Más de 6.000 personas han solicitado ya la dimisión del concejal del PP de Santa Cruz que amenazó con matar a los gatos callejeros

Más de 6.000 firmas ha conseguido ya la solicitud de dimisión

Más de 6.000 personas han firmado ya en change.org la solicitud de dimisión inmediata del Concejal de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Guillermo Díaz Guerra, que advirtió en una reunión el 8 de septiembre a los colectivos animalistas que "si tengo que hacerme cargo de las colonias de gatos lo que hago es sacrificarlos".

El texto que acompaña a las firmas expresa "nuestra más sincera repulsa hacia las palabras sembradas de odio que este concejal del Partido Popular soltó en medio de una reunión a una asociación que se encarga de alimentar las colonias de gatos que están abandonados en la calle, las cuales deberían de estar gestionadas por ley por dicho ayuntamiento. En su afán de protagonismo y poder este individuo dijo: "Si tengo que hacerme cargo yo de los gatos, los sacrificada directamente. Quien quiera tener gatos que se compre una finca y los meta dentro" entre otras barbaridades. Este político no puede estar ni un minuto más a cargo de los animales de una ciudad que aspira a ser un ejemplo para el resto del país. Porque mientras las asociaciones, refugios, albergues, voluntarios y ciudadanos se desviven por acabar con el maltrato animal, este "individuo" con mente retorcida y anclada en el paleolítico aboga por matar animales. Una aberración que existan personas con semejante perfil, un auténtico peligro para nuestra sociedad actual".

Más allá de esto, el colectivo de Animales abanados en Gran Canaria ha colgado en Facebook, "con autorización expresa de su creadora", la grabación íntegra de la reunión mantenida en el Ayuntamiento el 8 de septiembre.

"Después del fallido intento de aclaración del concejal Guillermo Díaz Guerra, sobre su idea de sacrificar los gatos de Santa Cruz, se comparte la integridad de su reunión grabada, demostrando como inciertos los argumentos de su disculpa. Además de no reunirse con una sola persona, ya que fueron más de una, en ningún momento hay acercamiento o contexto de negociación posible en las palabras del concejal. Quienes siempre hablan en la reunión grabada son los técnicos del Ayuntamiento y el concejal interviene al final para amenazar con sacrificar los gatos, denominarlos plaga e imponer una ilegalidad; esto es que un ciudadano tenga registrado con chip en la base de datos de Zoocan a decenas de animales sin disponer de permiso de núcleo zoológico", exponen desde este colectivo.

Luego añade que "la mezcla de desconocimiento de su área de sanidad y medio ambiente, junto a su demostrada poca empatía por los animales ha conllevado decenas de miles de publicaciones y comentarios contra su gestión y persona ... Es lo que pasa cuando confundes "negociar" con amenazar matando y creyendo que las protectoras, que hacen gratis el trabajo sucio del Ayuntamiento, son alguna especie de empresa que quiere negociar algún beneficio propio. Y es que con las protectoras no hace falta negociar nada, el Ayuntamiento simplemente tiene que gestionar su competencia con métodos científicos, éticos y probados en todo el mundo: el método CER".

Etiquetas
Publicado el
12 de septiembre de 2020 - 11:03 h

Descubre nuestras apps

stats