eldiario.es

Menú

Santa Cruz: progreso económico, compromiso social

- PUBLICIDAD -

El número de contratos laborales formalizados en Santa Cruz en lo que va de año asciende a 72.577. El paro registrado en el municipio ha descendido en los últimos doce meses en el 3,5 por ciento. En julio la cifra de desempleados se colocó en su nivel más bajo de los últimos cien meses. Más de 400 nuevas empresas han iniciado su actividad en 2017 en la ciudad. Un tercio del empleo que se genera en Tenerife lo hace en la capital. Las pernoctaciones en los hoteles de Santa Cruz se han duplicado en siete años. El número total de turistas en la ciudad el año pasado ascendió a 2,2 millones, visitantes que gastaron 110 millones de euros y permitieron la generación de 15.000 empleos relacionados con el sector.

Son solo algunos de los datos que han salido a la luz en las últimas semanas y que certifican el cambio de tendencia que ha experimentado la economía del municipio, en coherencia con la positiva evolución a nivel global.

Los números son los que son, pero la economía también está influida por otros factores subjetivos: la confianza empresarial o la percepción colectiva sobre una determinada realidad, por ejemplo, colocan a las emociones como factor condicionante de los cambios de ciclo económico.

Y en ese aspecto, Santa Cruz también está ganando la partida. La ciudad respira hoy un  aire nuevo, desprende optimismo y existe la percepción ciudadana -en este caso corroborada por los hechos- de que la cosa está mejor y que la ciudad está en marcha.

Efectivamente, se dan las condiciones para que Santa Cruz entre en un círculo económico virtuoso: la mayor flexibilidad bancaria con el crédito facilita la iniciativa empresarial y ésta, por su parte, la creación de empleo; el empleo genera consumo y ahorro; el ahorro, a su vez, revierte al sector financiero, que lo transforma en nuevo crédito para promover la inversión, el consumo y el empleo.

Santa Cruz es un lugar seguro para la inversión y confiable para la empresa.  Ni siquiera  la anulación del Plan General de Ordenación (PGO) de la ciudad, notificada hace unas semanas, va a generar la menor afección a la economía local. El Plan sigue vigente y, en tanto se resuelven los aspectos jurídicos, debe quedar claro que no hay ninguna traba para el que quiera invertir en nuestro municipio, lo haga con todas las garantías.

Aun con todo, este escenario favorable no nos permite la complacencia. Desde el Ayuntamiento no olvidamos que aún hay muchas familias que atraviesan grandes dificultades para llegar a final de mes y que hay vecinos que necesitan de la ayuda municipal, porque no tienen otra.

Ni antes, en plena tormenta económica y social por la crisis, ni ahora, que la situación pinta mejor, hemos hecho dejación de nuestras responsabilidades como administradores de los recursos municipales, lo que significa aportar dinero y servicios para proteger a los más necesitados.

En esa dirección, el Ayuntamiento de Santa Cruz es el décimo municipio de España en gasto social por habitante, de acuerdo con los datos del Ministerio de Hacienda sobre Liquidación Presupuestaria, y el sexto que más ha incrementado esta partida en 2016.

Un presupuesto del que da idea también la nueva licitación del Servicio de Ayuda a Domicilio, por 31 millones de euros, que permitirá la correcta atención de 1.200 vecinos, sobre todo mayores y dependientes.

Se trata, por tanto, de la concreción de una voluntad política inequívoca, pero sobre todo de un compromiso social al que daremos continuidad en los próximos años, en tanto que los buenos datos macroeconómicos lleguen a la denominada economía real y toda la población se pueda beneficiar de ese empleo y esa riqueza que se vuelve a generar.

*Alcalde de Santa Cruz de Tenerife  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha