Josh Rouse: “A EEUU me llevaría el socialismo español”

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Un tipo de Nebraska se levanta un día aburrido de tocar folk y decide darle un vuelco a su carrera. Cierto que haberse mudado hace cinco años a orillas del Mediterráneo le ayuda en esa búsqueda de un nuevo estilo, pero 'El Turista', el último disco de Josh Rouse, se mueve entre la bossanova, los ritmos africanos y latinos y el jazz.

"Estaba aburrido de lo que hacía, me gusta mucho la música brasileña y la africana y me plantee hacer algo en ese estilo". Así explica Josh Rouse en una entrevista con Europa Press, el nuevo ciclo de canciones que supone 'El Turista', que sale a la venta el 23 de febrero y cuya gira de presentación iniciará en marzo en España.

El último disco de Rouse, el octavo de su dilatada carrera, se compone de temas que se mueven entre la percusión africana, como 'Lemon Tree' o 'I Wil Live no Islands', versiones de temas del pianista y compositor cubano 'Bola de Nieve', en 'Duerme' y 'Mesie Julian', los ritmos latinos de 'Sweet Elaine', o la bossanova de 'Valencia' y 'Cotton Eye Joe', una canción clásica americana suavizada por un nuevo ritmo.

Un disco, en definitiva, que recopila más de un año y medio de canciones, reordenadas y cohesionadas por el propio Josh Rouse con ayuda de su productor habitual, Brad Jones, y grabado a caballo entre España, Nashville, Nueva York y Portugal. "En los discos de los Beatles también había mucha variedad", indica el artista.

"Al principio era simplemente canciones, no estaba pensando en un disco. No estaba pensando en un público, pensaba en lo que me gustaría hacer a mí. Al principio ni siquiera iba a publicar el disco, lo quería guardar para mí. Pero luego me convencieron para que lo hiciera", señala Rouse, que no puede evitar sonreir cuando de se le pregunta qué opinan en Nebraska de este cambio de estilo.

UN DISCO PARA LAS TARDES

"Dicen que es un disco muy sexy", indica el compositor, que define 'El turista' como un álbum de música "entre el baile y lo romántico", para "las tardes o para el verano", e influido por artistas brasileños como Caetano Veloso o Joao Gilberto. Pero sobre todo, es un recopilatorio de canciones marcadas por "el ritmo del mar".

"El mar imprime un ritmo distinto a la hora de componer. El ritmo de la vida en la costa también es más lento", señala. Afincado en Valencia desde hace cinco años, Josh Rouse explica que cada uno de los ocho discos que ha publicado son "capítulos" de su vida, con "reflexiones" que, años después, siguen transportándole hasta el momento en que fueron escritos.

"Ahora vivo en Valencia y me siento bastante en casa. Creo que en este disco se transmite ese punto tranquilo de 'estoy en casa'", apunta, al tiempo que deja entrever como se ha adaptado a nuestro país: "Estoy contento con lo que he hecho en el disco. Eso es muy español, los españoles y España están contentos con lo que son... a veces".

Rouse se muestra convencido de la necesidad de ese cambio. "Sin un cambio, te quedas estancado y te aburres tú -del estilo y del repertorio- y los fans, pero la música sufre más que nada", considera el compositor, que explica que componer en castellano era "algo nuevo", pero todo un reto para él.

"En castellano tienes que encontrar palabras muy cortas para poder rimarlas, por eso me gusta la música cubana, porque suena muy musical cómo acortan las palabras", señala Rouse, que tiene claro qué cosas de su país se traería a España -"la comida mexicana"- y qué cosas importaría a Estados Unidos: "el Mediterráneo... y el socialismo".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats