El sindicato con más representación en la enseñanza pública en Canarias insta a Educación a adaptar los puestos de trabajo a los docentes sensibles al COVID-19

Preparación de un centro escolar ante la COVID-19

El sindicato ANPE Canarias ha pedido a la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes que se adapte el puesto de trabajo a los docentes "especialmente sensibles" a la COVID-19 de cara al próximo curso académico.

Los sindicatos de educación consideran "manifiestamente mejorable" el protocolo para el inicio del curso en Canarias y piden un "diálogo constructivo" con el Gobierno

Los sindicatos de educación consideran "manifiestamente mejorable" el protocolo para el inicio del curso en Canarias y piden un "diálogo constructivo" con el Gobierno

En un comunicado, el sindicato con más representación en las últimas elecciones de la enseñanza pública no universitaria considera que el trabajo de Quirón, centro que realiza los informes de los trabajadores afectados, no es el "adecuado" y amenaza con dejar en situación de "vulnerabilidad" a miles de docentes en las islas.

El presidente de ANPE Canarias, Pedro Crespo, denuncia que este comportamiento va en contra de la normativa vigente y advierte del peligro que puede entrañar para la salud de muchos profesionales y de toda la sociedad.

“No vamos a permitir que los docentes que más riesgo presentan si se contagian acudan a los centros educativos sin las medidas adecuadas. Exigimos que se adapte el puesto de trabajo de los profesionales especialmente sensibles al coronavirus. No pedimos nada extraordinario, solo que se cumpla con las regulaciones vigentes en materia de prevención de riesgos laborales”, destaca.

En opinión de la organización sindical, la adaptación del puesto de trabajo -seguridad extra y teletrabajo, entre otras medidas- debe ser determinadas en función del perfil de cada docente y de las características de cada centro, pero “no puede ignorarse” el riesgo.

El sindicato recuerda que la Consejería remitió a mediados de mayo un cuestionario para detectar al personal especialmente sensible al coronavirus, que se dirigió tanto a docentes como a otros trabajadores de los centros educativos, en sintonía con las indicaciones dadas por el Ministerio de Sanidad para prevenir los riesgos laborales en un contexto de pandemia.

No obstante, nuchos docentes han denunciado en los últimos días que Quirón no ha tenido en cuenta las patologías que han acreditado y que deben incorporarse a sus centros sin medidas que puedan paliar su situación.

Por ese motivo, ANPE Canarias reclama que la Consejería “aclare” lo que está ocurriendo y explique qué procedimiento seguirá para salvaguardar la salud de estos profesores.

Según explicó Educación en el mes de mayo, los docentes que tuvieran alguna de las patologías consideradas “de riesgo” o cumplieran con alguna de las características de vulnerabilidad debían responder “sí” a la pregunta: “¿Pertenece a grupos vulnerables por Covid-19?”.

La información que acreditara estos supuestos sería requerida con posterioridad por la Unidad Médica de Prevención de Quirón Salud, destaca la nota.

La comunicación de la Consejería especificó que se entendería por patología o situación de riesgo padecer diabetes, enfermedad cardiovascular (incluida la hipertensión), enfermedad pulmonar crónica, cáncer en fase de tratamiento activo, inmunodeficiencia, estar embarazada o superar los 60 años, especifica el sindicato.

Recuerda que, según dictaminó el propio Ministerio con carácter general, “el servicio sanitario del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales debe evaluar la presencia de trabajador especialmente sensible en relación a la infección de coronavirus, establecer esa naturaleza y emitir informe sobre las medidas de prevención, adaptación y protección”.

Para ello, tendrá en cuenta la existencia o inexistencia de unas condiciones que permitan realizar el trabajo sin elevar el riesgo propio de la condición de salud del empleado, concluye la nota de ANPE Canarias. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps