C's, IU y Demócratas para el Cambio tendrán un 'status especial' en la comisión de la reforma electoral

Los diputados del Grupo Nacionalista Canario, Migdalia Machín, Pablo Rodríguez, Nereida Calero y José Miguel Ruano (i a d), momentos antes del inicio de la Comisión parlamentaria sobre la Reforma Electoral.

Representantes de Ciudadanos (C's), Izquierda Unida (IU) y la plataforma ciudadana Demócratas para el Cambio comparecerán ante la comisión de estudio de la reforma electoral con un status especial, ya que quedan "fuera del cupo" establecido para el resto de personas que sean invitados a exponer sus ideas, por lo que su presencia no estará limitada a una sola sesión y podrán participar todas las veces que se considere necesario.

A esta lista de tres invitados especiales se puede incorporar Unidos Por Gran Canaria (UxGC), que lidera José Miguel Bravo de Laguna, tal y como propusieron los portavoces de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez; y de Podemos, Noemí Santana, si bien aún los grupos del Pacto (PSOE y CC) no han dado el visto bueno a su inclusión.

De esta manera, se llega a una solución intermedia a la reivindicación de estas fuerzas políticas de tener un mayor protagonismo en los debates para cambiar un sistema electoral que les ha perjudicado y la propuesta anterior de NC de que estuvieran presentes en los trabajos con voz pero sin voto.

Y es que, para Rodríguez, "representan a 143.000 votos, el 17,58 por ciento, el mayor porcentaje que se ha quedado nunca fuera del Parlamento" por culpa de los elevados topes electorales del vigente sistema electoral.

Dos lunes al mes durante un año

Además de este acuerdo, los portavoces han aprobado que la comisión se reúna dos lunes al mes (Podemos propuso una cada semana), incluido en la inminente etapa electoral, y que los trabajos duren un año, sin desestimar que la posible reforma del Estatuto de Autonomía o la propia dinámica de los trabajos y debates fuercen la ampliación temporal de los mismos a la hora de presentar la resolución final.

Poco más se acordó en esta primera reunión en la que se debía organizar el plan de trabajo de la comisión que, probablemente, será la más trascendental de la IX Legislatura, ya que las discrepancias afloraron a la hora de fijar el número de comparecientes que cada grupo parlamentario pueda solicitar que expongan sus ideas en la misma.

Mientras que los tres principales grupos de la oposición pidieron que todos pudieran tener posibilidad de pedir la comparecencia de cuatro actores (lo que supondría un total de 24 comparecientes), socialistas y nacionalistas se alinearon con la propuesta de Casimiro Curbelo (ASG) de establecer "un mínimo de dos peticiones y, posteriormente, aplicar un porcentaje en virtud de la representación" que se tenga en el Parlamento.

"No nos limiten"

Esta propuesta beneficia claramente a PSOE y CC, que podrían presentar el doble de propuestas que cada uno de los grupos de la oposición, motivo por el que la conservadora Australia Navarro pidió que "no nos limiten y actúen con generosidad".

"Todos estamos comprometidos con la reforma electoral y aplicar un porcentaje que limite podría ser malinterpretado", insistió Navarro.

Al respecto, Rodríguez insistió en que "lo que se busca es tener todos los matices, más riqueza de opiniones, más diversidad", teniendo en cuenta que "si no hay consenso, ya sabemos que la posición que salga de esta comisión será la de la mayoría compuesta por CC y PSOE".

En parecidos términos, Santana (que también propuso sin éxito que la resolución final de la comisión "sea sometida a una consulta ciudadana"), propuesto que en todo caso "el porcentaje no se aplique en función de los escaños, sino de los votos conseguidos", pues precisamente unos de los problemas del cuestionado sistema electoral se basa en que, en estos momentos, la tercera fuerza política en votos es la mayoritaria en escaños.

"Bienvenida al mundo de la democracia representativa", contestó el socialista Ignacio Álvaro Lavandera a la portavoz de la fuerza morada antes de lanzar la alternativa de que los grupos, menos Podemos, puedan pedir tantas comparecencias como el número de representantes que tienen en la comisión, más uno.

De esta forma, CC podría recabar la participación de 7 comparecientes; 6 el PSOE, 5, el PP; 4 Podemos y NC y 2 el Mixto (ASG).

Pública y abierta

Con todo, la decisión final se adoptará en la próxima reunión de una comisión que ya, definitivamente, se ha aceptado que no sea secreta y a la que no solo podrán asistir los medios de comunicación sino que se podrá seguir en directo por la web del Parlamento por parte de cualquier ciudadano interesado, como sucede con las sesiones plenarias y las comisiones legislativas.

Con todo, y pese a que en la Junta de Portavoces se ha admitido el carácter público y abierto de la comisión sobre la reforma electoral, el portavoz nacionalista, José Miguel Ruano, propuso sin éxito que los periodistas no estuviesen presentes durante los debates para organizar los trabajos (como sucedía hoy) ni en aquellas comparecencias de expertos jurídicos que documentarán a los diputados sobre sistemas electorales comparados, los límites constitucionales del sistema electoral o las razones por las que se adoptó el vigente sistema tripleparitario en 1982.

Etiquetas
Publicado el
18 de abril de 2016 - 16:28 h

Descubre nuestras apps

stats