La portada de mañana
Acceder
Sánchez trata de encajar el golpe del 'caso Koldo' sin plan aún para retomar el rumbo
Mandos del ejército israelí consienten la destrucción de casas de civiles en Gaza
OPINIÓN | 'La obsesión insana del juez Marchena', por Javier Pérez Royo

Vídeo

Dos plataformas como la que usa como prisión flotante Reino Unido se refugian de la mala mar en una ría gallega

Frente a la costa de Fisterra (A Coruña) está desde el pasado domingo un enorme barco que está transportando dos estructuras de gran tamaño hacia Ámsterdam. Son dos edificios flotantes preparados para que vivan en ellas casi 1.000 personas. Una plataforma muy parecida de la misma empresa es la que Reino Unido atracó en la costa sur del país este verano para enviar allí a centenares de solicitantes de asilo y retenerlos mientras esperan solicitud, motivo por el que ha sido descrita como una prisión flotante.

En el vídeo que acompaña esta información se puede apreciar el tamaño de las dos estructuras. Las imágenes las ha tomado David Trillo, marino mercante y propietario de una lancha que usa para visitas turísticas en la Costa da Morte. La mole que forman las dos plataformas, la Bibby Renaissance y la Bibby Progress, cargadas sobre el barco noruego Seaway Falcon, resulta llamativa en su refugio en la ría de Corcubión, en donde pidió permiso para fondear ante la previsión de mal tiempo. Está a la espera de que las condiciones en el mar mejoren para cruzar el Canal de la Mancha.

Trillo explica que ha hablado con la tripulación del Seaway Falcon, que son los únicos que van a bordo. Los oficiales son rusos y ucranianos, según la información que le han trasladado, y los marineros proceden de Filipinas.

El pasado verano fue otra plataforma de la misma empresa, la Bibby Stockholm, la utilizada por el Gobierno de Reino Unido para enviar a 500 solicitantes de asilo. El argumento es que permite ahorrar en el alojamiento de personas migrantes. Dos personas que estuvieron a bordo narraron su experiencia y se quejaron de las condiciones en el barco, que fue desalojado por un brote de legionela cuando estaban dentro los primeros 39 solicitantes de asilo que habían sido enviados allí. Reino Unido no ha sido el único país europeo que ha recurrido a embarcaciones para enviar a personas refugiadas o migrantes. En Países Bajos, hacia donde van las dos plataformas fondeadas en Galicia, han recurrido a cruceros para dar alojamiento a refugiados ucranianos.