eldiario.es

Menú

Las contradicciones del Partido Popular

Los populares celebraron este domingo un mitin en Gran Canaria en el que Mercedes Roldós, candidata al Cabildo grancanario, dijo en su intervención una cosa y Soria la desacreditó instantes después

El ministro compara la corrupción de su formación con "un gol en propia puerta" que no debe desanimar "a los aficionados"

Soria y Navarro lamentan el victimismo de Rivero con Madrid, pero sin embargo siguen hablando de la herencia recibida de Rajoy del PSOE

Cardona pone de nota a sus cuatro años de mandato en Las Palmas de Gran Canaria un "notable alto"

- PUBLICIDAD -
José Manuel Soria, Juan José Cardona, Mercedes Roldós y Australia Navarro en el mitin celebrado en Infecar (ALEJANDRO RAMOS)

José Manuel Soria, Juan José Cardona, Mercedes Roldós y Australia Navarro en el mitin celebrado en Infecar (ALEJANDRO RAMOS)

La época de campaña electoral es el momento en el que los partidos políticos bombardean a los ciudadanos con numerosos mensajes para convencerlos y lograr conseguir el voto. Esto ocasiona que a lo largo de estas dos semanas a veces los aspirantes a gobernar manden mensajes confusos y que se contradicen, algo que puede ocurrir en los numerosos actos que se celebran a lo largo de estos días, aunque el Partido Popular lo hizo este domingo en un mitin de una hora y cuarto celebrado en Las Palmas de Gran Canaria.

Infecar estaba repleto con guaguas empapeladas con las caras de sus candidatos llegadas de todos los puntos de la isla. Era fácil saber quién venía de Telde ya que en el vehículo estaba el cartel electoral con la cara de Mari Carmen Castellano tanto en la parte delantera como la trasera, lo mismo ocurría con los vecinos llegados desde Agaete, con una guagua con la cara de María del Carmen Rosario por todos los rincones. Ya en el recinto ferial, abarrotado, los asistentes, con mucho público de la tercera edad, esperaban ansiosos por la llegada de los políticos mientras un animador nombraba y preguntaba por los vecinos de cada uno de los municipios de la isla. Así hasta que a las 11.30 en punto sonó el himno del Partido Popular a todo volumen por los altavoces y aparecieron Juan José Cardona, María Australia Navarro, Mercedes Roldós y Asier Antona, tras el paso firme del gran líder, José Manuel Soria, quien parecía George Clooney en Ocean's Eleven cuando entraban a los casinos.

La emoción de los asistentes era enorme, a algunos incluso se les ponían los ojos llorosos por el hecho de saludar al ministro de Industria, orgullo para todos los populares canarios (Soria para su partido en Canarias es lo que Neil Armstrong en la NASA, el hombre que llegó a la Luna, a ser ministro de Rajoy). Cuando por fin se acomodaron en primera fila, saltó en la pantalla el vídeo de la campaña del PP nacional. El momento culmen fue cuando apareció la bandera española y todos aplaudieron ante el símbolo nacional.

En el acto se guardó un minuto de silencio (en realidad fue menos tiempo, tal vez 30 segundos) y fue abierto por Juan José Cardona, quien justificó la ausencia de Rajoy porque se fue a Sevilla a realizar "el ejercicio de su servicio". El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria hizo un recorrido de su gestión y puntuó su trabajo con un "notable alto", aunque ahora llega el examen en el que los votantes pondrán la nota final. El político aruquense es consciente de que repetir la mayoría absoluta de 2011 va a ser complicado. Por ello ha pedido a los asistentes el voto y que trabajen para que él logre repetir la alcaldía sin la necesidad de pactos y de esta forma evitar que las oficinas del Metropole vuelvan a ser "el hotel de los líos", porque da por seguro que los demás partidos pactarán "para echarnos". La gran promesa de Cardona fue asegurar que su equipo de gobierno tiene fortaleza suficiente para sacar a la gente del paro y traer "el pleno empleo" a la capital grancanaria. También dijo que Las Palmas de Gran Canaria era una "ciudad desorientada y desgobernada" con el PSOE y que había "perdido el pulso", pero que ahora la capital "vuelve a latir y muestra su fortaleza". No se fue el alcalde sin dorarle la píldora a Soria, a quien definió como "el mejor ministro de Rajoy", mientras que de Australia Navarro dijo que tenía "la experiencia y el conocimiento para ser la próxima presidenta del Gobierno de Canarias".

