El concejal de Ciudadanos en La Laguna que aseguraba haber destapado una trama corrupta abandona el partido

Canal de Youtube de Alfredo Gómez

Alfredo Gómez, concejal en el Ayuntamiento de La Laguna, ha decidido darse de baja de Ciudadanos, partido al que ha acusado de ponerle "trabas" en su "lucha activa" contra la corrupción. Eso sí, no renuncia al acta de concejal.

El concejal de Transparencia de La Laguna que encabeza la denuncia contra el grupo de gobierno cobra 37.600 euros y ha reunido a su comisión una vez

El concejal de Transparencia de La Laguna que encabeza la denuncia contra el grupo de gobierno cobra 37.600 euros y ha reunido a su comisión una vez

En una carta hecha pública en su cuenta oficial de Twitter, Alfredo Gómez señala que los problemas con el partido surgieron a raíz de que, siendo presidente de la Comisión de Transparencia, Buen Gobierno e Información Pública, observase "numerosas anomalías legales" que ha denunciado en el denominado caso Layca. Dicha comisión solo se reunió una vez, al constituirse, pero por el cargo en ella Gómez cobraba la cifra de 37.641,03 euros, según el propio Ayuntamiento.

El pasado mes de julio, el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, destituyó a Gómez del cargo de presidente de dicha comisión. Lo hizo después de que el concejal se prestase a encabezar, arropado por la oposición de Coalición Canaria y PP, una denuncia contra el grupo de gobierno progresista (PSOE, Avante y Unidas Sí Se Puede) por supuestas irregularidades en contratos públicos.

Sin embargo, Gómez, que convocó una rueda de prensa supuestamente para detallar el motivo de la denuncia, no explicó de forma clara cuáles eran los supuestos hechos delictivos. Lo que sí hizo fue aprovechar la presencia de los medios de comunicación para invitar a quien quisiera conocer el caso a seguir su canal en YouTube, donde, según él, iría publicando de forma fascicular sus "investigaciones secretas".

Una denuncia basada en "testimonios de algunas fuentes"

Alfredo Gómez interpuso ante los juzgados laguneros una denuncia contra el alcalde, la concejala de Cultura, Yaiza López; el concejal de Hacienda, Alejandro Marrero; la concejala de Fiestas, Carla Cabrera; y Badel Albelo, coordinador de Cultura, por “anomalías en contratos públicos que comprometen cerca de un millón de euros de las arcas públicas”. El todavía presidente de la Comisión de Transparencia culpó al equipo de gobierno de "priorizar intereses familiares y de amistad frente al interés general", fundamentándose en supuestos sobrecostes identificados en contratos concedidos a una empresa para adquirir mascarillas, botellas de agua o instrumentos para tomar la temperatura, en plena crisis sanitaria por la pandemia de la COVID-19. El supuesto hecho delictivo sería, según las deducciones que Gómez hizo a partir de "los testimonios de algunas fuentes'', "rebajar el coste de las reformas que Luis Yeray Gutiérrez hizo en su casa y para las que contrató a esta misma compañía".

Sin embargo, el concejal de Urbanismo, Santiago Pérez, apuntó en aquel momento que Gómez no había solicitado ninguna documentación oficial al Ayuntamiento como presidente de la Comisión de Transparencia y que había obtenido "datos inventados en el mercado negro”. Pérez apunto, además, que el edil de Ciudadanos fue utilizado por CC, aprovechando su cargo, para formalizar y dar crédito a una denuncia anterior realizada por Javier Abreu.

Gómez también incluyó en su denuncia al presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, al que acusó de haber contratado "en numerosas ocasiones el servicio de catering”, que habría instalado una pérgola en su vivienda particular. Incluso afirmó que personas de su entorno habían recibido amenazas por parte del presidente del Parlamento. Gustavo Matos respondió ese mismo día y defendió que la afirmación era "radicalmente falsa y representa un absoluto desprecio por la verdad''. Además, relató que el concejal de Ciudadanos no se había puesto en contacto con él para contrastar la información y que él sí intentó localizarle para poner a su disposición toda la documentación y, además, "advertirle de la falsedad de las mencionadas afirmaciones". Ante la falta de respuestas, Matos interpuso una querella contra Gómez por un presunto delito de calumnias e injurias.

Ahora Gómez relata que, a raíz de su denuncia, el secretario de Acción Institucional de Cs en Canarias, Ruymán Santana, indicó que no querían que él figurase en la comisión de investigación que se creó en el Ayuntamiento porque "no quieren que se haga mucho ruido".

Según el edil, "esta siniestra intervención solo se puede interpretar como una más de las muchas acciones tendentes a proteger al PSOE desde el partido de Ciudadanos en Canarias", y por todo lo detallado y otras cuestiones solicita la baja inmediata del partido.

El canal de Youtube de Alfredo Gómez, donde según él iba a desvelar un presunto caso de corrupción, apenas ha cosechado 190 suscriptores.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats