Las familias canarias enfrentan el reto de la conciliación sin plazas en las escuelas infantiles y golpeadas por la precariedad laboral

Una mujer sostiene a un muñeco mientras mira el móvil en un parque infantil de Canarias

Natalia G. Vargas


0

Las familias en Canarias hacen malabares para poder conciliar su vida laboral con la familiar. Las dificultades para obtener una plaza para los menores en las escuelas infantiles de la zona, así como la precariedad y los horarios de trabajo son algunos de los obstáculos que se ven obligadas a sortear. “A veces no queremos ayudas, sino poder estar presentes en la vida de nuestros hijos”, ha afirmado Débora Peredo en No es lugar para niños, el nuevo capítulo de Informe Trópico, el programa de Radio Televisión Canaria (RTVC) presentado por el periodista Carlos Sosa. 

Más de 30 colegios ofrecerán educación para alumnado de dos años en Canarias: los detalles de esta experiencia piloto

Más de 30 colegios ofrecerán educación para alumnado de dos años en Canarias: los detalles de esta experiencia piloto

El Archipiélago es una de las comunidades autónomas en la que más ha descendido la natalidad. En los seis primeros meses de 2022, nacieron en las islas 5.732 niños y niñas, casi un 25% menos que en el mismo período de 2016. En 2021, el número de hijos por mujer en edad fértil cayó a 0,86, a pesar de que la cifra que permitiría un reemplazo generacional asciende a 2,1 hijos por mujer en edad fértil. 

“Muchas veces no tenemos más hijos o directamente no tenemos por una cuestión económica”, asevera Enrique Redondo, padre, en Informe Trópico. La precariedad laboral, los problemas para encontrar vivienda y las dificultades para la conciliación se han convertido con el tiempo en las principales razones que llevan a las personas de Canarias a rechazar la posibilidad de tener hijos.

Los Presupuestos Generales del Estado de 2023 contemplan una prestación de 100 euros a todas las familias con hijos de 0 a 3 años a partir del próximo mes de enero de 2023. “Lo ideal sería no necesitar ayudas, sino tener un aumento de sueldo”, propone Nora Hernández, madre. Por su parte, Enrique Redondo plantea la posibilidad de que las familias puedan optar a deducciones fiscales y apoyos por parte de sus empresas. 

Dormitorum es una de las empresas que ha incorporado el “salario emocional” entre sus incentivos. El director financiero de la empresa, Jesús del Amo, ha explicado en Informe Trópico que la compañía cuenta con convenios con guarderías y escuelas infantiles privadas para que sus trabajadores y trabajadoras puedan dejar allí a sus niños. Según él, el 100% de las personas trabajadoras usan esta herramienta, que tiene importantes repercusiones positivas en el trabajo. “No es una cuestión altruista o que seamos una ONG. Si invertimos en la felicidad de los empleados, recibimos una mejor productividad”. 

Asegurar las plazas públicas

En Canarias, 365.055 personas viven en hogares con ingresos inferiores a 454 euros mensuales por unidad de consumo. Este dato sitúa a Canarias como la región con mayor pobreza severa del país, según los datos de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social de Canarias (EAPN). Esta es una de las razones que ha llevado a Canarias a impulsar un proyecto pilotó que ofrece educación para alumnado menor de tres años en 34 colegios públicos. 

“Hemos pasado dificultades, sobre todo con lo que tiene que ver con el equipamiento, pero ha sido ejemplar la implicación de estos centros”, asegura la consejera de Educación del Gobierno de Canarias, Manuela Armas. Para escoger los centros en los que se ofrecería primero este servicio se tuvo en cuenta la necesidad dentro del territorio regional y, dentro de cada isla, la zona más vulnerable. “Hicimos un diagnóstico y nos dimos cuenta de que Canarias tenía un déficit muy importante en la etapa de 0 a 3 años. Vimos que no solo había municipios sin plazas públicas, sino islas enteras que no tenían este recurso ni público ni privado”, explica la titular de Educación del Ejecutivo autonómico.

Cuando arrancó el diagnóstico, el Archipiélago tenía un 27% de cobertura de este servicio. “Queremos subirlo a un 40%, por encima de la media nacional que está en un 36%”. Armas asegura que “no se puede hacer todo de golpe” y que están ya visitando otros centros donde este servicio se aplicará el próximo año. “Si este plan sigue funcionando, tendríamos más de 18.000 plazas de 0 a 3 años entre las de los ayuntamientos, las de la propia Consejería y contando con las privadas, si se mantiene el negocio de las privadas”, añade la consejera.

Este servicio es, según Manuela Armas, un “motor de equidad”. “Hay familias que lo necesitan aunque no sea por una cuestión de conciliación. Hay muchos niños de ciertas zonas de Canarias que están mejor dentro de las escuelas que en su casa. Además, permite una detección temprana de las dificultades”, justifica.

La presidenta de la asociación de escuelas infantiles de Canarias plantea algunas críticas al Plan Estratégico del Primer Ciclo de Educación Infantil del Gobierno regional. Según Miso Paradelo, “por cada aula de infantil de 2-3 años, se pierden escuelas privadas y entre 12 y 14 puestos de trabajo ocupados generalmente por mujeres. ”En alguna medida se ha mentido. Se dijo que era una propuesta pensada para los municipios sin oferta privada, pero se ha extendido a municipios donde sí hay oferta privada“, critica Paradelo. 

A esto ha respondido la consejera de Educación. “Mi obligación primera es asegurar los servicios públicos. Es obligatorio hacer una red importante de escuelas públicas, para eso viene el dinero de Europa. Pero también pongo el valor el trabajo que han hecho las escuelas privadas”. “Los menores de los servicios sociales y los que están en riesgo de exclusión van primero. Deben tener una atención temprana por sus dificultades y a las familias no les llega el dinero”, apunta Armas. 

Planes de igualdad 

La negociación colectiva y los planes de igualdad son elementos clave para garantizar la corresponsabilidad en las empresas, según Esther Martín, secretaria de acción sindical, mujeres y juventud de Comisiones Obreras. “Se necesitan medidas que permitan también al hombre desarrollar un rol de cuidados” apunta. 

Martín critica que en las entrevistas de trabajo aún se pregunte a las mujeres si tienen pensado quedarse embarazadas o si tienen cargas familiares. “No se percibe esa infracción porque estamos tan acostumbradas que no detectamos que estamos siendo discriminadas. No se denuncia por temor y la Inspección de Trabajo no tiene herramientas ni recursos suficientes para dar cobertura”, explica. 

Asimismo, subraya que en Canarias sigue habiendo reticencia para incorporar medidas que permitan la conciliación, mientras que en las grandes empresas de la Península se tiene una visión más amplia de futuro e intentan que “no se escape el talento femenino”. El presidente de la CEOE Tenerife, Pedro Alfonso, apunta a una transformación de las empresas donde se trabaje con vistas al cumplimiento de objetivos y no de horarios. 

Preguntada por transformar las jornadas laborales, Esther Martín rechaza la idea de comprimir las jornadas de 40 horas semanales en cuatro días. “Va en contra de la conciliación. A las mujeres se nos expulsaría del mercado laboral. No podríamos hacer jornadas maratonianas y luego seguir cuidando a nuestros menores o a las personas dependientes. Lo ideal sería disminuir la jornada laboral de 40 horas, conciliar, hacer uso de la corresponsabilidad e incentivar la creación de empleo”.

Etiquetas
stats