Los brotes de COVID-19 dentro del Hospital Insular de Gran Canaria suman ya 85 casos: 50 trabajadores y 35 pacientes

Urgencias del Hospital Insular. (EFE)

Quince días después de que en la planta de Cuidados Paliativos y Nefrología se declarara el primer brote de COVID-19 dentro del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil (CHUIMI) de Gran Canaria, son ya 85 los positivos asociados a los distintos focos que han ido surgiendo en estas últimas semanas: 50 trabajadores y 35 personas ingresadas. La cifra de contagios se ha elevado desde el pasado lunes 21 de septiembre en 39 nuevos casos. De momento han fallecido siete pacientes vinculados con estos brotes, dos de ellos en los últimos siete días. Todos tenían graves patologías de base. Cinco estaban hospitalizados en el área de Cuidados Paliativos, uno en Nefrología y otro en una planta de Medicina Interna.

La Consejería de Sanidad ya habla de “agrupación de casos” en el Hospital Insular, el de referencia para los ciudadanos del área sur de Gran Canaria, y sostiene que la gerencia sigue realizando una “vigilancia activa” sobre esos focos. Según la información proporcionada por la dirección del centro a los sindicatos en su reunión de este lunes, ya se han realizado pruebas PCR a 1.500 trabajadores del complejo (la plantilla cuenta con más de 5.500, según la última memoria del centro) y más de 1.800 no han acudido a la cita. En total son 151 los profesionales que permanecen aislados en sus domicilios por haber dado positivo en el test o por haber estado en contacto estrecho con un caso diagnosticado. Hace una semana eran 120 y hace dos, 57.

El primer brote intrahospitalario, detectado en la planta 4 norte, que alberga los servicios de Cuidados Paliativos y Nefrología, sigue siendo el que deja un peor balance, con 28 positivos (13 usuarios y 15 trabajadores) y seis pacientes fallecidos. La Consejería de Sanidad ha informado este lunes que esta área vuelve a estar abierta a nuevos ingresos después de que se aislara el domingo 15 de septiembre, dos días después de que muriera el primer paciente de ese foco, diagnosticado el día anterior y considerado, hasta esa fecha, como un caso aislado.

La cifra de contagiados en la planta 8 sur, de Medicina Interna, asciende a las 15 personas: siete usuarios y ocho trabajadores. El siguiente foco por número de casos es el registrado en la planta 10 sur, donde permanecen ingresados pacientes de Cirugía General y Digestiva. En esta zona han sido 14 los positivos, 8 de ellos empleados del Servicio Canario de Salud.  

A estos brotes hay que sumarles los nueve positivos de profesionales del servicio de rayos, los tres de la unidad de recepción de muestras, y dos últimos focos detectados a finales de la pasada semana: uno de ellos en la planta 6 sur (Neurología y Unidad del Ictus), con 7 casos (cinco pacientes y dos trabajadores), y el otro en la 7 norte (Medicina Interna), con nueve positivos, cuatro entre los usuarios y cinco entre los profesionales que ejercen en esa área.

De los 151 trabajadores del Hospital Insular que hasta este lunes permanecían aislados por haber dado positivo o por ser contacto estrecho de un caso de COVID-19, casi un tercio, 48 en total, pertenecen a la categoría de Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería. Son 20 más que la semana pasada. También ha aumentado el número de contagiados entre los enfermeros (de 25 a 32), los médicos especialistas (de 27 a 31) y los celadores (de 16 a 17).

En la reunión de este lunes, la dirección del centro hospitalario ha garantizado que dispone de equipos de protección suficiente, aunque ha advertido de que el consumo de mascarillas del tipo FFP2 se ha multiplicado por cinco en estas últimas fechas.

En cuanto a las medidas adoptadas ante estos brotes intrahospitalarios, la gerencia mantiene las restricciones de visitas de los familiares y realiza pruebas PCR a todos los pacientes que tienen que quedar ingresados en el centro, incluyendo a las embarazadas y a los niños. Sanidad asegura que “ha reforzado las medidas de vigilancia y control”, que ha incrementado los equipos de protección individual con respecto a los que el Ministerio marca como “adecuados” para cada área y que continúa con los trabajos periódicos de limpieza y desinfección de los edificios y de sus exteriores.

Según la última actualización del portal COVID del Gobierno de Canarias, en el Hospital Insular permanecen ingresadas con la enfermedad un total de 93 personas. Los dos módulos habilitados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro para los pacientes con esta patología, con capacidad para 16 camas, están llenos. En su plan de contingencia, el complejo ha reservado espacios en otras áreas, al margen de la dotación habitual de la UCI (de 32 plazas), para asumir los incrementos de presión asistencial. La dirección del hospital también contempla la opción de abrir dos plantas de transición en caso de que las urgencias se colapsen. 

Etiquetas
Publicado el
28 de septiembre de 2020 - 22:59 h

Descubre nuestras apps

stats