Del volcán de La Palma al volcán de Tonga: las diferencias entre dos erupciones devastadoras

El volcán de Hunga y el de La Palma

Canarias Ahora


0

La impresionante actividad volcánica de Hunga Tonga, en el Pacífico sur, registrada el pasado sábado, ha estremecido al mundo entero y ha llamado la atención de todos los canarios, recién salidos de una de sus erupciones volcánicas más devastadoras, que se inició el 19 de septiembre en la zona conocida como Cabeza de Vaca, en La Palma, y arrasó con más de 2.000 edificaciones y más de un millar de hectáreas en las que se desarrollaba la vida de miles de palmeros.

El volcán de La Palma tiene una altura de 1.120 metros sobre el nivel del mar

El volcán de La Palma tiene una altura de 1.120 metros sobre el nivel del mar

Cuando no se ha cumplido ni un mes desde que se puso punto y final a la erupción fisural estromboliana canaria, estalla como nunca un volcán al otro lado del mundo, que ya desde sus primeros segundos de vida marcó abismales diferencias. El Instituto Geográfico Nacional (IGN) explica en un magistral hilo de Twitter que, en cuestión de horas, esta erupción violenta afectó a tres islas muy jóvenes: Hunga Tonga, Hunga Ha’Apai y una isla nueva que se había formado en medio de ambas. Las tres formaban el borde norte de una caldera de un volcán submarino.

La última actividad volcánica registrada en Tonga tuvo lugar el 21 de diciembre de 2021 y el 4 de enero ya había descendido mucho su actividad, narra el IGN. Pero la historia de este volcán submarino viene de más atrás. La primera erupción registrada fue en 1912 y después en 1937, 1988 y 2009. Todas habían sido erupciones pequeñas, mucho menores que la explosión del 15 de enero.

A diferencia de Canarias, cuyo origen se describe en la teoría del punto caliente, las tres islas de Tonga se encuentran en el conocido como el Cinturón de Fuego del Pacífico, “una zona de subducción, donde la corteza de la placa del Pacífico se introduce por debajo de otra placa y provocan grandes terremotos y volcanismo”, explican desde el IGN.

“El magma del Hunga Tonga es de tipo andesítico (con una concentración de Silicio de al menos el 55%) que va evolucionando en su cámara magmática, a diferencia del volcán de La Palma, que es de tipo monogenético y viene directamente del manto (tipo basanita, Si)”, remarca el instituto.

Asimismo, la erupción de La Palma fue de tipo fisural con bocas eruptivas que se abrían sobre la fisura y expulsaban lava, gases y ceniza; la del 15 de enero se ha producido con bocas en parte submarina y también en las islas. “Al haber bocas submarinas es cuando se produce la erupción surseyana o hidromagmática (mezcla entre agua y magma) que la hace mucho más explosiva”, agrega el IGN, a la espera de más información.

El volcán de Tonga produjo una columna eruptiva que llegó a los 20 kilómetros con gas, vapor de agua y ceniza, mientras que en La Palma el penacho llegó a medir tan solo entre 5 y 7 kilómetros en sus peores momentos.

Asimismo, la erupción del Pacífico reporta magma andesítico con una caldera (magma que se va almacenando), que, unido al choque con el agua del mar, provocó una enorme explosión cuya onda expansiva se apreció en Vanuatu, Fiji, Nueva Zelanda, Australia y se dispararon las alertas de tsunami hasta Chile y EEUU. De hecho, la explosión fue tan brutal que la estación de vigilancia volcánica del IGN en Canarias registró un sismo provocado por este fenómeno.

Por otro lado, apunta el instituto, la cantidad de SO2 emitido por la explosión del día 15 medidos se estima en 450.000 toneladas, del mismo orden de magnitud que toda la cantidad emitida por el volcán sin nombre en sus 85 días de actividad, pero esta vez emitido solo en unos minutos de explosión.

“La onda de presión atmosférica que generó la explosión del volcán se ha dejado sentir en todo el planeta, incluso en África del Norte, que sería su antípoda”, expusieron los expertos en la red social.

El resultado de la violenta erupción en el Pacífico sur fue la desaparición del edificio volcánico más reciente creado en los últimos tiempos, “que saltó por los aires con esta detonación, pero no solo se ha destruido esta parte, también los dos primeros islotes han reducido su tamaño”, concluyeron.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats