Bruselas descarta un 'pasaporte COVID' pero pide un certificado digital para turistas que exima de cuarentenas o PCR

Imagen del certificado digital que plantea la Comisión Europea para turistas inmuzados frente a la COVID-19

Europa Press

0

La Comisión Europea ha pedido este miércoles que el certificado que reclaman países como España y Grecia para facilitar los viajes turísticos el próximo verano beneficie tanto a quienes hayan sido vacunados como a quienes tengan anticuerpos o un test negativo reciente, al tiempo que ha avisado de que no debe ser entendido como un pasaporte que garantice la libre circulación sino para eximir de medidas sanitarias como la cuarentena a quién lo posea.

La idea del Ejecutivo comunitario es que el certificado sea expedido de manera gratuita, cuente con un código QR con información médica básica del paciente sobre su situación respecto al coronavirus y que pueda ser presentado a las autoridades en formato físico o digital, por lo que insta a los Estados miembro a acelerar el trabajo técnico necesario para su utilización.

Bruselas recalca que no debe ser visto como un título que abra automáticamente las fronteras a su titular, porque supondría una discriminación para los europeos que no han podido o no quieren vacunarse, pero sí confía en que permita ya este verano reactivar el turismo sin aumentar el riesgo de propagación del virus.

Por ello, la propuesta defendida por el Ejecutivo de Ursula von der Leyen deja en manos de cada Estado miembro decidir qué restricciones sanitarias está dispuesto a relajar o retirar para los viajeros con este "certificado digital verde", por ejemplo eximiéndoles de cumplir cuarentenas en destino o de la obligación de presentar un test negativo reciente en sus desplazamientos.

Con todo, los servicios comunitarios avisan de que si concede estos beneficios a los titulares del certificado en su país deberá reconocérselos también a los residentes del resto de Estados miembro, del mismo modo que deberá aplicar las mismas ventajas a quienes estén vacunados, hayan pasado recientemente la enfermedad o acrediten no estar contagiados con un test.

Para evitar discriminaciones, Bruselas quiere que el país que relaje medidas sanitarias como la exigencia de cuarentena o de test negativo a viajeros vacunados ofrezca las mismas exenciones a aquellos que acrediten tener anticuerpos o presenten una prueba negativa de infección.

También pide que los Estados miembro que opten por mantener las mismas restricciones a quienes viajen con certificado y sin él tengan que notificar tanto a la Comisión como al resto de socios su decisión y explicar por qué no exime de cuarentena o test a quienes cuenten con este documento.

"El certificado verde digital no será una precondición para la libre circulación y en ningún caso será discriminatorio", ha afirmado el comisario de Justicia, Didier Reynders, para recalcar que el Ejecutivo comunitario ha escuchado las reservas de países como Francia y Bélgica, que avisaron de que no aceptarán un "pasaporte covid", y centra su propuesta en un documento con información médica útil.

Además, la vicepresidenta de Valores y Transparencia, Vera Jourova, ha indicado que están trabajando con socios internacionales para intentar que el nuevo certificado europeo "converja" con otros procedimientos internacionales.

Si sale adelante el certificado, que aún debe ser negociado con el Consejo y la Eurocámara, la Comisión también pide que sea una medida "temporal" que sea suspendida en el momento en que la Organización Mundial de la Salud declare el final de la emergencia sanitaria internacional.

Etiquetas
Publicado el
17 de marzo de 2021 - 14:23 h

Descubre nuestras apps

stats