Tras él llegó el turno de Mercedes Roldós, la opción al Cabildo de Gran Canaria para los populares. La política tuvo la intervención más corta de las cuatro, apenas cinco minutos que los comenzó pidiendo un aplauso a Rajoy quien no estaba presente porque en ese momento cumplía con su obligación "como siempre". Roldós aseguró que quiere "aprender" del presidente del Gobierno de España porque "antepone a los que están sufriendo y padeciendo" además de haber "salvado al país del desastre y la quiebra de la que el PSOE nos ha metido". Roldós, que se lamentaba instantes antes por la herencia socialista, saltó diciendo que no quería una Gran Canaria "víctima en la confrontación" sino una Gran Canaria "líder que confíe en sí misma", en clara alusión a José Miguel Bravo de Laguna y su leitmotiv de campaña, aunque este argumento fue desacreditado más adelante en la intervención de Soria. La candidata al Cabildo también recalcó que su equipo se marca el objetivo de conseguir que Gran Canaria sea la isla "más atractiva de Europa" para la creación e inversión en el empleo y que el equipo popular del Cabildo (hasta hace unos meses leal al defenestrado José Miguel Bravo de Laguna) "ha hecho un buen trabajo" que permite tener "las bases sólidas" para que la isla "crezca".

María Australia Navarro en su intervención en un mitin celebrado en Infecar (ALEJANDRO RAMOS).

María Australia Navarro en su intervención en un mitin celebrado en Infecar (ALEJANDRO RAMOS).

Después de este breve monólogo apareció en la gran pantalla el vídeo de campaña de María Australia Navarro y tras él sonó por los altavoces una versión de Don't Stop de Fleetwood Mac (canción que se pudo escuchar varias veces en el acto) a la vez que la candidata al Gobierno canario subía al atril. Lo primero que hizo fue pedir a los candidatos de los 21 municipios de Gran Canaria y a Mercedes Roldós que la respaldaran en su intervención. Mientras Navarro hablaba (vino el jefe de prensa de María del Carmen Hernández Bento, Juan Santana, a advertirle de que tapaban la pantalla, a lo que Navarro respondió que "da igual") los demás políticos escuchaban atentamente a las palabras de la que, en su opinión, será la primera presidenta del Gobierno canario. Lo primero que hizo fue agradecer el "apoyo constante" de José Manuel Soria. La política grancanaria espera que los votantes digan "basta ya" y "no" a la "mala gestión" y el "mal funcionamiento" del gobierno socialista y nacionalista que preside en la actualidad Canarias.

"Yo no me resigno, no me quedo quieta, me niego a que Canarias sea líder en desempleo, líder en pobreza y líder en listas de espera sanitarias" o que tenga los servicios sociales "más ineficaces" de España y tampoco cuente con una educación de calidad, ha dicho Navarro. La candidata repitió, como lleva diciendo todos los días de la precampaña, que con ella de presidenta las listas de espera sanitarias desaparecerán y prometió bajar el IGIC y suprimir los tributos de sucesiones y donaciones; aparte de derogar la ley turística canaria porque "frena inversiones", acometer infraestructuras necesarias como la IV Fase de la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria o la carretera de La Aldea o derogar la Cotmac. Concluyó su intervención diciendo que el empleo llegará y pidió el voto tanto para ella ("quiero ser la primera mujer presidenta de Canarias") como el resto de candidatos porque son personas "serias, honestas y responsables". Incluso logró sacar a alguno de los asistentes lágrimas.

La política y el fútbol

 El ministro de Industria, José Manuel Soria, y la candidata del PP a la Presidencia del Gobierno de Canarias, Australia Navarro, durante el mitin que este partido celebró en Las Palmas de Gran Canaria. (EFE/Elvira Urquijo A.)

El ministro de Industria, José Manuel Soria, y la candidata del PP a la Presidencia del Gobierno de Canarias, Australia Navarro, durante el mitin que este partido celebró en Las Palmas de Gran Canaria. (EFE/Elvira Urquijo A.)

Cerró el acto el presidente del Partido Popular de Canarias, José Manuel Soria. Nada más subir al atril el resto de candidatos, que habían estado de pie durante la intervención de Australia Navarro, se sentaron en el suelo del escenario, metáfora de que el que manda es Soria y que cuando él habla los demás tienen que escuchar . El ministro, que realizó una intervención de más de media hora, comenzó hablando de Rajoy, quien tenía que cerrar el mitin y que estaba en Sevilla porque "hizo lo que cualquier persona responsable habría hecho en su lugar". No obstante, Soria fue portavoz de los dos mensajes que el político gallego dejó para los grancanarios. El primero que "siempre ha estado con el PP de Canarias y Gran Canaria" y que Cardona, Roldós y Navarro ganarán en las elecciones ( igual que dijo en su mitin de Tenerife con Domínguez, Tavío y Alarcó). Soria tomó el ejemplo del fútbol para realizar una metáfora sobre el Partido Popular y la corrupción (a la que no nombró en ningún momento aunque después con los periodistas sí que reconoció que se refería a ella) al admitir que su partido a veces ha encajado "goles en propia puerta". Hay quien se "cabrea" con su partido porque "cuando ibas ganando el partido te empatan, te meten un gol o hasta te lo metes en propia puerta", reconoció el grancanario. "Pero por perder un partido, o dos, o tres, ¿eso significa que vamos a cambiar de equipo? No podemos cambiar de equipo porque este equipo es estupendo y vamos a ganar la final", dijo, ante la atenta mirada del imputado Francisco González y la acusada María del Carmen Castellano.

Siguiendo con el símil futbolístico el líder popular aseguró que en las próximas elecciones su formación quiere "ganar toda la quiniela" porque van a hacer "la apuesta para ganarla", y recordó que las encuestas en las que su partido no sale ganador no son más que "la fotografía de un instante determinado". Para el ministro "no hay sondeo definitivo" hasta el 24M, ya que en mayo de 2011 las encuestas daban al PP como tercera fuerza política en Canarias y fue la más votada en las elecciones autonómicas. Soria apostó porque Cardona dé "otros cuatro años más de prosperidad" a la capital y que Roldós pueda seguir gestando las bases del proyecto de Gran Canaria. Una Roldós a la que desacreditó, ya que si la candidata había dicho que no quería un proyecto basado en el victimismo, el ministro criticó durante su intervención que Canarias prohibiera la construcción de más hoteles de cuatro estrellas, lo que "perjudicó a la isla de Gran Canaria". Aparte, también la desacreditó al sacar a pasear la bandera de la Fuente Luminosa, la que se instaló durante su mandato en el Cabildo de Gran Canaria para reclamar la importancia de la isla en Canarias y que fue recuperada por José Miguel Bravo de Laguna. Para Soria la instalación de esta bandera molestó a los demás partidos "porque no se les ocurrió a ellos". Y es que el eterno líder de los populares en Canarias alertó a los asistentes que si no gana el PP en el Cabildo "cabe el riesgo de volver a las andadas" y recriminó la "superioridad moral de la izquierda", quien desde su punto de vista es una "máquina de hacer desempleo" y que hacen de la cultura "su patrimonio", pero que sin embargo, lo "primero" que hizo José Miguel Pérez al llegar al Cabildo grancanario tras el mandato de Soria fue "cargarse" la Compañía de Danza Clásica de Gran Canaria, la cual fue creada por el PP y "la izquierda no soportó".

El ministro también está confiado en que Navarro será la primera mujer presidenta de Canarias y censuró al Gobierno de Rivero, que "en vez de hacer lo que ha hecho Rajoy de sacar adelante esto han dicho que la culpa la tiene Madrid, de todo Madrid". "¿Qué es lo que ustedes han hecho para sacar a Canarias de los índices más altos de pobreza y desempleo?", cuestionó el exvicepresidente del Gobierno canario, quien afirmó que la candidata popular va a crear "las condiciones necesarias para que quienes tienen que crear empleo lo hagan", que son los autónomos, empresarios y emprendedores "que en Canarias no faltan" y "tienen muchas ideas y mucha capacidad".

Antes de cerrar su intervención y de que volviera a sonar  Don't Stop, Soria explicó que en Tenerife Rajoy les contó a él, Hernández Bento, Navarro y Antona que en el G-20 pasaron de pedirle en junio de 2012 en México que se acogiera al rescate a decirle en octubre de 2014 en Australia que sería "uno de los cuatro líderes mundiales que explicaría cuál es el proceso de reforma que ha usado para revertir la situación de desastre en la que nos habían dejado el partido socialista".  "No ha pasado la crisis, pero lo peor ha pasado", sostuvo, pero avisó que "esto puede tener una marcha atrás, aplicando las políticas socialistas que nos llevaron a esta situación".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha