Las ganas

a

No te haces una idea

del deseo que me guardo

por contarte a ti,

a la cara,

todo lo que te echo en falta;

pero claro, no se puede.

No se escucha

ni se debe.

Por lo que no queda otra

que levantar planetas en verso

con nubes de lluvia en papel.

Siguen la corriente del río.

Se llevan lo que escribo

a ninguna parte.

No a donde yo les pido.

Rebota en las persianas

de la gente que se para,

lo mira, no entiende y sigue

con su estúpida charla.

Elijo buscarte

por los rincones de la galaxia

sin razón ni lógica alguna

y haciendo de mi universo una burbuja

me siento en las escaleras,

planeo otra fuga,

pero solo escucho ruido

donde la música sonaba

sólo un segundo atrás.

Hasta nunca jamás

si de mi casa no tengo llave.

Que otro desengaño me embarque

a donde quiera llevarme.

Que el viento se haga mi amigo

y me ayude a volver…

Que me traiga un mensaje sin filtros

y haga el favor de hacerte llegar

estas malditas ganas que te tengo de abrazar.

Sobre este blog

Espacio de opinión de Tenerife Ahora

    Autores

Etiquetas
Publicado el
12 de enero de 2019 - 22:02 h

Descubre nuestras apps

stats