eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

“Cualquier contrato en pantalla lo firmamos sin leerlo”

El sevillano ha sido galardonado por su tesis doctoral sobre Android y videovigilancia

Ha sido considerada la mejor tesis doctoral nacional por la Sociedad de Ingeniería de Software y Tecnología de Desarrollo de Software, SISTEDES

El investigador desarrolló su tesis entre Rennes, la Universidad de Virginia Tech en USA y Sevilla

- PUBLICIDAD -
José Ángel Galindo, galardonado por SISTEDES a la mejor tesis doctoral en Software

José Ángel Galindo, galardonado por SISTEDES a la mejor tesis doctoral en Software

Tres años y medio de tesis doctoral sobre software móvil entre Rennes y Estados Unidos para acabar siendo galardonado como la mejor investigación del año en materia de software. Es la historia de José Ángel Galindo Duarte, sevillano que actualmente es profesor interino en la Universidad de Sevilla, y que recogerá el próximo 20 de julio en Tenerife el premio a mejor tesis en su materia.

Días después del reconocimiento, Galindo atiende a eldiario.es/andalucía para valorar el reconocimiento, valorar el avance de la telefonía móvil hoy día, y avisar de que la investigación académica fuera de nuestras fronteras es mucho más próspera que en Andalucía.

Primero, ¿Cuál fue su reacción al enterarse del premio y su relevancia? 

Realmente no me lo esperaba, fue algo sobrevenido. Sí es verdad que habíamos tenido algunos reconocimientos aquí dentro de la Universidad de Sevilla y también en Francia, pero en ningún caso me lo esperaba. En primer lugar me quedé un poco sorprendido, hasta que al final salió en la web y pude digerir que era el premiado. Ahí ya la familia se encargó de divulgarlo al resto de familiares y gente que conozco.

La tesis, desarrollada entre Sevilla y Rennes..

Sí, realmente cuando decidir hacer la tesis, empezaba la crisis en España y no había demasiada financiación para hacer una tesis, entonces lo único que conseguí fue una financiación parcial de la Junta de Andalucía, de las Becas Talentia, y me permitió irme a Estados Unidos. Allí cursé el primer año de tesis, en Virginia, y al regresar no me quedó otra que emigrar a Francia. Conseguí entonces armar un convenio de cotutela con la Universidad de Sevilla y la de Rennes, y dar buen fin a la tesis. Al final dos tercios de la tesis sí se ha desarrollado en Francia, y otro en Estados Unidos.

¿Cuántos años terminó siendo el proceso con las escalas cruzando el charco?

Al final fueron tres años y medio.

¿Se nota mucho la diferencia en su área de estudio entre Europa y Estados Unidos? Siempre se habla en películas y libros de Silicon Valley, Palo Alto. ¿Estamos muy lejos de ellos por aquí?

Sí, de hecho la universidad en la que yo estuve, Virginia Tech, es una universidad mediana. Pese a ello, tienen muchísimos más recursos que tienen aquí. Por dar un ejemplo, nada más llegar allí pusieron a mi disposición un supercomputador valorado en 30.000 dólares sin saber si iba a rendir o no. Aquí acceder a estos recursos tan fácil es bastante complicado, sobre todo por el tema de la burocracia. Recursos hay, pero es muy difícil acceder a ellos.

Su profesión sin embargo es considerada como una de las punteras de cara al futuro. ¿Produce eso cierto alivio para usted?

Efectivamente nuestro sector profesional ha tenido muchísima suerte. Todo pasa hoy día por la informática, todas las actividades económicas. Es de las profesiones que menos paro tiene actualmente, y en eso somos muy afortunados de vivir este momento.

La tesis anda relacionada con el sistema Android, los móviles y la videovigilancia. ¿Podría darnos un resumen acerca del tema?

El tema de estudio realmente es como gestionar aquellos productos de software que varían mucho. ¿Qué significa esto? Pues significa que en la práctica en el sistema Android por ejemplo tenemos un sistema operativo funcionando en móviles muy baratos y móviles muy caros. Pues se trata de cómo gestionar esa variabilidad para que funcione igual en móviles baratos y en móviles no tan baratos.

También tiene la tesis un enfoque en la videovigilancia. ¿Como puede influir el software en cámaras para vigilar hogares o establecimientos?

Esto fue la forma de encontrar financiación en Francia, acerca de un problema que se enfrentaban a la hora de tener una cámara de vigilancia en casa y tener que vigilar el vídeo y ver si había un intruso o no. Las condiciones de luz a lo largo del día van cambiando, e incluso el frío o el agua afecta a la visibilidad. Bajo eso, hay ciertos algoritmos que funcionan mejor en unas condiciones y otras en otras. Así, imagina que tenemos un algoritmo para detectar a las personas que entran de noche en nuestra casa, y otros para el día. Cómo poder adaptarnos dinámicamente a cada caso era el objetivo de esta parcela de la tesis. 

¿Cómo se le presenta el futuro? ¿Su horizonte es la enseñanza universitaria?

Sí, a mí me gustaría continuar en el entorno académico pero si es verdad que mi intención al salir fuera siempre fue regresar a Andalucía e intentar ayudar a mejorar la Comunidad Autónoma dentro de lo que puede ayudar una persona, pero la verdad es que lo que me he encontrado es que la situación es más precaria, hay menos dinero asignado a investigación, y esto presenta otro tipo de retos al frente para conseguir algo más de estabilidad y poder centrarme en contribuir. 

Estamos en época de la realidad virtual apareciendo, la realidad mixta, móviles con ocho digas de RAM. Sin embargo para usos diarios los móviles no paran de ser más accesibles. ¿Cree que estamos mucho más cerca a nivel usuario de tener un móvil decente por menos precio?

Totalmente de acuerdo. Gracias a la manufactura y al código abierto del sistema Android permite que empresas pequeñitas puedan desarrollar productos que si bien no son muy punteros permiten que cualquier usuario medio pueda acceder a un móvil que cumpla sus expectativas sin ningún tipo de problema. 

Hay gente incluso que se atreve a decir que a día de hoy llegamos a usar más el móvil que el propio ordenador. Desde su perspectiva, ¿cree que estamos en un momento dónde con un móvil podemos hacer todo lo que hacíamos con un ordenador?

Yo creo que quizá no estamos todavía en ese punto, pero sí nos acercamos cada vez más. Habrá un punto de convergencia, donde salvo labores muy especializadas y específicas o nichos de mercado muy particulares la gran mayoría de personas sí podrían gestionar todas sus tareas con el teléfono. Conectándolo a una pantalla más grande o con otro tipo de entrada adaptada al usuario pero creo que sí. 

Mirando un poco su curriculum académico en la Universidad de Sevilla, imparte asignaturas que abarcan el asunto de los algoritmos. El posicionamiento web, el SEO, aparecer lo más arriba en Google ya es clave para casi todo el mundo. ¿Estamos ya muy condicionados por los algoritmos? ¿Producimos en Internet ya como debemos y no como queremos?

Quizá el diseño de los algoritmos de Google sí esté condicionando en alguna manera la elaboración de contenidos para condicionarla a que tenga más visibilidad. Si es verdad que si hacemos cualquier tarea y no tiene visibilidad en Internet es como si no la hubiéramos realizado prácticamente, y quizá ahí podemos ver algún caso de caciquismo casi por algunas de las grandes empresas. Tanto Google como Facebook promocionan que la gente intente aparecer lo máximo posible, y así adaptarse a sus patrones. 

¿Se ha democratizado un poco esto del posicionamiento y Google? Hace unos años era  cosa de informáticos, ahora infinidad de academias dan cursos para todo tipo de perfiles.

Efectivamente, ya es algo básico. Antes quedaba relegado a expertos en informática y ya es para todo el mundo. Esto tiene la parte positiva de que todos podemos pelear por aparecer en los primeros puestos de las búsquedas aunque también nos condiciones como hemos comentado antes.

Aprender informática desde pequeños

Yendo a los niveles más básicos de la educación, ya en escuelas desde muy pequeños enseñan lenguajes de programación informática. ¿Imaginaba algo así hace unos años?

Creo que efectivamente se está haciendo un avance grandísimo, y es muy importante que los niños desde pequeños aprendan a programar. Actualmente estamos de hecho estamos dirigiendo una tesis a unos compañeros en Latinoamérica, en Ecuador, que tratan de alcanzar a aquellas personas que no han tenido acceso a ordenadores a través del lenguaje de programación, inicialmente orientado para niños, para que personas del ámbito rural en Ecuador puedan aprender a manejarse en un entorno digital como el que vivimos hoy en día. Esto es un avance muy importante. 

Y además enseñar jugando. La programación siempre le ha dado miedo al usuario medio…

Efectivamente, los avances en el cambio de la educación para enseñar a programar han sido grandísimos y lo más ilusionante es que no paran de mejorar y crecer.

Volviendo a Google, en caso como el de usted que trabaja conforme a este sistema, ¿tiene cierto miedo a que Google acabe como Apple y acabe cerrando su sistema y evitando sus modificaciones?

En Android hay dos visiones. Por una parte es un sistema operativo abierto, o de código abierto mejor dicho, pero las decisiones de negocio son tomadas por Google de manera unilateral. Eso por una parte ha posibilitado que cualquiera pueda adaptar el sistema operativo, y tenemos así versiones 100% libres, y a su vez esto permite que la amplia mayoría de las personas se terminen atando al ecosistema de Google, que es donde ellos encuentran su negocio, claro.

¿Y hasta que cierto punto Google puede controlarte? A veces sabe hasta la distancia a casa o cuando se coge un avión…

Sí, la cantidad de información que tiene Google sobre nosotros es enorme, y la única forma de poder luchar contra esta situación ser consciente de ello es con educación. Esto podría perfectamente enlazar con el tema de la educación en programación y ciencias de la informática con niños. Tenemos que ser siempre conscientes de todo lo que compartimos y con quien lo compartimos. 

Pero al final terminamos cayendo. Las condiciones de uso de los servicios casi nunca se leen…

Estamos acostumbrados a aceptar cualquier contrato que nos estén ofreciendo en pantalla sin leerlo, y eso tiene contraindicaciones que a la larga terminan por poder acceder a nuestra localización o saber donde viajar. Es muy peligroso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha