La UE aprueba un plan plurianual de pesca en aguas del Atlántico occidental que afecta al caladero canario

Faena en un pesquero comunitario, en una imagen de archivo

EFE

Bruselas —

El Consejo de la Unión Europea (UE), que representa a los Estados miembros (28 en la actualidad), aprobó este martes un acuerdo para crear un nuevo plan plurianual de pesca en las aguas del Atlántico occidental que afecta a España (y dentro de este país a Canarias) y a otros seis países.

Ese plan, para promover la pesca a niveles biológicos sostenibles, incluye los caladeros desde el Golfo de Cádiz hasta el oeste de Escocia (Gran Sol), además de las aguas que rodean Madeira y las islas Canarias, con especies de interés pesquero como la merluza, el rape, el gallo o la cigala.

El pleno del Parlamento Europeo ya dio su visto bueno a la iniciativa en febrero y solo faltaba que se pronunciase el Consejo de Ministros de la UE.

"Los planes de gestión plurianual son cruciales para la implantación de la Política Pesquera Común (PPC). Hoy, tras el mar Báltico y el del Norte, las aguas occidentales se suman con el objetivo de garantizar la sostenibilidad de nuestros recursos marinos y del sector pesquero", declaró en un comunicado el ministro rumano de Agricultura, Petre Daea, cuyo país preside el Consejo este semestre.

El acuerdo afecta a las flotas de Bélgica, Alemania, Francia, Irlanda, España, Portugal y Reino Unido en las aguas del Atlántico y a las especies demersales -las que viven cerca del fondo- y de profundidad.

El pacto simplifica la gestión de las pesquerías en un marco regulatorio principal, y deroga los planes actuales para el lenguado en el canal occidental y el Golfo de Vizcaya, la merluza del norte y la merluza del sur y las cigalas ibéricas.

También propone una flexibilidad para las especies demersales más importantes comercialmente, como la merluza del norte y del sur, el bacalao, eglefino y merlán en el mar Céltico y el lenguado en el Golfo de Vizcaya.

Además, obligará a la Comisión Europea a introducir obligaciones de seguimiento e información cada cinco años y ayudará a eliminar los descartes reduciendo las capturas no deseadas y aplicando la obligación de desembarque.

El plan permitirá también a los Estados miembros de la región presentar recomendaciones conjuntas para estas aguas.

Los países aprobaron formalmente las medidas después de que en noviembre fueran respaldadas en trílogo -la Comisión Europea (CE), junto al Parlamento Europeo y el Consejo- y el propio Consejo confirmará ese pacto en diciembre.

Las nuevas normas entrarán en vigor un día después de su publicación en el Boletín Oficial de la UE.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats