Marruecos halla petróleo a menos de 100 kilómetros de Canarias

Plataforma petrolífera.

Marruecos ha hallado petróleo pesado y ligero en dos pozos sondeados frente a las costas de Tarfaya e Ifni, a unos 100 kilómetros de Canarias, según un balance de las prospecciones de Rabat entre 2000 y 2022 ofrecido la semana pasada por la directora general Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas (ONHYM), Amina Benkhadra. En total, el país magrebí ha llevado a cabo la prospección de 67 pozos, de los cuales 40 fueron positivos a petróleo o gas.

Marruecos vuelve a ningunear la soberanía del Sáhara con unas prospecciones que alarman a Canarias

Hemeroteca | Marruecos vuelve a ningunear la soberanía del Sáhara con unas prospecciones que alarman a Canarias

De los 40 pozos, siete se han realizado en el mar, de los cuales tres se han hecho en aguas poco profundas. De esos tres, dos revelaron la presencia de petróleo, uno de ellos de petróleo pesado cerca de Tarfaya y otro de petróleo ligero cerca de Ifni, cuyas costas se sitúan próximas a las islas de Lanzarote y Fuerteventura. Según la presentación de la ONHYM recogida por Efe, los otros cuatro pozos se han perforado en aguas profundas y tres de ellos han revelado indicios de la presencia de petróleo y gas.

Benkhara no detalló ante la Cámara de Representantes cuándo se han producido estas prospecciones, sino que las encuadró en el balance general de las dos últimas décadas; consultada este miércoles por Efe, la ONHYM no ha respondido si los de Tarfaya e Ifni se trata de nuevos sondeos.

Los sondeos se enmarcan en una zona denominada Tarfaya Offshore Shallow, entre la región de Agadir y el Sáhara Occidental, fruto de un contrato entre la ONHYM y la compañía italiana Ente Nazionale Idrocarburi (Eni) para realizar sondeos petrolíferos en 23.900 kilómetros cuadrados hasta a mil metros de profundidad. El acuerdo reportaba un 75% de beneficios para la empresa transalpina y un 25% para la marroquí, pero en 2019 Qatar Petroleum adquirió un 30% de la participación italiana.

Esta actuación, que comenzó en diciembre de 2017, suscitó el rechazo de ecologistas e instituciones isleñas, pues se llevarían a cabo frente a las ciudades marroquíes de Sidi Ifni, Tan Tan y Tarfaya, con algunas catas cerca de la mediana entre Canarias y el reino alauí; una frontera marítima de hecho pero no de derecho ubicada a poco más de 50 kilómetros de distancia de Fuerteventura.

En el informe de la ONHYM, que publicó el periódico marroquí Al Akhbar, se hizo referencia al bloque Boujdour Offshore, a unos 200 kilómetros del sur de Canarias y abarca un área de 200.000 kilómetros cuadrados, las empresas habilitadas para hacer prospecciones -“Kosmos” y “Capricorn”- perforaron un pozo a fines de 2014 y principios de 2015, pero aunque hallaron petróleo y gas, no contaba con viabilidad económica.

Las actuaciones de Kosmos Energy, que se prolongaron desde diciembre de 2014 a febrero de 2015, coincidieron con las de de Repsol en aguas isleñas -al este de Fuerteventura y Lanzarote- y el resultado fue similar: los recursos hallados eran insuficientes para ejecutar la explotación comercial. Este episodio generó un amplio rechazo en el Archipiélago y un enfrentamiento entre el Gobierno regional y el Ministerio de Industria que lideraba por entonces José Manuel Soria.

Sin embargo, los sondeos realizados bajo licencia marroquí también contaron con la oposición del Frente Polisario, que criticó las prospecciones en aguas del Sáhara Occidental, un territorio “no autónomo”, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) del que Marruecos no puede extraer recursos sin consultar antes de la población saharaui, tal y como reflejó el Tribunal de General de la Unión Europea, que tumbó el acuerdo de pesca y agrícola entre Rabat y la UE por este motivo.

Pese a ello, en noviembre de 2021 la ONHYM firmaba un contrato con una empresa israelía (Ratio Petroleum) para buscar petróleo y gas a unos 400 kilómetros al sur de Canarias, en un bloque conocido como Dakhla Atlantique, que abarca 109.000 kilómetros que se extienden desde Dajla a la frontera con Mauritania, es decir, en aguas del Sáhara Occidental.

Al noreste de La Graciosa

A todo ello se suma otro hallazgo a unos 200 kilómetros de La Graciosa, en el bloque Inezgane Offshore, que explota en un 75% la compañía británica Europa & Oil. Se trata de un área que abarca más de 11.220 kilómetros cuadrados frente a las costas de Agadir. La licencia de sondeo se otorgó en septiembre de 2019 y las prospecciones de iniciaron oficialmente en agosto pasado

En concreto, la empresa publicó el pasado 13 de abril un informe de resultados en el que considera que es una zona poco explorada y de gran impacto para complementar la estrategia europea de tener una cartera de activos equilibrada. El documento cita que se ha identificado un volumen significativo de recursos, que puede ser superior a 1.000 millones de barriles equivalentes de petróleo.

Marruecos aún no ha comentado oficialmente el anuncio de la compañía británica, que en su página web sitúa las prospecciones en una profundidad de 600 a 2.000 kilómetros dentro de la cuenca de Agadir.

Atención y preocupación

El Gobierno de España ha asegurado que sigue “con atención” las actividades de prospecciones de Marruecos, según fuentes estatales recogidas por Efe. “El Gobierno es firme en la defensa de los intereses de España y fiel a las posiciones que mantiene en relación a los espacios marítimos conforme al Derecho Internacional”.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha reiterado su rechazo a que Marruecos realice prospecciones en aguas cercanas a las Islas, pero ha matizado que los trabajos que realiza Rabat están dentro de su jurisdicción.

“Estas prospecciones que hemos conocido o estos estudios que han sido autorizado por el Reino de Marruecos -en unos casos hace meses y en otros como esta británica hace años-, tengo que trasladar para la tranquilidad que se ha comprobado, incluso con el Gobierno de España, que son en aguas marroquíes, no son ni aguas saharauis ni aguas canarias”, ha señalado este 20 de abril.

En las Islas más cercanas a las prospecciones también crece la preocupación. El alcalde de Teguise, Oswaldo Betancor, ha recordado que el pasado 7 de abril el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, mantuvo una reunión con el Rey de Marruecos Mohamed VI, después de que el líder del Ejecutivo estatal apoyara la postura de Rabat para solucionar el conflicto del Sáhara Occidental: respaldar que sea un territorio autónomo bajo soberanía alauí, en lugar de la celebración de un referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui.

“Tan solo diez días después de la reunión de Sánchez con Mohamed VI, Rabat anunció prospecciones en aguas próximas a Lanzarote y Fuerteventura, y ahora observamos atónitos como esta expoliación se hará inminente tras el anuncio de la multinacional Europa Oil & Gas, que estima que hay más de 1.000 millones de barriles equivalentes de petróleo en la cuenca de Agadir”, explica Betancor, quien también es diputado por Lanzarote y La Graciosa.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats