Borja Lasso cumple un año lesionado por una “entrada temeraria” que solo se castigó con tarjeta amarilla

Lasso se retira lesionado mientras reprocha al árbitro la entrada del ucraniano Myakushko

Borja Lasso cumple mañana, lunes 14 de diciembre, un año completo retirado de la práctica del fútbol fruto de la lesión —provocada por una “entrada temeraria”, según recoge el acta arbitral, del jugador ucranio Serhiy Myakushko y sin una fecha prevista para su vuelta a los terrenos de juego— durante el encuentro frente al AD Alcorcón de la vigésima jornada de LaLiga SmartBank 19-20.

El centrocampista formado en la cantera del Sevilla, uno de los más importantes en el representativo en aquel momento, se produjo en el minuto 4 de la cita en el Heliodoro Rodríguez López una fractura distal del peroné izquierdo de la que aún se recupera sin fecha definitiva para su vuelta a la competición.

La entrada de Serhiy Myakushko solo mereció una tarjeta amarilla del colegiado Aitor Gorostegui Fernández y nada, en absoluto, para su colega Isidro Díaz de Mera, que seguía el partido desde la sala de vídeoarbitraje. El volante ucranio siguió en el campo, Lasso aguantó tres minutos más, cojeando y dolorido —mientras Gorostegui le remataba con una tarjeta amarilla por “desaprobar con palabras y gestos una decisión mía”—, hasta que fue sustituido por José Naranjo.  El CD Tenerife manifestó sus “dudas sobre la eficacia” del VAR.

Lasso aguantó en el campo tres minutos más, cojeando y dolorido, mientras Gorostegui le ‘remataba’ con una tarjeta amarilla por “desaprobar con palabras y gestos una decisión mía”

Con la entrada de Miakushko —hoy jugador del equipo de la primera división de polaca Podbeskidzie Bielsko-Biala, tras completar diecisiete apariciones con el Alcorcón — comenzó la odisea de Borja Lasso (Sevilla, 1/1/1994), que cumple un año recuperándose de la lesión y que, todavía, no tiene claro cuándo podrá estar a disposición de Luis Miguel Ramis para una convocatoria.

Lasso se desplazó a Sevilla, donde fue operado de la fractura distal del peroné izquierdo y realizó la primera fase de recuperación, siempre bajo indicaciones de un equipo médico y de fisioterapeutas ajenos al CD Tenerife. A finales de marzo tenía previsto que regresara a la Isla para continuar con el proceso, pero el confinamiento por la crisis sanitaria provocó que permaneciera en su localidad natal hasta el mes de junio.

En el CD Tenerife se llegó a pensar, incluso, que Lasso llegaría a tiempo de disputar la recta final de la temporada pasada, gracias a que terminó más tarde de lo que estaba previsto debido a la suspensión por el confinamiento. El entonces entrenador blanquiazul, Rubén Baraja, señaló a principios de junio que esperaban que Borja Lasso llegase en disposición de jugar a los últimos partidos, aunque advirtió de que lo importante era “que se recupere bien”.

Sin embargo, no llegó ni al final de la temporada pasada ni para la pretemporada, porque las molestias del futbolista no le han permitido incorporarse a los entrenamientos con sus compañeros. La última comunicación oficial por parte del club sobre Borja Lasso fueron las declaraciones del director deportivo, Juan Carlos Cordero, el 24 de noviembre, cuando advirtió de que no se esperaba la vuelta del jugador “a corto plazo”.

Etiquetas
Publicado el
13 de diciembre de 2020 - 13:35 h

Descubre nuestras apps

stats