eldiario.es

Menú

Enclave Rural Enclave Rural

La Escuela de Hostelería de Islantilla, al día en nóminas pero sin programa formativo y con reformas

Los trabajadores están al día en el pago de sus nóminas pero piden que se convoquen las plazas para el curso, que ya debería estar en su ecuador.

Dudan de que antes del verano se pueda tener actividad, dada la cantidad de reformas que precisa el edificio que la alberga.

La Junta dice que está esperando culminar una tramitación que podría estar lista en un plazo de 15 días.

- PUBLICIDAD -
Fachada principal del edificio de la Escuela de Islantilla.

Fachada principal del edificio de la Escuela de Islantilla.

La Escuela de Hostelería de Islantilla no termina de levantar cabeza. Cuando parecía que el pago de las nóminas pendientes a los trabajadores había solventado la situación de esta institución, la inestabilidad ha vuelto a apoderarse de ella y sus trabajadores vuelven a tener serias dudas de que se resuelva de una forma estable el futuro de un edificio que ha formado en su interior a profesionales que han conseguido un 95% de inserción laboral en los últimos veinte años.

A día de hoy, cuando el curso escolar ya debería haber sobrepasado su ecuador, la Escuela no ha convocado el ciclo formativo de este año ni ha sido asumida por la Agencia Pública Andaluza para la Educación y la Formación (Apaef), por lo que no ha podido ser convocado todavía el curso de este año.

Todo parecía solucionado con el paso de la escuela a la Apaef, entidad que la dotaría de presupuesto propio, pero hasta ahora no hay noticias. Lo denuncian, sin dar nombres, los trabajadores, principales afectados de la situación, que lamentan que "lo único positivo" es que los empleados están al día en los cobros de las nóminas, "y nos dicen que tenemos para cobrar febrero", sin que ahora mismo tengan una labor definida ni estén cumpliendo con su trabajo al no tener asignación presupuestaria.

Los trabajadores se limitan a cumplir con su horario, "programar actividades" y despedirse al final de la jornada laboral. "Desde la Delegación de Educación de Huelva sólo nos dicen que están trabajando y que esperan órdenes desde Sevilla", han señalado las mismas fuentes, que lamentan que "no se puede abrir el plazo de inscripción y no se sabe cuándo comenzará el curso".

Entre otras cosas, lamentan que "no se han cubierto ni las bajas ni las jubilaciones, no se ha contratado a los fijos discontinuos, que son la profesora de inglés y alemán, ni al sumiller, y los que quedamos seguimos programando lo que creemos que se dará en el futuro, sin gerente y sin nadie que marque un rumbo".

Reformas necesarias

En el caso de los fijos discontinuos, cada año, al llegar septiembre, se incorporaban a su puesto, una dinámica que se ha repetido durante los últimos diez años. Sin embargo, aunque sus sueldos están presupuestados, ahora no están trabajando. "Argumentan que no hay actividad para llamarles, pero su sueldo está en los presupuestos", dicen los trabajadores.

Por otra parte, han elevado una queja por la situación del edificio, con la necesidad de reparar goteras y distintos trabajos de pintura. Además, la entrada al restaurante está hundida y la verja exterior necesita un arreglo urgente. "Tampoco hay una empresa de limpieza desde julio, sólo hay dinero para la nomina de febrero y luego, incertidumbre", insisten.

La Escuela iba a ser incluida en la Apaef una vez que Educación abonó en enero todas las nóminas pendientes de 2014 a los trabajadores, aunque estos lamentan que esta entidad "está en un limbo del que nadie parece que nos vaya a sacar".

"Se puede arreglar en unos 15 días", dice la Junta

Fuentes de la Junta de Andalucía consultadas por  eldiario.es Andalucía explican que todos los problemas se podrían arreglar en unos 15 días, ya que "se está en espera de un informe preceptivo de intervención sobre ejercicios anteriores. Creen que tardará unos 15 días para que vaya al consejo rector del ISE -ahora Apaef-", dicen las fuentes, que concretan que "el último paso es que función pública autorice su incorporación al sistema y que funcione como un colegio o instituto más".

Con todo, los trabajadores dudan de que el curso escolar comience este año. Si todo se arregla habría que acometer las reformas, y luego empezar. Una fórmula aplicable sería iniciar el curso en abril, por ejemplo, dar vacaciones en agosto y terminarlo en abril de 2016, aunque todo queda en el aire a la espera de saber qué pasa con la financiación global que necesita la institución.

La situación de algunas escuelas que dependen de la Junta no pasa su mejor momento, destacando el de los empleados del Consorcio Escuela del Mármol de Andalucía, ubicado en Fines (Almería), que reclaman el pago de sus salarios, que dejaron de percibir en febrero de 2014 y asciende a once sueldos más tres pagas extras.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha