eldiario.es

9

Sergio de Otto

Patrono de la Fundación Renovables

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 9

Energía: Los ciudadanos seremos productores, gestores y “usuarios”

Hoy toca revisar en cinco minutos los datos de mis “usos energéticos” y digo bien datos y no costes. Lo hago porque desde hace algunos años soy, como todos los ciudadanos, productor, gestor y “usuario” de la energía. Todavía me acuerdo de cuando hace veinte años consumía ciegamente la energía que me ofrecían las grandes corporaciones energéticas, ya fuera con el suministro eléctrico del que solo tenía noticia una vez al mes a través de una factura ininteligible, con la calefacción de una contaminante caldera comunitaria de gasoil o con el irrenunciable vasallaje del paso por la gasolinera para llenar el depósito de un coche que solo usaba el 3% de las horas del año pero que se llevaba más del 20% de mis ingresos entre cuotas, seguros, combustible, garaje o multas. Hoy el transporte público, que incluye tanto el colectivo (autobuses, metro o tren) como el individual (vehículos de todo tipo a disposición de los ciudadanos para determinados usos) satisface plenamente mis necesidades de desplazamiento en una ciudad que hemos recuperado para los peatones revitalizando la dimensión humana de los barrios. No soy propietario de nada, pero sí tengo a mi disposición una flota variada, por supuesto eléctrica, que gracias a los sofisticados programas que tienen ya una larga experiencia están siempre a mi servicio con relativa proximidad.

El programa que gestiona el funcionamiento de los electrodomésticos, gracias a la introducción de unos escasos parámetros sobre nuestras necesidades, logra mantener el consumo en unos niveles ridículos, ínfimos respecto a los que recuerdo en casa de mis padres. La revolución en eficiencia energética es el gran salto que ha dado la humanidad en estos años treinta del Siglo XXI. No solo hemos abandonado consumos absurdos y totalmente innecesarios, a los que nos incitaba el sistema entonces vigente, sino que todos los elementos que nos rodean y acompañan están concebidos prioritariamente para un uso mínimo de energía.

Seguir leyendo »