La portada de mañana
Acceder
La ley de vivienda cumple un año: los expertos dan soluciones a la falta de pisos
El PSOE da por desactivado el desgaste de la amnistía tras el éxito electoral en Catalunya
Opinión - El suicidio de Europa. Por Rosa María Artal

España sigue con su idilio asiático: 13 años después, vuelve a las ‘semis’ de una Copa del Mundo

Ricky Rubio lideró este martes a la selección española de baloncesto.

Iago Otero Paz

Shanghái —

Asia es el continente fetiche de la selección española de baloncesto. Tras ser campeona del mundo en Japón y plata olímpica en Pekín, España ha alcanzado por segunda vez en su historia las semifinales de la Copa del Mundo después de vencer este martes en Shanghái a Polonia (90-78). Ricky Rubio, con 19 puntos, nueve rebotes y cinco asistencias, lideró al equipo, que ya viaja a Pekín para enfrentarse el viernes al ganador del Australia – República Checa que se juega este miércoles en el Oriental Sport Center sanghaiano.

El inicio fue bastante igualado hasta que España pudo despegarse siete puntos (16-9 tras triple de Rudy Fernández), pero los triples de Koszarek y de Kulig empataron el encuentro a falta de un minuto, concluyendo el periodo 22-18 para los españoles. El segundo cuarto comenzó con los polacos acercándose a dos tras cinco puntos consecutivos de Sokolowski, uno de ellos tras un triple después de una gran asistencia de Balcerowski (25-23). Polonia llegó a ponerse a uno tras un triple del bético Slaughter, pero seis puntos consecutivos de Juancho Hernangómez y tres de Rudy Fernández pusieron la mayor diferencia hasta el momento (38-28 a falta de 5:53 para el descanso), lo que obligó a Mike Taylor a parar el encuentro. Polonia reaccionó e hizo que Scariolo también tuviera que pedir tiempo muerto, pero a la vuelta del mismo apretó más el marcador y se puso a tan solo dos puntos (39-37), aunque un triple de Rudy Fernández y un 2+1 de Marc Gasol volvieron a dar oxígeno a España (45-37 a 1:47 para el descanso). Al final de la primera parte España pudo irse con una ventaja de cinco puntos (46-41).

Tras la vuelta de vestuarios, España logró despegarse (56-44 a 7:25 para el final del periodo) después de dos triples consecutivos de un efectivo Rudy Fernández (5/5 desde esta distancia en el partido). A la vuelta del tiempo muerto de Taylor, el combinado español se atascó y fue aprovechado por Polonia para acercarse a ocho tras cinco puntos consecutivos de Kulig y dos de Slaughter (62-54). Continuó Polonia apretando y cuatro puntos consecutivos de Sokolowski obligaron a Sergio Scariolo a parar el encuentro (65-58 a 1:23 para el final). Una canasta de Oriola cerró este periodo, comenzando el último con los españoles nueve arriba (67-58).

El definitivo cuarto arrancó con un 3+1 de Slaughter para acercar a los polacos 67-61, pero Willy Hernangómez se echó el equipo a la espalda con siete puntos consecutivos (76-65).Tras un triple de Slaughter y una penetración de Waczynski, Polonia se puso a cuatro puntos (76-72), aunque la reacción fue apagada por un 3+1 de, cómo no, Willy Hernángomez (79-72 a falta de 5:22 para el final del encuentro). Dos triples seguidos de Ricky Rubio significaron el 85-72 con 3:21 para el final. España ya acariciaba las semifinales y Scariolo dio entrada a Quino Colom, Xavi Rabaseda y Javier Beirán, los tres jugadores menos habituales. Al final, 90-74 y billete a Pekín.

En el otro partido disputado este martes, Argentina ha dado la sorpresa al eliminar a Serbia por 95-85 en un gran encuentro de Facundo Campazzo (18 puntos, seis rebotes y 12 asistencias) y Luis Scola, que con 39 años ha sido también vital para que los suyos alcancen los cuartos de final (20 puntos, cinco rebotes y dos asistencias). Con este resultado a España le basta una victoria de Estados Unidos (se enfrenta a Francia) o Australia (se enfrenta a República Checa) para clasificar a los Juegos Olímpicos como una de las dos mejores selecciones europeas del torneo.

Etiquetas
stats