eldiario.es

Menú

La Fiscalía abre diligencias contra el 'Drag Sethlas' por un presunto delito contra los sentimientos religiosos

La actuación de Borja Casillas ha sido denunciada por la denominada Asociación de Abogados Cristianos

111 Comentarios

- PUBLICIDAD -
'Drag Sethlas', con la fantasía '¡Mi cielo yo no hago milagros. Que sea lo que Dios quiera'. EFE/Elvira Urquijo

'Drag Sethlas', con la fantasía '¡Mi cielo yo no hago milagros. Que sea lo que Dios quiera'. EFE/Elvira Urquijo

La Fiscalía Provincial de Las Palmas ha incoado diligencias de investigación penal contra el Drag Sethlas, Borja Casillas, cuya actuación durante la gala celebrada la pasada semana en el Parque de Santa Catalina de la capital grancanaria ha sido denunciada por la denominada Asociación de Abogados Cristianos.

Casillas ganó el concurso el pasado lunes 27 de febrero con la máxima puntuación del público y de dos de las tres mesas del jurado. Llegó literalmente vestido como una imagen de la Virgen con una fantasía titulada  como  ¡Mi cielo! Yo no hago milagros, que sea lo que Dios quiera. Después de quitarse el atuendo completo y crucificarse como Jesucristo, terminó siendo un Cristo resucitado con su corona de espinas y su lanzada en el costado.

Días antes de interponer la denuncia, la presidenta de esta asociación, Polonia Castellanos, ya había enviado a los medios de comunicación un comunicado rechazando la actuación de Drag Sethlas y anunciando acciones penales. Castellanos es una conocida activista de ultraderecha que varias publicaciones vinculan directamente con la secta secreta El Yunque, desautorizada por la iglesia católica precisamente por su carácter secreto (prohibido por la Constitución).

Diversos informes, algunos de ellos vinculados a la iglesia católica, sitúan a HazteOir como pantalla de El Yunque, y a esa asociación también aparece vinculada la abogada que ha promovido la denuncia contra la Drag Queen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria.

El Ministerio Público ha abierto diligencias por la presunta comisión de un delito contra los sentimientos religiosos, previsto en el art. 525 del Código Penal vigente, y que está sancionado con pena de multa.

“Una vez se proceda al estudio y valoración de la denuncia presentada, y practicadas las diligencias que, en su caso, se estimen pertinentes, se dictará la resolución que proceda”, apostilla.

Este mismo lunes el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo (PSOE), confiaba en que  la investigación que ha iniciado la Fiscalía "quede en nada", aunque por el momento su predicción ha errado después de la decisión tomada por el Ministerio Público.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha