eldiario.es

Menú

Soria pasa de un pequeño chalet a una mansión de más de 1,2 millones

POR EL CAMINO QUEDÓ EL FAMOSO ALQUILER DE JAVIER ESQUÍVEL

- PUBLICIDAD -

No ha pasado desapercibida la mejora inmobiliaria de José Manuel Soria en los últimos años. Desde que fuera elegido alcalde, por primera vez, de Las Palmas de Gran Canaria en el año 1995, el dirigente conservador ha pasado de residir en una amplia vivienda de clase media en la calle Goya, en Tafira Alta, a un superchalet prácticamente en la misma zona, una de las más valoradas de toda la isla, conocida como Los Lagares.

Entre medias, otra gran casa, ésta en régimen de alquiler y en Santa Brígida, por la que el líder popular tendrá que responder judicialmente, toda vez que en las cuentas oficiales de su casero, Javier Esquível, no aparece pago alguno de los Soria, tras 19 meses habitando la vivienda en cuestión.

Una de las empresas de los hermanos Esquível, Promotora de Recursos Eólicos, fue defendida por Soria en un consejo de la Autoridad Portuaria, circunstancia que éste negó ante una comisión parlamentaria, por lo que también ha sido denunciado.

Soria, de 50 años, y su mujer, María del Carmen Benítez, a nombre de quien está el impresionante chalet, adquirieron su actual residencia en el año 2005, siendo Soria ya presidente del Cabildo de Gran Canaria, cargo al que accedió en 2003.

La mansión posee una cimentación de estructura metálica realizada por Cimentaciones Archipiélago, que al mismo tiempo realizaba la ampliación del Cabildo. Con una apariencia absolutamente cuidada y de extrema calidad, dos plantas se levantan desde un trabajado césped.

Planta baja

El piso bajo encierra, siempre de acuerdo con el proyecto de obra presentado inicialmente, con 182,45 metros útiles, sobre los 201,50 construidos. Esa primera planta cuenta, además, con una terraza de 76 metros.

Fuera, en la enorme parcela al aire libre puede disfrutarse de una gran piscina. Un comedor y una sala de estar de 25 metros cada uno, una cocina y office también de 15 metros cada uno, un hall de 12 metros, un despacho de 20 y un salón de 55 metros completan la parte baja de la residencia.

Planta alta

La planta alta es algo menor en extensión, con 130,15 metros útiles sobre 148,30 construidos. Parte de un hall de 9 metros, tres dormitorios (18, 15 y 13 metros) con sus respectivos baños (9,6 y 7 metros) componen esa segunda altura. La terminan otra terraza de 25 metros y la joya en cuanto a distribución: un vestidor de 35 metros.

En total, la finca se expande hasta alcanzar los 1.200 metros cuadrados, con una piscina de diseño que apenas cubre la gran parcela exterior, recubierta del cuidadísimo césped que separa al edificio de una larga y alta valla blanca que, a modo de muralla, impide las distracciones y molestias exteriores.

Una finca que José Manuel Soria compró con la edificación en ruinas y que tuvo que derruir para luego construir su actual domicilio. El precio que se pedía por su venta en 2005 era de 120 millones de pesetas. Soria, dentro de la cantidad a pagar, incluyó como permuta su anterior residencia, cuya valoración de entonces podría estar en torno a los 60 millones de pesetas. Derribar la vieja casa y levantar la nueva pudo salirle a la pareja Soria-Benítez por unos 110 millones de pesetas.

Con estas cifras, y restando la vivienda entregada, el matrimonio Soria debe hacer frente a una letra mensual cercana a los 5.100 euros, es decir, casi 850.000 pesetas cada 30 días, en el cálculo de una hipoteca a amortizar en 30 años. Cantidades a satisfacer para vivir y disfrutar de una de las zonas más caras y nobles de Gran Canaria, y en un chalet que se levanta imponente, llamativo y marcial. Un auténtico palacio.

Cabildo, Parlamento, consejos, dietas...

José Manuel Soria recibe, aproximadamente, 5.000 euros mensuales como presidente del Cabildo de Gran Canaria, más unos 2.600 cada mes del Parlamento de Canarias, atendiendo a dietas por asistencia a sesiones plenarias, comisiones de investigación y unos 1.800 euros que, cada mes, recibe de su grupo, el PP, dinero éste que desembolsa la Cámara a cada formación. También cobra dietas por asistencia a los consejos de administración de la Autoridad Portuaria, unos 8.000 anuales, y del Polígono de Arinaga, que le reporta unos 800 durante los doce meses. Así, el presidente de los populares canarios se coloca en torno a los 110.000 euros anuales brutos, al menos, que dejan un sueldo al mes de 9.166 euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha