eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Fran Moreno

Periodista. Ahora en el norte de Marruecos y Ceuta.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 47

Interior niega que las cuchillas colocadas por Marruecos frente a la valla de Ceuta busquen frenar la inmigración a España

Marruecos ha instalado en las últimas semanas concertinas en una zona donde su Ejército vigila el vallado que le separa de Ceuta, a pocos metros del lugar donde se produjeron las principales entradas irregulares de migrantes a la ciudad autónoma el pasado verano. Las cuchillas han aparecido después del anuncio del Gobierno de la retirada del material cortante de las vallas de Ceuta y Melilla por tratarse de un "material lesivo".

El departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska niega que la colocación de las cuchillas en el lado marroquí de la frontera busque evitar los saltos de migrantes en la zona. Fuentes de Interior han defendido que las cuchillas colocadas por Marruecos en ese punto no forman parte "de una valla entre España y Marruecos" y "no tiene que ver con la frontera".

Seguir leyendo »

Ceuta y Melilla quieren ser el paraíso de las empresas de juego en línea para no depender de Marruecos

El futuro del principal motor económico en Ceuta y Melilla es una incógnita. El denominado como comercio atípico, el pase alegal de mercancías a través de las fronteras de ambas ciudades autónomas, podría tener los días contados.

Debido a la singularidad de los pases fronterizos con Marruecos, cientos de hombres y mujeres en condiciones de absoluta precariedad son los encargados de transportar bultos en los maleteros de sus coches o directamente sobre sus espaldas para pasar productos de España a Marruecos, provocando dantescas aglomeraciones en los perímetros de la valla o incluso avalanchas que han llegado a ocasionar muertes.

Seguir leyendo »

El éxodo de los jóvenes de Marruecos: "Gritamos 'viva España' porque en España no nos matan"

"No tenemos miedo de morir en la patera. Tenemos miedo de vivir aquí: estar aquí es estar muertos". Habla Baaka. Ha viajado desde Casablanca para dormir en la calle a poca distancia de España. Su saco y cartones están a menos de un kilómetro de la frontera de Ceuta, en el paseo marítimo de Castillejos. Cada noche, espera la embarcación que le llevará hasta Europa.

El éxodo de Marruecos tiene rostro. Mayoritariamente hombre, de entorno urbano y origen humilde. Las edades son más dispares, pero quienes han protagonizado más pases irregulares en los últimos meses son los jóvenes. No se reconocen en el país que los ha visto nacer, porque, sienten, también les ha dado la espalda. En toda la costa del norte de Marruecos alguien conoce a un amigo que o lo ha intentado, o está en ello.

Seguir leyendo »