eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Paula González Carracedo

Activista y comunicadora. Pongo mi trabajo al servicio de personas que defienden causas justas ayudándoles a mejorar su comunicación. Colaboré durante cinco años en un santuario de animales y aprendí que no somos los únicos con historias que contar.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 207

¿Se puede rescatar animales durante el estado de alarma?

Los otros animales también forman parte de nuestras vidas. Nos hemos acostumbrado a estar rodeadas de ellos sin prestarles demasiada atención. Aves, gatos o pequeños roedores campan a sus anchas estos días de reclusión en ciudades y pueblos donde la actividad se ha paralizado, pero la vida no se ha suspendido. ¿Qué sucede cuando uno de esos individuos se encuentra en apuros y necesita nuestra ayuda? 

Hemos pedido a Sergio García Torres, primer responsable de la Dirección General de Derechos Animales (DGDA), que nos explique qué dice el Gobierno de Pedro Sánchez respecto a este tema. "Los centros de protección, como Grefa, están estableciendo servicios mínimos, con la gente justa para cubrir lo básico. Sobre rescates, se recomienda que sea solo lo estrictamente necesario, y en coordinación con la policía", asegura.  

Seguir leyendo »

Publicidad y arte a favor de los derechos de los animales 

Apenas faltan unas semanas para que se celebre el 1 de noviembre, Día del Veganismo, y por las calles de Madrid ya pueden verse mensajes publicitarios que animan a que reflexionemos sobre nuestra relación con los demás animales.

Este día se lleva conmemorando desde 1994 y es frecuente, en las fechas previas a la efeméride, encontrarse con mensajes de grupos animalistas, asociaciones sin ánimo de lucro y personas veganas pidiendo en redes sociales que cese la violencia hacia los otros animales. Lo que no es tan frecuente es que las empresas empleen parte de sus recursos en hacer activismo social con un calado tan potente.

Seguir leyendo »

Rubén Martínez: "Espero que mi reto deportivo haya servido para concienciar sobre los derechos animales"

"Vegetariano, apasionado del deporte, de los animales y de la naturaleza. Ultra runner y triatleta. Una de las cosas que me lleva a realizar este reto es juntar la larga distancia con la naturaleza, buscando un equilibrio entre días y kilómetros".

Así se definía Rubén Martínez en la página web creada para su reto '10 días 10 maratones'. No come animales desde hace un año y sigue entrenando a un nivel exigente que le ha permitido, aún sin ser profesional, enfrentar uno de los objetivos más ambiciosos de su historia como corredor de alta montaña amateur. Con la intención clara de que nos replanteemos nuestra relación con los otros animales y de recaudar fondos para el madrileño Santuario Vegan, ha logrado atraer la atención de los medios de comunicación y de personas no familiarizadas con la causa antiespecista. Tras culminar con éxito su reto, cuenta a El caballo de Nietzsche cómo ha sido atravesar, corriendo, en poco más de una semana, la etapa catalana del GR11 o la Senda Pirenaica.

Seguir leyendo »

El síndrome de fatiga por compasión

Niebla, mi camarada, / aunque tú no lo sabes, / nos queda todavía en medio de esta heroica pena bombardeada, / la fe, que es alegría, alegría, alegría.

Estos versos son el final del poema 'A Niebla, mi perro', escrito por Rafael Alberti en 1938. No se ponen de acuerdo quienes documentan la historia, porque algunos dicen que en realidad era una perra. En cualquier caso, Alberti compartió penurias, hambre y miseria, pero también alegrías, fe y esperanza con este ser vagabundo en uno de los periodos más difíciles de nuestra historia.

Seguir leyendo »

Las mujeres de los santuarios de animales

Han pasado más de cuatro meses desde el último 8 de marzo, todas estamos inmersas de nuevo en nuestro trabajo y la cotidianeidad impera haciendo que muchas no podamos atender nuestra parte reivindicativa como nos gustaría. Tras haber llenado las calles de las principales ciudades de nuestro país en una masa que, hermanada, avanzaba luchando por hacerse presente, necesitamos cuestionar como sociedad qué aplicación pragmática podemos darle al feminismo en nuestros espacios.

Hemos querido preguntarnos en qué trabajan las mujeres del movimiento de derechos animales (tiene que disculparme el lector, por favor, el uso del binarismo en términos de género), si sufren machismo en su día a día desempeñando su labor como defensoras de los otros animales, si pudieron hacer huelga ese ya histórico 8 de marzo.

Seguir leyendo »

Tengamos la fiesta en paz

Imagínese usted la siguiente escena: cena de Nochebuena familiar, todo el mundo a punto de sentarse en la mesa mientras se apuran los últimos preparativos. Van saliendo los entrantes: cocktail de cangrejo, gambas a la plancha, jamón de bellota, lomo con picos y lonchas de queso curado, muy aromático. Todas se van sentando y, en el rincón de la mesa, mohina, una adolescente que, además de la Nochebuena, celebra ese día su cumpleaños. “¿De verdad que no vas a comer nada?” le pregunta su madre, a lo que ella, hambrienta, coge una loncha de queso y un pico de pan mientras le suelta: “no entiendo cómo tengo que aguantar el día de mi cumpleaños ver la mesa llena de cadáveres”. Todas empiezan a refunfuñar, sus tíos hacen bromas sobre la fasecita por la que pasa la niña mientras engullen a dos carrillos el jamón y el lomo. Su padre le responde: “ya te dijimos que cuando cumplieras los 18 podrías hacer lo que te diera la gana”. Está descabezando una gamba delante de ella mientras la mira desafiante. “Los animales los ha criado Dios para que nos los comamos”, le dice su abuela justo antes de meterse a la cocina para traer, por piezas, el animal pequeño con el que todas, menos ella, concluyeron esa cena de Nochebuena.

Suponga que nadie en la mesa vio cómo ella se levantaba con la cara colorada y el sofoco en el cuerpo para meterse en el baño a llorar con desconsuelo mientras las imágenes de los mataderos, que ha visto por internet, se van sucediendo en su cabeza. Y ahora suponga, para hacernos una idea global del asunto, que todo esto sucedió hace más de una década, cuando la información en torno al veganismo apenas era conocida en un país como el nuestro.

Seguir leyendo »

El Govern de Catalunya quiere destruir a Margarita

Margarita tiene cuatro años. Su pelo es castaño y negro, y tiene unos grandes ojos oscuros con los que mira con curiosidad a todo el que se acerca. En apenas ocho días tiene firmada su sentencia de muerte por el Govern de Cataluña. Sentencia de muerte porque Margarita es una vaca.

Nacida en una explotación ganadera de vacas utilizadas para lidia, llegó al mundo con muy poco peso porque su madre era muy joven. Lo tradicional en estos casos es matar a las crías y seguir engordando a sus madres hasta que cogen el peso adecuado para los fines que los ganaderos consideren. Pero, en el caso de Margarita, un amigo del ganadero se quiso hacer cargo de ella. Margarita fue un regalo. Así que, sin transacción económica mediante, pasó a ser adoptada por una familia del mismo pueblo, Tortosa, en Tarragona.

Seguir leyendo »

Políticas públicas que hacen menos especistas las ciudades

“La política imperante se mueve por un supuesto beneficio común que raramente incluye a los animales, incluso a veces tampoco incluye a los humanos”. Así de tajante se muestra Antoni Ventura, alcalde de Sant Martí Sarroca (Barcelona). Para este alcalde, vegano y militante de la CUP, el principal problema de los animales en la política es que están muy alejados del discurso central. “Cualquier propuesta animalista no es recibida como parte de un beneficio común para la sociedad y hasta que no se genere la idea sustancial de que los derechos de los animales se basan en una cuestión de respeto, será difícil avanzar”.

Que los otros animales forman parte de nuestra sociedad es una idea radical para muchos. Su discriminación, uso y consumo, se extiende a todas las esferas de nuestra vida. Los animales son sometidos para la alimentación, la experimentación, el entretenimiento y la vestimenta de los humanos. A pesar de que el movimiento de liberación animal o derechos animales lleva décadas trabajando por cambiar este paradigma, a las administraciones llega un pequeño porcentaje de estas ideas.

Seguir leyendo »

"Espero que el veganismo llegue a ser otro puntal de la lucha anticapitalista"

Antoni Ventura es, desde las pasadas elecciones municipales, el alcalde de Sant Martí Sarroca, un pequeño pueblo del Alto Penedés, en la provincia de Barcelona. Se ha convertido en el centro de todas las miradas al prohibir a los cazadores, durante la pasada temporada de caza, que cerrasen los caminos. Así, deportistas, excursionistas y otros amantes del campo han podido disfrutar, por primera vez en años, de los alrededores de Sant Martí durante los meses de otoño e invierno. Esta medida ha suscitado una polémica que ahora tiene repercusión en toda Catalunya, abriendo el debate sobre lo ético y efectivo de la caza como método de control poblacional. 

Se sienta al otro lado de la mesa con una gran sonrisa. Pedimos el menú en el Cor Verd, un restaurante vegano en Igualada donde sus dueños, Núria Casals y Joan Boix, sirven seis días a la semana delicias gastronómicas que sorprenden tanto a incrédulos como a confesos del vegetarianismo.

Seguir leyendo »

Nace la Fundación Alma Animal para regular la actividad de los santuarios de animales en España

Son muchos los descartes de la industria en términos de rentabilidad. Un animal puede dejar de servir por diferentes motivos: es estéril y no vale para producir leche de forma sistemática; no reúne los requisitos precisos para su venta; ha contraído algún virus o enfermedad contagiosa que pone en peligro al resto de los animales; o quizás su agotado cuerpo no resiste más la inexorable huella de la explotación humana. ¿Qué sucede entonces con todos estos animales? Su destino suele estar decidido incluso antes de nacer: les espera una muerte segura apenas dejen de tener la utilidad para la que fueron pensados.

Sin embargo, hay unos pocos, los menos, que se escapan a las cifras oficiales que maneja la FAO en nuestro país: entre 800 y 850 millones de animales son asesinados cada año en los mataderos. Esos pocos centenares de afortunados, bien sea custodiados por activistas en un rescate abierto o porque los ganaderos, por alguna inusitada razón, se han apiadado de ellos, son los que terminan viviendo en estos santuarios de animales.

Seguir leyendo »