eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El valor añadido de los regalos artesanos

- PUBLICIDAD -
Velvet, artesana de la pintura en seda

Velvet, artesana de la pintura en seda

Decorando la entrada del supermercado, sin que puedas esquivarla, aparece frente a ti una pila de turrones. A partir de esta estampa que a mediados de noviembre da inicio simbólico a las navidades, todo son anuncios, catálogos, luces y agendas marcadas por los encuentros. Las fiestas navideñas generan un contexto en el que las compras aumentan, siendo una buena oportunidad para recordar las ventajas del consumo local. Porque en la medida que se apoyan la actividad de los comerciantes y la vida de los productos de la tierra comprando en el barrio, en el pueblo o en la ciudad, se incide directamente en la riqueza y el empleo de la región.

En el sector de la artesanía, que cobra especial protagonismo en estas fechas, implica también seguir visibilizando el valor añadido del producto hecho a mano por un artista. Piezas elaboradas con la maestría de la experiencia, con la calidad de los materiales elegidos y con el cariño del trabajo hasta conseguir el mejor resultado. 

“La gente valora la artesanía, sabe que no es cara”

Como todo arte, la artesanía se define por los artistas que le dan forma y vida. En Sevilla, el peso del sector viene reflejado en el Registro de Artesanos de la Junta de Andalucía, en el que figuran 410 artesanos como autónomos, 80 empresas artesanas y 15 asociaciones de artesanos. Destacan los oficios de carpintería, tapicería y estampación textil como los más implantados.

De este registro, 5 artesanos han recibido el título de Maestro Artesano en Sevilla, otorgado por la Junta de Andalucía a profesionales de largo recorrido en el sector. “Es una satisfacción porque es un reconocimiento al trabajo de todos estos años”, explica Margaret de Arcos, Maestra Artesana desde 2011. Mujer activista por la causa artesana, aplaude todas las medidas políticas que se han ido tomando en los últimos años a favor del sector, que había sido olvidado en los primeros años de la crisis. Empezando por la Ley de la Artesanía Andaluza, aprobada por la Junta de Andalucía en 2005. “Éramos la única comunidad que faltaba por tenerla”.

Acérrima defensora de la artesanía de calidad, Margaret lleva veinte años realizando reproducciones en seda en su Taller de Seda en la calle Goles. Su negocio funciona porque “vendemos exclusividad. Si haces estampados, todos son iguales. Nuestro trabajo, aunque sea el mismo diseño, nunca será el mismo”, expone. Porque, ¿cuáles son las líneas entre el artesano y el artista? “Yo soy primero artesana, y eso da lugar a que sea una artista. Los artesanos nos convertimos en artistas desarrollando todo este proceso manual”.   En su taller crean foulares, abanicos, bolsos, corbatas… todo lo que sea adaptable a la pintura sobre seda. 

Trabajan principalmente para museos, tanto de España como del extranjero; nombres como el Museo del Prado, la National Gallery y el Museo Van Gogh en Ámsterdan están en el listado de sus clientes. Reproducciones de Zurbarán y Goya, entre algunas de sus pintadas reproducciones. También para tiendas especializadas en moda y elaborando regalos de protocolo, que han caído en cifras de pedidos por culpa de la crisis. Igualmente, venden al público general en el taller, en ‘La esquina del Polo’, la tienda y galería de arte que tienen en Ronda, y en el stand número 11 del Mercado navideño de artesanía en la Plaza Nueva de Sevilla, donde cada año exponen su trabajo los 70 mejores artesanos seleccionados que llegan desde Andalucía, España y el extranjero.

“Competimos con grandes almacenes y aun así se valora nuestro trabajo, empezando por la gente de Sevilla. Nadie dice qué caro, porque sabe que cada pieza se hace con dedicación y amor. La artesanía está valorada por el público”, comenta. Margaret de los Arcos está a pocas horas de jubilarse, pero no de parar su actividad. Va a adentrarse en la investigación textil, para darle luz a todas esas ideas que no había tenido tiempo de desarrollar. Su hija Camila Velvet, que trabaja con ella, seguirá haciendo funcionar el taller incorporando su línea de especialización, el diseño de moda.

Artesanos de la plata

Artesanos de la plata

El misterio centenario de la plata

Exclusivo es también el trabajo del Taller de Orfebrería Marmolejo que lleva 115 años transmutando la plata con fuego. De la mano de su padre y maestro, Fernando Marmolejo, sus hijos Alejandro, Manuel y José comenzaron desde niños con el oficio de la orfrebrería, siendo también reconocidos por la Junta con la carta de Maestro Artesano. Hacen piezas de orfebrería religiosa y civil, “todas repujadas a mano o talladas. Seguimos siendo un taller artesano de orfebrería, una industria artesana. No tenemos maquinaria de ninguna clase. Cada uno de los hermanos tiene su cometido”, cuenta Alejandro. Sus trabajos van de las medallas a las Bellas Artes, a labores para las hermandades como El Gran Poder. Su padre, apasionado de la arqueología dentro de la orfebrería, fue el encargado de crear la réplica del Tesoro del Carambolo. Línea que igualmente han continuado sus hijos haciendo otras importantes reproducciones, que tienen que ser “siempre en bronce bañadas en oro y de un tamaño un 10% menor a la original”.   Desarrollan cualquier tipo de encargo que les soliciten sus clientes, siempre con la calidad de las herramientas y de los materiales. 

Quienes les conocen, les preguntan: “¿Por qué no le dais difusión a vuestro trabajo por internet?”. Ellos responden: “Mostramos algo pero no todo, perdería misterio. Para verlo, tienen que venir al taller”. Visitando la Plaza Molvidreo nº7, se pueden ver piezas únicas como el belén de la Natividad (Premio Nacional de Artesanía en 1958), el Nao belén y el belén de la Cansatilla. En el taller de los hermanos Marmolejo las ventas aumentan en navidades, aunque tienen trabajo todo el año porque “la gente ya nos conoce”.

El apoyo a la artesanía andaluza, desde Andalucía

Ambos talleres se sienten respaldados. Entre otras cosas, porque en el sector artesano, Andalucía está siendo una de las líderes nacionales, consolidándose en los últimos años con 7.000 empresas artesanas en activo (más del 18% nacional) y 20.000 empleos (un 19% del empleo del sector artesanal en España,) según los datos más recientes del estudio sobre el análisis de la competitividad del sector artesano en Andalucía, realizado por la Escuela de Organización Industrial (EOI) del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Esta posición es posible gracias a dos fuerzas: la de la incansable labor del sector artesano y la de la puesta en marcha de medidas políticas, coordinadas por la Junta. La medida más destacada e impulsora de las siguientes fue la Ley de Artesanía de Andalucía, aprobada en 2005 con el fin de recuperar la importancia cultural, social y económica del sector y de mejorar la situación de los artesanos. A partir de ahí la administración la ha articulado con planes estratégicos, el último respaldado por la   Consejería de Empleo, Empresa y Turismo.

Actualmente, está vigente el II Plan Integral para el Fomento de la Artesanía 2014-2017, con una dotación presupuestaria de 4.900.000 euros.   Entre las acciones que recoge en pro de la modernización y promoción del sector, establece una dotación presupuestaria de c erca de 1 millón de euros para ayudas a empresas artesanas, a asociaciones y federaciones sin ánimo de lucro.   El objetivo es poner en valor los productos artesanos andaluces, promoviendo su difusión y comercialización. Asimismo, fomenta el empleo en la artesanía, promoviendo una mayor representación de la mujer en el sector, impulsando las relaciones de cooperación y el asociacionismo en el sector.

Otra vía estratégica para el apoyo al sector es la identificación geográfica de las Zonas y Puntos de interés artesanal andaluces. En la actualidad, Andalucía cuenta con diez zonas declaradas de interés artesanal con 180 talleres. Y hasta la fecha se ha reconocido a diez talleres con el distintivo “Andalucía, Calidad Artesanal”, una marca colectiva de garantía con reconocimiento oficial en toda la Unión Europea.

¿Qué le compro? Todos los años el mismo dilema, un dilema cuya solución puede estar siendo en estos momentos pintada, modelada o esculpida por alguna de las cerca de mil manos que acarician el arte en nuestra provincia.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha