41 años de prisión por asesinar a su prima Vanessa en Fuerteventura

Juicio por el crimen de Vanessa. EFE/ Elvira Urquijo A.

41 años de prisión por asesinar a su prima Vanessa en 2018 en Fuerteventura, agredirla sexualmente y por allanamiento de morada. Es lo que ha impuesto el magistrado al acusado de este crimen (Jonathan, según aparece en su sentencia), que pidió hace unas semanas llamarse Lorena por sentirse mujer. Sin embargo, los hechos se juzgan con el género que tenía cuando cometió los hechos. Además, al no tratarse de un crimen hacia su pareja o expareja no se juzga como violencia de género según la ley estatal, pese a que en Canarias sí se trata de un caso que contabiliza como tal.

Claves sobre el cambio de género de quien confesó el crimen de Vanessa, la joven asesinada en 2018 en Fuerteventura

Claves sobre el cambio de género de quien confesó el crimen de Vanessa, la joven asesinada en 2018 en Fuerteventura

Según adelanta el periódico Canarias 7, deberá pagar en concepto de responsabilidad civil a cada uno de los padres de Vanessa la cantidad de 130.000 euros, 60.000 para el hermano y 30.000 para la pareja de la víctima. El juez recoge la tesis de la Fiscalía, la acusación particular y popular. Acabó con la vida de su prima de 21 años de madrugada, entrando en su casa cuando se encontraba sola después de haber robado las llaves. La asesinó golpeando su cabeza con un martillo, "haciendo uso de una extrema violencia", según explica el fallo.

La sentencia concluye que se trata de un asesinato con alevosía y ensañamiento, como así calificaron todas las partes en el juicio, incluida la defensa. "Es indudable que el acusado no solo dio muerte, sino que lo hizo aprovechándose de la indudable ventaja de que se encontraba durmiendo". En cuanto a la agresión sexual, única no admitida por la defensa, el juez considera que la "penetración anal violenta con un objeto" tras los múltiples golpes sufridos constituye una agresión sexual agravada por el carácter "particularmente degradante y vejatorio".

El caso de Vanessa consternó a la isla de Fuerteventura y a toda la sociedad canaria en el año 2018. Tenía 22 años cuando su cuerpo sin vida fue localizado en su domicilio con signos de violencia. Unos días después, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Puerto del Rosario decretó el ingreso en prisión provisional incondicional, comunicada y sin fianza para su familiar, a quien se le acusó de un delito de homicidio, recalificado de asesinato, y otro de agresión sexual. Durante varios días la Guardia Civil realizó registros en las viviendas familiares y tomó diversas declaraciones.

El juicio comenzó a finales de mayo y fue polémico por el cambio de género que pidió el principal acusado. Este hecho, sin embargo, según explicaron fuentes jurídicas, “no afecta a la causa penal”, ni siquiera variará su nombre de pila en la sentencia, ya que los hechos ocurrieron cuando aún no había iniciado el cambio de género y el proceso judicial transcurre en base a los datos que aparecen en su DNI. 

Desde Delegación del Gobierno en Canarias confirmaron entonces a este periódico que se había iniciado un procedimiento de modificación de género, por lo que en la cárcel de Las Palmas I se activó el protocolo en base a una instrucción del año 2006 y en la que se establecen desde entonces los criterios para el ingreso en prisión de las personas trans. En base a dicho documento, que recoge una serie de medidas, se ha procedido a que esta persona ingrese en un denominado “módulo de respeto.

Etiquetas

Descubre nuestras apps