eldiario.es

Menú

''Le dijeron que iba en misión humanitaria y lo llevaron a una guerra''

CONCEPCIÓN LÓPEZ, ABUELA DEL CABO CRISTO ANCOR CABELLO, FALLECIDO EN AFGANISTÁN

- PUBLICIDAD -

Concepción López, la abuela del cabo Cristo Ancor Cabello Santana, natural de Las Palmas de Gran Canaria y perteneciente al Regimiento de Infantería Ligera Soria 9 de Fuerteventura, que falleció este miércoles después de que su vehículo pisara un artefacto explosivo en las proximidades de Herat, en el oeste de Afganistán, afirmó que a su nieto "le dijeron que iba en misión humanitaria y le llevaron a una guerra".

Imagen del militar fallecido (Captura de Hi5)

Imagen del militar fallecido (Captura de Hi5)

"Dios mío, mi nieto, mi hijo porque lo crié yo. Es un niño de lo mejor. Le obligaron, le dijeron que iba en misión humanitaria y le llevaron a una guerra", exclamó a los medios de comunicación López entre lágrimas, acompañada por su marido también muy emocionado en la entrada del domicilio familiar ubicado en la calle Teobaldo Power número 43 en el barrio de Escaleritas en la capital grancanaria.

La mujer, que precisó asistencia sanitaria al estar rota de dolor tras conocer la noticia, comentó que Cabello Santana "venía en abril" tras estar en Afganistán.

Durante la jornada se vivieron momentos emotivos entre familiares y amigos que se acercaron hasta la vivienda, así como militares amigos del cabo del contingente español fallecido que quisieron expresar sus condolencias a la familia.

Un amigo de Cristo Ancor Cabello Santana, Aridane Coronet, le describió como "un chico normal, gente humilde y normal". "No me salen las palabras, lo siento", añadió el joven, que dijo acompañar en el sentimiento a la familia.

Con un hijo recién nacido

En los mismos términos se expresó Alexanco Martín, que regenta una peluquería cercana, y que describió a su vecino y cliente durante los últimos siete años como un "muy buen chico". "Es mala suerte, me enteré esta mañana, le vi antes de marcharse para allá y nos quedamos fríos hoy cuando nos enteramos. Es un palo grande para todo el barrio porque es un chico joven de 25 años de edad y con un niño recién nacido que no tiene ni el año todavía", aseguró Martín, que añadió que "se dice que en 20 días estaba aquí y le relevaban".

Igualmente, el presidente de la asociación de vecinos Avesca, Juan Bolaños, se puso a disposición de la familia a quienes ofreció total colaboración. "La asociación de vecinos va a estar siempre con ellos", indicó, al tiempo que subrayó que la familia del fallecido "está destrozada".

Los vecinos de la zona expresaron su pesar ante la muerte del joven, suceso que ha caído "como un jarro de agua fría", según expresaron algunos de ellos que prefirieron guardar el anonimato. "Es una pena, esta familia es buena gente y el chico ha tenido mala suerte", manifestó una anciana, que reconoció que se enteró por la televisión.

Durante el día, algunos soldados enviaron mensajes tranquilizadores a sus familias en el archipiélago, en los que les decían que un compañero había fallecido, pero que ellos estaban "bien".

El cabo Cristo Ancor Cabello Santana, natural de Las Palmas de Gran Canaria y de 25 años, había ingresado en el Ejército de Tierra en 2003. Pertenecía a la especialidad fundamental de Infantería Ligera y se encontraba destinado en el Regimiento de Infantería Ligera Soria 9, con base en Fuerteventura.

Seguridad

Según Defensa, tras sufrir el ataque en Afganistán, los seis tripulantes del vehículo fueron inmediatamente trasladados al hospital de Role 2, donde falleció el cabo.

El Mando de Operaciones recibió a las 09.30 hora local (las 07.00 hora peninsular española) la información de que un vehículo de la Task Force Fuerteventura había pisado un artefacto explosivo improvisado (IED) en las proximidades de Syah Washan, cerca de Herat.

El Departamento que dirige Carme Chacón explicó que el vehículo formaba parte de una sección que realizaba una patrulla de reconocimiento y seguridad, con la misión de "hacer presencia" y desmantelar "check points" ilegales en el distrito Pasthun Zarghun, al este de Herat.

La configuración de la patrulla -nueve vehículos blindados BMR, un vehículo táctico VAMTAC y un camión de recuperación de vehículos-, pretendía "garantizar la máxima seguridad". Incluía, entre otras, las capacidades de reconocimiento y desactivación de explosivos, apoyo aéreo táctico y role 1.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, trasladó este miércoles su "apoyo y afecto" a la familia del cabo Cristo Ancor Cabello Santana y viajará esta tarde al país asiático para supervisar personalmente la repatriación del cadáver.

Chacón explicó en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz que este miércoles por la mañana una llamada del jefe del Estado Mayor para la Defensa para informarle del ataque sufrido por el contingente español en Afganistán en el que, además del cabo fallecido, sufrieron heridas leves otros cinco militares.

En este punto, quiso trasladar su "apoyo y afecto" y el de toda la sociedad española a la familia del cabo fallecido. "Ha muerto por trabajar en una misión tan compleja, dura y arriesgada como la de Afganistán", reconoció.

La ministra viaja este mismo miércoles por la tarde al país asiático para acompañar al cadáver del cabo hasta España. Precisamente, la ministra visitó el país asiático la semana pasada en un viaje de dos días en el que tuvo oportunidad de reunirse con las tropas españolas de la Base de Herat, en cuya base se produjo este miércoles el atentado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha