El rastreo de las cuentas bancarias de Tomás Gimeno no arroja por ahora luz al caso

Carteles de búsqueda de Tomás Gimeno y de las niñas Anna y Olivia

Efe / Canarias Ahora

3

Los investigadores del caso de las niñas Anna y Olivia, de uno y seis años de edad, que desaparecieron en Tenerife hace ocho días junto con su padre, Tomás Gimeno, continúan con el rastreo de los movimientos bancarios realizados por él antes de desvanecerse y, por ahora, los que se han detectado son compatibles con actividades empresariales.

¿Dónde está el ancla del barco de Tomás Gimeno?

¿Dónde está el ancla del barco de Tomás Gimeno?

No obstante, fuentes de la investigación han confirmado a Efe que todavía quedan algunos movimientos bancarios por analizar.

El estudio de las cuentas bancarias, que fue ordenado por el juzgado que instruye las diligencias por un presunto caso de secuestro parental, forma parte de una de las líneas de investigación que se han abierto para conocer el paradero de Tomás y de sus dos hijas.

Gimeno tenía que haber devuelto a las niñas el pasado martes 27 de abril, pero, tras mantener varias conversaciones con la madre, le advirtió de que no las volvería ver ni a él tampoco.

Fuentes de la Guardia Civil han confirmado a Efe que en la mañana de este miércoles se ha reanudado la búsqueda por mar, tierra y aire con un dispositivo del que forma parte la Guardia Civil, Salvamento Marítimo y el Grupo de Emergencias y Salvamento de Canarias.

Hace una semana la búsqueda se circunscribió a la zona entre el Puertito de Güímar, donde apareció a la deriva el barco propiedad del padre de las niñas desaparecidas, y la Punta de Anaga, pero a medida que han ido pasando los días se ha ido extendiendo hacia el sureste de la isla, siguiendo las corrientes, tal y como explicó este martes el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana.

Las fuentes no han podido precisar si la búsqueda se extiende hacia una ruta más amplia ante las sospechas del entorno familiar de que Tomás puede haber huido con sus hijas hacia algún país de Sudamérica. Al respecto, las fuerzas de seguridad precisan que hay varias líneas de investigación abiertas.

Tomás Gimeno fue visto por última vez en la noche del martes 27 de abril en la Marina de Santa Cruz de Tenerife, donde las cámaras pudieron grabarlo hasta en tres ocasiones, una de ellas cargando en su barco bolsas y maletas. Después zarpó en su lancha y esta fue hallada vacía y a la deriva varios kilómetros al sur.

En ninguna de esas imágenes de las cámaras aparecen las niñas aunque, según han recogido algunos medios de comunicación, la mayor de ellas, Olivia de seis años, sí asistió esa tarde a unas clases deportivas.

El entorno de la madre de las pequeñas difundió este martes un vídeo de ellas con el fin de ayudar en la identificación de las niñas y su localización.

Mientras, las autoridades han realizado ya dos registros en una vivienda propiedad del padre ubicada en Candelaria, en la costa este de la isla.

Una denuncia que nunca se puso

La madre de las niñas ya se había quejado el pasado mes de diciembre ante la Guardia Civil de que su expareja la había amenazado verbalmente, pero no quiso presentar denuncia.

No obstante, los agentes realizaron un seguimiento de oficio y, en marzo, volvieron a preguntarle. La mujer dijo entonces que el episodio de las amenazas de diciembre no se había repetido.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats