El Herbalife Gran Canaria jugó bien en Montenegro pero cedió ante el Buducnost y mira hacia abajo en la Euroliga

El jugador amarillo Balvin defiende la entrada a canasta de un jugador del Buducnost en el partido que el Herbalife Gran Canaria jugó en Montenegro.

El Herbalife Gran Canaria realizó un buen encuentro en su visita ante Buducnost Montenegro, aunque finalmente fue superado por 75-70 y agrava su ya de por sí mala situación clasificatoria en la Euroliga.

Xavi Rabaseda admite que el Herbalife Gran Canaria debe mejorar mucho en la segunda mitad del campeonato

Xavi Rabaseda admite que el Herbalife Gran Canaria debe mejorar mucho en la segunda mitad del campeonato

En el primer cuarto, los jugadores del croata Jasmin Repesa, guiados por el talentoso base norteamericano Norris Cole, establecieron una brecha de seis puntos (18-12), gracias al acierto en el lanzamiento del propio director de juego local.

Sin embargo, Herbalife no perdió la compostura, y apoyado en los triples de Báez, Vene (2) y Magette, acabó este primer parcial con un apretado 27-24.

La intensidad del primer periodo decayó notablemente en el segundo, en el que el Gran Canaria se puso por vez primera en el encuentro en el ecuador de este parcial, gracias a una canasta de Pasecniks (29-31).

Buducnost dio la vuelta al marcador con dos puntos de Bell (35-34), y además el Herbalife sufrió la tercera falta personal de Kim Tillie, que tuvo que irse al banquillo, justo antes de que llegase un arreón en los minutos finales por parte de los pupilos de Víctor García, que se fueron al descanso con dos puntos de renta, tras sendas canastas de Balvin (36-38).

Tras el descanso, y con 41-45 en el marcador, llegó la reacción de Buducnost, quien con un parcial de 7-0 obligó a Víctor García a pedir tiempo muerto con 48-45. 

El choque entró en una fase vibrante y dinámica, estando el marcador muy igualado (53-52), aunque los buenos minutos de Bitadze daban un respiro a los montenegrinos (57-52).

Gran Canaria, por medio de un Vene que anotaba todo lo que tiraba, llegó al final del parcial con una desventaja que le permitía seguir pensando en la posibilidad de ganar el encuentro (61-57).

La presión en defensa de los locales, unido a que Herbalife no estaba fino en sus lanzamientos, propició que Buducnost siguiese dominando (66-61), aunque Gran Canaria llegó a ponerse a tres abajo, y desaprovechó dos tiros libres errados por Balvin para situarse a solo uno.

Así, del posible 66-65 al 71-63 a falta de tres minutos, después de dos canastas de Cole y Clark (en su caso de tres), con lo que los locales acariciaban el triunfo (71-63).

Herbalife echó en falta los puntos de Eriksson, sometido a una estricta defensa, y acabó padeciendo la 14ª derrota en Euroliga.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats