eldiario.es

Menú

Desactivado en Logroño un coche bomba con 60 kilos de explosivos

ETA COLOCA EL VEHÍCULO EN PLENO CENTRO DE LA CAPITAL RIOJANA

- PUBLICIDAD -

ETA intentó perpetrar durante la noche del domingo un nuevo atentado con la colocación de un coche-bomba, cargado con 61 kilos de amonal, frente a la delegación del Ministerio de Defensa en Logroño, pero el artefacto fue desactivado por los Tedax al fallar el mecanismo de ignición. Según datos del Ministerio del Interior, desde la ruptura formal del alto el fuego han sido detenidos 27 terroristas, neutralizados cinco intentos de atentados por parte de la banda e intervenidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado más de 600 kilos de explosivos, sin contar los de Castellón.

Un comunicante anónimo que dijo hablar en nombre de ETA, llamó al diario Gara, alrededor de las 23.10 horas del domingo, alertando de la colocación de un explosivo en la delegación del Ministerio de Defensa de Logroño, y de que haría explosión veinte minutos después. A raíz de la llamada, las Fuerzas de Seguridad establecieron un dispositivo habitual de seguridad en la zona, donde se produjo una pequeña explosión que apenas causó daños, a las 23.25 horas aproximadamente, en el interior de un Ford Fiesta que había sido robado en Francia el pasado día 3 de septiembre.

La pequeña deflagración que produjo la explosión puso en alerta a las Fuerzas de Seguridad, que advirtieron de que podría tratarse de una bomba-trampa y de que, por tanto, podría haber más explosivos, hecho que confirmaron poco después al realizar un examen visual del vehículo. En la parte trasera del vehículo, que tenía matrículas falsas y que habían sido troqueladas con un aparato robado en Francia en 2002, hallaron dos ollas grandes de tipo industrial y una garrafa que contenía líquido combustible.

Sin embargo, el artefacto, que contenía una cantidad importante de explosivo, aunque de "tamaño medio" respecto a otras acciones que ETA ha llevado a cabo, no estalló porque falló el cordón detonante.

"Absoluta condena"

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, expresó "su más absoluta condena" por el intento fallido de los terroristas de atentar, al tiempo que advirtió a los violentos de que lo único que van a conseguir con estas acciones es ir a la cárcel. Tras felicitar a las Fuerzas de Seguridad, y en concreto a los TEDAX, por su "extraordinaria pericia" a la hora de desactivar los explosivos, reiteró que este nuevo ataque "no va a afectar al Estado de Derecho ni a la unidad de los demócratas".

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, lamentó el "paréntesis" de tiempo en el que "ETA ha podido volver a organizarse" y reclamó "firmeza para aplicar el Estado de Derecho", ilegalizar a ANV y volver al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, por su parte, aseguró que la respuesta del Ejecutivo ante ETA seguirán siendo la unidad de los demócratas, la eficacia policial y el rigor en la aplicación de la Justicia.

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, advirtió de que la banda intentará golpear "con dureza" de nuevo, por lo que pidió la unidad de todos los partidos democráticos sin "ambigüedades" ni "el doble lenguaje que algunos usan después de cada atentado". Desde el PP, su presidente, Mariano Rajoy, celebró que ETA "no haya tenido acierto" en el atentado fallido, al tiempo que pidió a José Luis Rodríguez Zapatero que "sea firme de verdad" y defienda a quienes han defendido la bandera de España y, en particular, a los militantes del PP en el País Vasco".

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, reclamó un nuevo pacto antiterrorista "sin exclusiones" y "sin atajos" que aglutine a todos los partidos democráticos y "sin esperar" a que se produzca un "incremento" de los atentados de ETA.

"Sinrazón total"

El Gobierno Vasco también condenó "con rotundidad" el atentado fallido en un comunicado, en el que además expresa su convencimiento de que ETA "no tiene más porvenir que el abandono de la violencia y su desaparición". Para el Ejecutivo de Vitoria, colocar un coche cargado de explosivos en una calle de Logroño "demuestra la sinrazón total y la falta de toda realidad en la que vive ETA", organización que define como "una rémora del pasado que se niega a desaparecer, como le exige la sociedad vasca".

La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) mostró también su "total y absoluta condena" por el fallido atentado de ETA y anunció que estudia personarse como acusación popular en las diligencias penales que se abran en relación con este incidente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha