La Palma eleva su semáforo de riesgo volcánico por una inusual actividad sísmica en Cumbre Vieja

Dorsal del edificio volcánico de Cumbre Vieja.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias ha declarado la situación de alerta amarilla por riesgo volcánico en la isla de La Palma por el incremento de la actividad sísmica en la zona de Cumbre Vieja. Desde el pasado fin de semana se ha multiplicado el número de terremotos detectados en esta demarcación del territorio, una actividad que "representa un cambio significativo del volcán Cumbre Vieja y está relacionado con un proceso de intrusión magmática en el interior de la corteza de la isla de La Palma”, explica Nemesio Pérez, coordinador científico del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan). Los municipios afectados son Los Llanos de Aridane, Fuencaliente, El Paso y Mazo.

"Este último enjambre sísmico que empezó a las 04:18 horas (hora canaria) del 11 de septiembre de 2021, lleva en la actualidad más de 400 terremotos localizados bajo Cumbre Vieja a profundidades alrededor de los 12 km, a diferencia de la profundidad de los enjambres sísmicos anteriores que oscilaba entre los 20 y 30 km”, detalla Pérez. Y agrega: "No se puede descartar que se intensifique la sismicidad sentida en los próximos días, dependiendo de la evolución de la actividad”.

Este fenómeno no es nuevo en Cumbre Vieja, ya que se han registrado enjambres sísmicos de forma recurrente en los últimos años. Y tampoco es la primera vez que se reúne el Plan de Emergencia de Volcanes de Canarias (Pevolca), que engloba a varias organizaciones, como el Instituto Geográfico Nacional (IGN), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Agencia Estatal de Meteorología y el Involcan, para analizar la evolución de la actividad sísmica en Cumbre Vieja.

Una de las últimas veces que lo hizo, en 2018, descartó la posibilidad de que los terremotos detectados derivaran en una erupción a corto plazo en la isla. Sin embargo, como ha destacado Pérez, la actividad por aquel entonces se produjo entre 25 y 30 kilómetros de profundidad. Esta, por otro lado, se encuentra alrededor de los 12 km.

“Nuestro programa de monitorización geoquímica para la vigilancia volcánica en La Palma nos ha permitido detectar en el año 2020 (16/09/2020), el mayor valor de emisión de helio-3 observado en La Palma durante los últimos 30 años, y posteriormente a esta detección, se ha registrado no solo el mayor número de enjambres sísmicos en La Palma desde el 2017 (7 de un total 10) sino además un año antes de registrarse el enjambre sísmico más importante de los 10 ocurridos en La Palma”, explica Pérez.

Qué significa la alerta amarilla por riesgo volcánico

El Pevolca establece un semáforo volcánico como sistema de alerta a la población basado en cuatro colores en función del riesgo. En amarillo se intensifica la información a la población, las medidas de vigilancia y monitorización de la actividad volcánica y sísmica. No significa que vaya a haber más restricciones o limitaciones a la movilidad. De hecho, en el nivel actual, la actividad no implica un incremento del riesgo para la población, que sí debe permanecer alerta ante cualquier novedad.

Según detalla el Gobierno de Canarias en un comunicado, "a partir de este momento se incrementa el seguimiento del fenómeno y se comunicará cualquier cambio significativo. La población debe permanecer atenta a la información que faciliten las autoridades de Protección Civil".

Etiquetas

Descubre nuestras apps