Solo nueve personas permanecen ingresadas en Canarias con coronavirus

Personal sanitario, con equipo de protección frente al coronavirus

Europa Press

Santa Cruz de Tenerife —

0

Los casos activos por coronavirus en Canarias son, según datos de la Consejería de Sanidad del Gobierno regional, 63 después de que este miércoles haya descendido la cifra en 15 más. De ellos, 54 reciben asistencia en su domicilio y nueve se encuentran hospitalizados, mientras que en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) no hay ningún paciente ingresado.

En total se han contabilizado 2.391 casos de coronavirus desde el inicio de esta crisis.

Sobre las altas epidemiológicas alcanzan las 2.166, de las que 17 se produjeron este martes y la cifra de fallecimientos se mantiene en 162 desde hace cuatro días.

Por islas, y siguiendo el ítem de la residencia del caso, Tenerife continúa siendo la que más positivos acumula con 1.501 casos y 110 fallecidos; seguida de Gran Canaria con 602 casos y 39 defunciones; La Palma con 107 positivos y siete muertes; y Lanzarote con 84 casos y seis fallecimientos.

En cuanto a Fuerteventura, con 46 casos, La Gomera con ocho positivos y El Hierro con tres, no han tenido que lamentar ningún fallecimiento.

PCR

Por otro lado, el Servicio Canario de la Salud (SCS) ha realizado un total de 134.373 pruebas PCR (Reacción en Cadena de Polimerasa) para el diagnóstico de la COVID-19 desde el inicio del brote de coronavirus.

En relación a los casos sospechosos, los profesionales del SCS, en su labor de rastreo, han detectado un total de 206 en Canarias. Este diagnóstico se basa en el nuevo protocolo que el Ministerio establece y que recoge que se considerará caso sospechoso "cualquier persona con cuadro clínico de infección respiratoria aguda de aparición súbita de cualquier gravedad que cursa, entre otros, con fiebre, tos o sensación de falta de aire. Otros síntomas atípicos se valorarán (pérdida de gusto, pérdida de olfato, diarreas, dolores musculares, etc.) bajo criterio clínico como posibles sospechosos".

El protocolo establece que estas personas sean estudiadas con PCR en las siguientes 24 horas, por lo que se pueden convertir en casos positivos o negativos en un período de entre 24 y 72 horas, que es el tiempo que lleva la realización de pruebas, traslado, tratamiento microbiológico y notificación.

La Consejería de Sanidad insiste en la importancia de mantener las normas para evitar contagios y advierte de la necesidad de cumplir las normas higiénicas para evitar rebrotes de la pandemia, ya que uno de los principales focos de contagio que hay que atender en este momento son los intrafamiliares. Así recuerda que deben extremarse las medidas de seguridad en las visitas familiares y en la propia convivencia guardando distancias de seguridad, no compartiendo elementos como cubiertos y usando mascarilla si fuera necesario.

Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2020 - 16:56 h

Descubre nuestras apps

stats