eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Marie-Monique Robin

Documentalista y escritora, autora de El mundo según Monsanto, Nuestro veneno cotidiano y Las Cosechas del futuro.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 14

Los productores de hambre

"¡Deme pan! ¡Tome el dinero! ¡Deme pan!" Esta insoportable escena transcurre en abril de 2008 en una panadería en el centro de El Cairo (Egipto). El cámara filma desde el interior de la tienda, que está protegida de la calle por una hilera de sólidos barrotes de seguridad. Decenas de mujeres vestidas con chador negro y de niños se apiñan en torno a los barrotes, y tienden desesperadamente las manos implorando al panadero que les venda una aiche (torta de pan). Fuera hay un bullicio espantoso entrecortado de gritos, lloros e insultos. Así es como murió Amal, de 43 años, durante un tumulto ante una panadería.

Un año después de la crisis de la tortilla en México, en la primavera de 2008, estallaron en 37 países de Asia y África varias revueltas del hambre. En Túnez, Camerún, Costa de Marfil o Senegal la policía antidisturbios reprimió violentamente las manifestaciones a golpe de gases lacrimógenos y de porras eléctricas. Si de la noche a la mañana 75 millones de personas cayeron en la pobreza extrema y el hambre, es porque en el mercado internacional se disparó el precio de las materias primas agrícolas, como el trigo, el maíz o el arroz, los cuales "representan, ellos solos, casi dos terceras partes de la alimentación mundial". Según la FAO, "el índice de los precios de los productos alimentarios pasó de 139 a 219 entre febrero de 2007 y febrero de 2008. Los mayores aumentos fueron los de los cereales (índice 152 a 281) y los productos lácteos (índice 176 a 278)". El precio del trigo llegó a "los 400 dólares la tonelada en abril de 2008, dos veces más que el año anterior, mientras unos años antes había rondado los 50 dólares por tonelada", como señala Sylvie Brunel en su libro Nourrir le monde, vaincre la faim. Por lo que se refiere al precio del arroz, llegó a su nivel más alto en diez años, como en Bangkok, donde pasó de 250 a 1.000 dólares por tonelada.

Seguir leyendo »