El Tenerife se acerca a los puestos de promoción de ascenso tras imponerse al Osasuna

Lance del partido entre Osasuna y Tenerife. (LA LIGA 123)

Efe

Santa Cruz de Tenerife —

El Tenerife consolida su candidatura a optar a los puestos de promoción de ascenso en LaLiga 1/2/3 tras imponerse a Osasuna merced a un tanto de Acosta y a una ordenada defensa que supo mantener el marcador favorable ante un cuadro navarro que lo intentó hasta el final.

Los de Joseba Etxeberria tomaron la iniciativa en los primeros minutos del encuentro de forma que Aveldaño en el minuto 3 avisó al guardameta rojillo Sergio Herrera con un remate de cabeza que se marchó desviado.

El cuadro navarro, ante la presión y la fluidez en los pases de los insulares, tardó en desplegar su juego y no fue hasta pasados los diez primeros minutos cuando los rojillos comenzaron a inquietar a Dani Hernández.

El centrocampista Fran Mérida tuvo en sus botas la ocasión más clara del partido, con un disparo desde la frontal del área que obligó al guardameta canario a estirarse, precedido por un cabezazo de Quique que remató dentro del área sin suerte.

Ambos conjuntos se disputaban el centro del campo y, por ello, el dominio del juego se fue alternando en el último cuarto de hora, si bien en los últimos compases de la primera parte fue Osasuna quien creó mayor peligro merced a un correoso y veloz Kike Barja.

La nota negativa de la primera parte fue la posible lesión de Rober Ibáñez, quien requirió ser sustituido por Sergio Coris en el minuto 39.

La segunda parte del encuentro comenzó con un tímido intento de los de Diego Martínez de llevarse el partido que fue de forma definitiva atajado por el gol tempranero de Acosta, que materializó mediante un potente tiro tras una gran asistencia de Longo, uno de los jugadores más destacados del cuadro chicharrero.

El Tenerife, tras adelantarse en el marcador, fue el que hilvanó más jugadas de ataque, y Milla a punto estuvo de sorprender al guardameta Sergio Herrera, adelantado en su posición, en un disparo.

Osasuna, descompuesto tras el tanto encajado, lo intentó con la entrada de uno de los pichichis del cuadro navarro, con seis goles en liga, Xisco, para reforzar el ataque.

A falta de quince minutos, los insulares aguantaban los ataques de los rojillos, que llegaban en forma de saques de esquina y remates en el área pequeña por parte de Quique y Xisco.

Los últimos minutos Osasuna trató de remontar el resultado adverso, pero una ordenada defensa del Tenerife frustró los intentos de los rojillos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats