COVID Canarias

El Hospital Insular de Gran Canaria inicia un programa de rehabilitación por COVID persistente

Unidad de rehabilitación por COVID persistente en Gran Canaria

Europa Press

0

El Servicio de Rehabilitación y Medicina Física del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, dependiente del Complejo Hospitalario Universitario Insular- Materno Infantil, ha puesto en marcha un programa de entrenamiento para los pacientes con long COVID o COVID persistente.

Gran Canaria, única isla que mantiene el nivel 2 de alerta sanitaria

Gran Canaria, única isla que mantiene el nivel 2 de alerta sanitaria

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha indicado que se trata de un programa de entrenamiento al esfuerzo similar al que realizan los pacientes cardiópatas o respiratorios en la Unidad de Rehabilitación Cardiorrespiratoria del centro, que mejora la capacidad funcional de los pacientes con el síndrome post-COVID-19.

Los pacientes que se benefician de este programa siguen un protocolo de evaluación que se realiza antes y después de comenzar las sesiones, con la realización de un test de marcha, una ergometría de consumo de oxigeno, valoración de la fuerza y un test de calidad de vida.

La disnea y la fatiga son los principales síntomas que presentan los pacientes tras pasar la infección por el SARS-CoV-2, cuando estos y otros síntomas persisten más de doce semanas tras la infección y no se explican por otra causa constituyen el síndrome post-COVID-19.

Los especialistas de la Unidad revisaron durante el estudio a un total de 21 pacientes, el 52,4% hombres y el 47,6% mujeres, con una edad media de 57,6 años. En la actualidad los profesionales ya han atendido a más de 40 pacientes que han mejorado su calidad vida y capacidad física, haciendo posible la reinserción laboral, explica Sanidad.

La sintomatología más frecuente referida por estos pacientes fue la fatiga (86,3%), así como la disnea (86,36%) y la opresión torácica (36.3%).

El entrenamiento comienza con la toma de constantes basales, una sesión de entrenamiento al esfuerzo con una fase de calentamiento inicial, entrenamiento cardiovascular al esfuerzo en cinta, bicicleta o silla, entrenamiento de fuerza y estiramientos, además se realiza una sesión de educación en técnicas respiratorias. El programa se desarrolla en un total de 18 a 22 sesiones, en días alternos, según la evolución del paciente, detalla la Consejería.

Finalmente, esta iniciativa llevada a cabo para analizar si el protocolo de entrenamiento al esfuerzo que se aplica habitualmente en la Unidad de Rehabilitación Cardiorrespiratoria a pacientes cardiópatas o respiratorios ha confirmado que beneficia a los pacientes con síndrome post-COVID-19.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats