eldiario.es

Menú

"Sindicalistas de Base ha querido maquillar con la huelga su decisiva contribución al empeoramiento laboral de las camareras de piso"

Miguel Ángel González, portavoz de Intersindical Canaria en la Federación de Hostelería de Tenerife, se muestra muy crítico con la organización convocante de los paros desconvocados, unos dirigentes que antes formaban parte de CCOO

Los líderes de "Sindicalistas de Base han repetido los mismos errores que en su etapa al frente de CCOO: lo que les interesa es el protagonismo mediático, aunque sea jugando con las legítimas aspiraciones del colectivo laboral"

"Las camareras de piso no alcanzan la edad ordinaria de jubilación debido a que antes causan invalidez permanente; de ahí la urgente necesidad de implantar un sistema de jubilación anticipada"

- PUBLICIDAD -
Miguel Ángel González Morales, portavoz de Intersindical Canaria en la Federación de Hostelería de Tenerife

Miguel Ángel González, portavoz de Intersindical Canaria en la Federación de Hostelería de Tenerife

Miguel Ángel González Morales, portavoz de Intersindical Canaria en la Federación de Hostelería en Tenerife, repasa en esta entrevista todo lo ocurrido en los últimos días ligado a la convocatoria de huelga general en el colectivo de camareras de piso,  un paro desconvocado por Sindicalistas de Base el jueves de esta semana.

Esa iniciativa de protesta laboral, que al final ha resultado fallida, ha dado pie a profundizar en la situación que afecta a ese colectivo de trabajadores, dominado por mujeres, y también a analizar las cuestiones clave para la mejora futura de las relaciones laborales en el ámbito de la hostelería en Canarias.

¿Apoyaba o no apoyaba Intersindical Canaria los paros convocados por Sindicalistas de Base en todo el archipiélago dentro de la actividad de camareras de piso, los ya desconvocados de los días 25 de diciembre y 1 de enero?

La respuesta a esta pregunta debe ser respondida con mucha claridad y precisión para que no se pueda prestar a interpretaciones interesadas. Intersindical Canaria (IC) considera necesario y urgente poner en marcha una serie de actuaciones por parte de las camareras de piso e impulsadas desde las propias asambleas en todos los centro de trabajo y zonas. Estas asambleas deben ser promovidas unitariamente por las organizaciones con incidencia en el sector, es decir, los sindicatos y Las Kellys, y esas acciones podrían llegar hasta la huelga, si ello fuera necesario. Por lo tanto, Intersindical Canaria impulsará la lucha de las camareras de piso por su dignidad y sus derechos.  Otra cosa muy distinta era sumarnos sin más a una convocatoria unilateral de Sindicalistas de Base que tenía todos los visos de estar hecha para no realizarse, como al final así ha ocurrido.

Expliquemos por qué. Se hizo sin contar con el resto de sindicatos que tienen representación en el sector, tampoco con Las Kellys ni con las camareras de piso como colectivo. Además, no se expusieron cuáles eran los objetivos a conseguir con la convocatoria de esa huelga. No es suficiente decir de manera genérica que se convoca una huelga porque las condiciones laborales de las camareras de piso son malas. La han convocado con carácter nacional canario, pese a que la implantación de Sindicalistas de Base en la provincia de Las Palmas es muy débil. Los dirigentes de  Sindicalistas de Base han repetido los mismos errores de su época al frente de CCOO: lo que les interesa es el protagonismo mediático, aunque sea jugando con las legítimas aspiraciones del colectivo de las camareras de piso.

¿Puede explicar de forma sencilla cuál es la problemática laboral de ese colectivo, sobre todo en lo relacionado con la carga de trabajo y los sueldos percibidos?

Las camareras de piso soportan una excesiva carga laboral y un elevado ritmo de trabajo, así como una situación cada vez más generalizada de precariedad laboral que se manifiesta en el incremento de la contratación a tiempo parcial, en el recurso de los empresarios a las empresas de trabajo temporal (ETT) y en la estrategia de externalización del servicio que aplica y defiende un sector de la patronal. A ello se añade la vergonzosa discriminación salarial como efecto de los pactos salariales de empresas que han firmado los actuales dirigente de  Sindicalistas de Base, cuando estaban al frente de CCOO. Hay que recordar, en relación con este mismo asunto, la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que declara nula, por discriminación por razón de sexo, la regulación del plus de productividad del pacto salarial en Tensur, SA (Hotel Best Tenerife), que bien puede ser la primera de una serie.

Al incremento de la carga y de los ritmos de trabajo han contribuido los dirigentes  del mismo sindicato que convocó esa huelga -entonces actuando como miembros de CCOO-, también con la firma de UGT, al introducir en el convenio colectivo de la provincia tinerfeña, de 2012-2015, una ampliación de las funciones de las camareras de piso en relación con las que establece el acuerdo laboral de ámbito estatal (ALEH) para hostelería. Ese acuerdo limita las funciones de las camareras de piso a “realizar de manera cualificada la limpieza y el arreglo de las habitaciones y pasillos”. Sin embargo, los hoy responsables de  Sindicalistas de Base pactaron en el citado convenio la ampliación de aquellas tareas a la “limpieza de las zonas comunes de uso de los clientes, así como los baños ubicados en esas zonas, la retirada de los servicios de las habitaciones ( room service) y la reposición de los minibares, si los hubiera”. Estos dos nuevos cometidos, sobre todo el de limpiar “las zonas comunes de uso de los clientes”, suponen en la práctica limpiar todo el hotel y no solo las habitaciones y los pasillos.

Si bien en muchas empresas se han alcanzado acuerdos para la regulación del trabajo en pisos y se ha limitado la carga de trabajo, estos han resultado claramente insuficientes, bien por la actitud parcial de los técnicos de prevención de las mutuas y de las empresas o bien porque se han introducido cláusulas de escape. Un ejemplo es la que dice: “En los imprevistos o ante la imposibilidad manifiesta de incumplir dichos límites, las habitaciones que las camarera hagan de más serán compensados con días de descanso”.

Por último, hay que referirse al impacto que esa sobrecarga de trabajo tiene en situaciones de incapacidad temporal que derivan en la incapacidad permanente, como expresión incontestable de la dureza y lo penosa que es esta profesión: las camareras de piso no alcanzan la edad ordinaria de jubilación puesto que antes causan invalidez permanente. De ahí la urgente necesidad de implantar un sistema de jubilación anticipada, el que, sin pérdida de derechos, haga innecesario prolongar la vida laboral en condiciones inhumanas.

¿Qué acciones o intervenciones de consenso habría que fijar, y en qué marco, para trasladar la dignidad laboral a ese grupo de empleados, en el que dominan las mujeres?

Hace casi un año, desde Intersindical Canaria propusimos a CCOO, UGT y Sindicalistas de Base mantener un encuentro para tratar sobre un acuerdo de unidad de acción sindical ante la grave problemática de las camareras de piso, propuesta que, lamentablemente, no fue atendida. No obstante, hoy reiteramos esa invitación en torno a unos objetivos básicos que las organizaciones sindicales y el movimiento autónomo de las camareras de piso -Las Kellys- deben poner en primer plano, como son, en nuestra opinión, los siguientes: a) la reducción de la excesiva carga de trabajo que se exige a las camareras de piso, ampliando la contratación estable y cuestionando aquellas evaluaciones de riesgos laborales en las que los técnicos de las mutuas o de las propias empresas pretendan mantener el actual estado de las cosas; b) que la contratación a tiempo parcial no encubra empleos de jornada completa reduciendo costes e incrementando la carga de trabajo; c) el rechazo a la externalización del servicio de pisos y a la precariedad laboral de las trabajadoras contratadas a través de la empresas de trabajo temporal; d) que se ponga fin a la polivalencia de funciones (limpieza, lavandería y lencería, reposición de los minibares...) que aumentan la carga de trabajo, y e) la implantación de un sistema de jubilación anticipada que responda a la realidad laboral de una profesión dura y penosa.

¿Qué diferencia la situación laboral de ese colectivo en la provincia tinerfeña respecto a la de Las Palmas, atendiendo a lo regulado en los distintos convenios colectivos?

En la provincia de Las Palmas los salarios del convenio son más altos y su distribución es más equilibrada que en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Por otro lado, la función de las camareras de piso se ciñe más a lo establecido por el  acuerdo laboral de ámbito estatal (ALEH).

¿Tenía Sindicalistas de Base, a cuya organización parece que apoyaba el grupo de Las Kellys en la huelga desconvocada, la representatividad suficiente para abanderar las protestas o quizá solo se trataba de una acción oportunista para ganar afiliados, como llegó a señalar la patronal Ashotel?

Las Kellys en Gran Canaria y Fuerteventura no secundaron la convocatoria de Sindicalistas de Base. Lo dijeron en sendos comunicados. En cuanto a la acción oportunista, está claro que lo es. Su objetivo principal es aprovechar el tirón informativo que supone la convocatoria de la huelga para aparecer ante las camareras de piso y el resto de trabajadores de hostelería como abanderados de sus reivindicaciones, maquillando de esa forma su decisiva contribución al empeoramiento de las condiciones de trabajo en ese colectivo a través de sus pactos con la patronal.

¿Qué pudo hacer antes el grupo que lidera Manuel Fitas, que nace tras una escisión en CCOO, y no hizo, siempre en beneficio de la mejora cualitativa y cuantitativa de las camareras de piso? 

Ni antes, como dirigentes de la Federación de Hostelería de CCOO, ni ahora, como  miembros Sindicalistas de Base, han demostrado tener en su ideario la práctica de un sindicalismo unitario y consecuente con la defensa de los trabajadores. Desde que coparon los órganos de dirección, la connivencia con la patronal para alcanzar una  posición hegemónica en el sector fue y sigue siendo su principal seña de identidad. El control sindical que este grupo ejerce actualmente sobre muchos colectivos del sector (antes como CCOO y ahora como Sindicalistas de Base) no es ajeno a ello. Buena parte de los empresarios han privilegiado su presencia en las empresas a cambio de poder intervenir en la composición de los comités de empresa. Llama la atención la falta de autocrítica de ese grupo dirigente de Sindicalistas de Base en relación con la pérdida progresiva de derechos y los raquíticos incrementos salariales pactados en los últimos convenios, ¡como si el señor Fitas y su grupo no tuvieran nada que ver con ello!

En la provincia tinerfeña, ahora se debe iniciar una negociación para definir la subida salarial entre junio de este año y junio de 2019, ¿hasta dónde se debe llegar, sobre todo pensando en que los hoteleros no han dejado de mejorar sus rentabilidades en los últimos años?

El convenio de hostelería de Santa Cruz de Tenerife ha sido progresivamente despojado de sus aspectos más favorables para los trabajadores. Los últimos que se han firmado han supuesto una pérdida importante en salarios y derechos. El actualmente vigente finaliza en junio de 2019. Su negociación debe democratizarse y dar voz y decisión a los trabajadores. La plataforma reivindicativa debe ser debatida y aprobada por los trabajadores en asambleas de empresas y zonas, y la comisión negociadora no puede actuar al margen de los miles de trabajadores que debe representar, como ha ocurrido sistemáticamente en la negociación de los últimos convenios.

En cuanto a los objetivos que en la próxima lucha sindical cabe plantearse, apuntamos los siguientes: dar un impulso a los salarios para que se dignifiquen, ganando capacidad adquisitiva frente a la inflación registrada y atendiendo tanto a los excelentes resultados empresariales durante el último trienio como a las buenas expectativas de futuro; ampliación de las plantillas y limitar de forma clara la contratación temporal y a tiempo parcial; la aplicación de medidas que favorezcan la conciliación de la vida familiar y laboral, sobre todo en materia de turnos de trabajo, descanso entre jornadas y derecho a disponer de una jornada de trabajo continuada en restaurante y bares, y la regulación de la carga de trabajo de las camareras de piso, aparte de acabar con la discriminación salarial corrigiendo los pactos salariales discriminatorios.

¿A qué papel aspira Intersindical Canaria dentro del sector turístico de las islas, en cuyo sector, en estos momentos, aparece como cuarta organización sindical y no tiene representatividad en las negociaciones colectivas?

Queremos ser cada vez más un sindicato referente en el sector, con un discurso y una práctica sindical propios y diferenciados del llamado sindicalismo mayoritario. Hoy por hoy somos la voz más crítica ante los excesos empresariales y ante un modelo sindical de connivencia con el empresariado. Somos perfectamente conscientes de que desde ese sindicalismo y desde sectores del empresariado se van a poner muchos obstáculos a nuestro crecimiento e implantación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha