La portada de mañana
Acceder
La Educación no consigue recuperarse de los recortes del PP
Lula da Silva se enfrenta a Jair Bolsonaro en un duelo histórico para Brasil
¿Error, amenazas o corrupción judicial?, por Elisa Beni

Gran Canaria licita la reforma de la futura sede del Instituto de Risco Caído y la Reserva de la Biosfera

Proyecto de la futura sede del Instituto de Risco Caído y la Reserva de la Biosfera

El Consorcio de Viviendas de Gran Canaria, perteneciente al Cabildo, ha sacado a licitación el proyecto, rehabilitación y reforma del edificio que albergará la sede del Instituto Insular para la Gestión Integrada del Patrimonio Mundial y la Reserva de la Biosfera así como del Servicio de Patrimonio Histórico de la institución insular. La Institución insular ha informado en un comunicado que la obra cuenta con un presupuesto de 1.408.159 millones de euros y se pueden presentar ofertas hasta el 24 de agosto.

Un grupo de escolares de Gran Canaria recrea en Minecraft el yacimiento arqueológico de Risco Caído

Un grupo de escolares de Gran Canaria recrea en Minecraft el yacimiento arqueológico de Risco Caído

El inmueble se encuentra en la calle Buenos Aires, número 26, de Las Palmas de Gran Canaria, contiguo al edificio de Casa Palacio. Fue en convertido en oficinas por sus anteriores propietarios, y en 2014 fue adquirido por el Cabildo para restaurarlo y seguir usándolo como oficinas dada su proximidad con el complejo insular. Tiene una antigüedad de más de 103 años (1914) y forma parte del Catálogo Arquitectónico del vigente Plan Especial de Protección Vegueta-Triana.

El Cabildo señala que este proyecto ha sido presentado para las ayudas de fondos europeos Next Generation dentro del PIREP, un plan de impulso a la rehabilitación de inmuebles públicos, ya que cumple con los criterios necesarios para ser candidato, con criterios de eficiencia energética y generación mediante placas fotovoltaicas.

La Consejera de Arquitectura y Vivienda, Conchi Monzón, indica que este proyecto pondrá en uso un edificio de gran valor Arquitectónico, donde se va a recuperar su diseño original, además de hacerlo sostenible y accesible.

Se trata de un edificio de dos plantas, baja y alta, con cubierta plana y transitable. De forma trapezoidal, con 10,71 m de fachada principal, 40’45 m de lateral izquierdo, 41’32 m de lateral derecho y 13’14 m de trasera. Con un total de 902’87 m² de superficie construida, correspondiendo 476’32 m² a la planta baja, 394’05 m² a la planta alta y 32’50 m² a la planta de cubiertas. La fachada principal linda al sur con la calle Buenos Aires, la fachada oeste linda con el jardín del complejo insular de oficinas de la Corporación, el lateral este linda con la edificación medianera gemela y la trasera al norte con edificación de la calle Bravo Murillo.

Teniendo en cuenta el programa de necesidades para el uso que va albergar, la tipología del edificio y las limitaciones impuestas por la catalogación del mismo, se aprovecha la distribución existente para establecer siete oficinas en la planta baja, seis en la planta alta, una en la planta de cubiertas y un puesto de trabajo en el patio principal, disponiéndose una sala de reuniones en cada una de las plantas y situando los aseos en la segunda crujía del edificio. En planta alta también se distribuye un pequeño oficio en la última crujía del edificio, junto con otros elementos comunes como son el local para el CPD y el cuarto de limpieza.

En el proyecto se eliminan las obras añadidas, restituyendo el edificio en lo posible a su estado original. En los niveles de intervención permitidos en este edificio, se indica que se deben mantener los elementos interiores edificatorios y ornamentales de importancia. Si bien a todos los pavimentos se les realizará un tratamiento consistente en su limpieza, pulido y abrillantado, por los medios necesarios, incluyendo la parte proporcional de zanquines y rodapiés, refijado de piezas sueltas, con recuperación de empastados y quitamanchas y otros, con lo que el sellado de la junta entre se mejorará.

En cuanto a la eliminación de barreras arquitectónicas, se elevará la acera exterior existente, de apenas cinco centímetros de altura en la actualidad, hasta los quince necesarios para eliminar el escalón de entrada a la edificación. A continuación, para la eliminación de los escalones existentes en el zaguán, se dispondrá una rampa de la totalidad de la superficie del mismo, con el mismo material existente y con un tratamiento antideslizante. Por último, para subir de la planta baja a la planta alta, se dispondrá un ascensor accesible al lado de la escalera de emergencia.

El plazo máximo de ejecución será de 32 semanas naturales, a partir del Acta de Comprobación del Replanteo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats