La portada de mañana
Acceder
El ataque limitado de Israel a Irán rebaja el temor a una guerra total en Oriente Medio
El voto en Euskadi, municipio a municipio, desde 1980
Opinión - Vivir sobre un polvorín. Por Rosa María Artal

Batería de preguntas parlamentarias a la administradora general de RTVC por la censura en un programa de Televisión Canaria

Momento en el que el tertuliano Francisco Pomares fue censurado en el programa Conecta Canarias, de Televisión Canaria.

Canarias Ahora

0

La administradora general de Radiotelevisión Canaria (RTVC), María Méndez, deberá responder el próximo lunes ante el Parlamento regional por lo ocurrido el pasado martes en el programa de Televisión Canaria Conecta Canarias, cuando uno de sus contertulios fue censurado cuando pretendía comentar una de las derivadas del llamado caso Koldo. Tres diputadas integrantes de esa comisión han formulado preguntas concretas sobre ese incidente, que provocó incluso que RTVC emitiera un comunicado de repulsa y exigiera “medidas contundentes e inmediatas que eviten que este tipo de acciones, consideradas inaceptables, se vuelvan a producir”.

La productora responsable de ese programa, Etiazul, propiedad de la empresa Newport, reaccionó apartando de la dirección del programa al periodista Fernando Rizo, decisión que definió en un extraño comunicado empleando el verbo revocar: “La productora ha tomado la decisión de revocar la figura del director del programa y continuar trabajando en aras de acercar un producto de calidad, de información contrastada y veraz a toda la ciudadanía de Canarias”, decía esa nota de prensa.

María Méndez habrá de responder el lunes a las preguntas de las diputadas Nira Fierro (PSOE), Carmen Hernández (Nueva Canarias) y Vidina Espino (Coalición Canaria). La socialista le preguntará “si se censuran informaciones u opiniones de tertulianos en la Televisión Canaria”. La exalcaldesa de Telde, por las “medidas a adoptar para evitar la censura y garantizar la libertad de expresión y la pluralidad informativa de los medios de comunicación públicos, que quedaron cuestionados el 27 de febrero durante la emisión del programa Canarias Conecta de la Televisión Canaria”, y en una línea similar, Vidina Espino, ex de Ciudadanos y ahora en las filas nacionalistas, por las “medidas que va a tomar RTVC para que no vuelvan a ocurrir hechos como el sucedido el martes 27 de febrero en el transcurso del programa Conecta Canarias” en los que se vio envuelto el también periodista Francisco Pomares.

La administradora general de RTVC acudirá a la comparecencia con el comunicado que emitió el ente público en cuanto la polémica adquirió una amplia dimensión. Además, llevará consigo el informe que le debe haber entregado ya el productor ejecutivo de Etiazul y de ese programa, Pedro Guerra, informe que no ha sido hecho público hasta el momento. Guerra ha sostenido desde el principio que él no se encontraba en los estudios en el momento de emitirse el programa el pasado martes por haber acudido a unas pruebas médicas y que fue consultado telefónicamente por el director, Fernando Rizo, sobre la aparición de una nueva información relacionada con el caso Koldo: la investigación por delito fiscal a cuatro empresarios que estuvieron relacionados con una empresa que surtió de material sanitario al Gobierno de Canarias durante la pandemia. Entre esos empresarios se encuentra el presidente de la UD Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, además del exdiputado de CC Lucas Bravo de Laguna, y el exdirigente de Ciudadanos Christian Cerpa.

Guerra asegura que sólo ordenó que se contrastara aquella información que había divulgado la cadena Ser antes de comentarla en el programa, pero el tertuliano Francisco Pomares expuso la noticia, momento en el que fue cortado por la presentadora alegando que eran “órdenes de la dirección” que muy probablemente habría recibido a través de su auricular.

La presentadora, Helena Sampedro, ha sido blanco de las críticas de Pomares y de otros contertulios de la cadena Ser, donde este periodista y Pedro Guerra participan en una tertulia llamada La Canallesca. Pomares sostuvo al día siguiente de la polémica que “Helena Sampedro, la chica que conducía el programa, se precipitó, se sintió presionada, se puso nerviosa, no era consciente de que la estaban grabando en ese momento” (el programa se emite en directo). Además, aseguró que “los periodistas estamos acostumbrados a que esto pase, pero no estamos acostumbrados a que se manifiesten públicamente y en directo”.

Etiquetas
stats