Rosa María Artal

Recogidos 492 animales abandonados entre enero y abril

Perros en el albergue de Bañaderos.JPG

EFE

Las Palmas de Gran Canaria —

El Servicio de Recogida de Animales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha recogido entre enero y abril a un total de 492 mascotas abandonadas, que fueron trasladadas al Albergue Insular de Bañaderos, con el que la corporación ha renovado el convenio de colaboración.

Según ha informado este lunes el Ayuntamiento, la concejala de Salud Pública, Mimi González, y el presidente de la Asociación Albergue de Bañaderos, Julio Caubín, han renovado el acuerdo que mantienen, con el fin de impulsar el trabajo para fomentar la tenencia responsable de animales, velar por la protección de las mascotas y erradicar su abandono y maltrato.

El acuerdo establece el desarrollo de acciones dirigidas garantizar la acogida de los perros y gatos abandonados, extraviados o aislados por motivos sanitarios en el municipio.

El centro, ubicado en la carretera general del Norte, en Arucas, presta atención veterinaria, comida y alojamiento a estos animales y y fomenta su adopción.

González ha insistido en que "el objetivo de lograr que las cifras de abandono se reduzcan, a través de la educación, la información y el conocimiento, es una labor de todos".

En este sentido, la concejal ha destacado el trabajo que realizan los trabajadores y voluntarios del albergue para ofrecer a estos animales una segunda oportunidad y fomentar la adopción responsable.

El Albergue de Bañaderos acoge perros y gatos de todos los municipios de Gran Canaria, excepto Agüimes y Mogán.

El número de animales recogidos entre enero y abril de este año, 492, ha supuesto una reducción de una 25 por ciento frente al mismo periodo del año anterior, que fueron 658.

Entre las mascotas abandonadas, se registraron 367 perros, de los que 51 eran potencialmente peligrosos, y 125 gatos.

La ordenanza municipal establece que los propietarios de animales de compañía están obligados a mantenerlos en buenas condiciones higiénicosanitarias, alimentarles y alojarles de acuerdo a las exigencias de su especie y raza.

La nota recuerda que el abandono de animales se considera una infracción muy grave y está sancionada con multas que oscilan entre los 1.500 y los 15.000 euros.

Etiquetas

Descubre nuestras apps