Europa, el fin de un sueño

Santa Cruz de La Palma

0

El proyecto europeo tal y como empezó, ¿se sitúa en la misma perspectiva? Supongo que la idea es la misma, pero estamos anclados en la confusión. Lo que parecía un proyecto de inclusión, ahora, Europa se está convertido en un conflicto territorial que involuciona.

Y no solo en cuanto al territorio, que implica relaciones sociales y conexiones intrínsecas de la sociedad europea, si no también una destrucción del concepto europea y los valores humanos que nos han distinguido como sociedad avanzada. Quizás el ciudadano haya perdido esa fortaleza, esa capacidad de ilusionarse en un conjunto de países que reman en la misma dirección.

La suerte que tenemos de pertenecer a Europa, los privilegios económicos de pertenecer a la Comunidad Económica Europea es ignorada a pie de calle. No existe el debate en la escuela, no existe el fomento de Europa a nivel educativo, preferimos el Visigodo, El Cid, la patria. El sueño de mantener el equilibrio perfecto entre las raíces propias de cada país con el conjunto, y no solo hay que debatirlo o pensarlo, hay que rematarlo, hacerlo verdad, hacerlo físico, que Europa se pueda tocar.

¡Escribe algo Nieves, lo primero que se te ocurra, un micro sobre Europa! ¡o dos!

“Calle de melancolía en el centro de alguna urbe que sabe a estilo azul con estrellas amarillas, ese sentimiento lo hemos colado en alguna parte del cerebro que recuerda a la nostalgia, el antídoto del sueño. Y es justo el momento en el que nos encontramos en silencio.”

“En el jardín de los sueños se permitió entrar al entrañable monstruo de las viejas costumbres. Comenzó a nutrirse de las alas de aquellos que transportaban el dulce néctar de la temprana mañana de unas flores a otras y que después se convirtieron en adiestradas víctimas mostrando sus muñones con el orgullo de pertenecer a aquel vergel impreciso donde unas plantas invadían el terreno de otras y los parásitos, con sus fuertes ramas, ahogaban su crecimiento. El edén lentamente se iba marchitando y así las ilusiones iniciaron el proceso de olvidar el por qué de su existencia.”

Retomando tú expresión, 'El jardín de los sueños', Europa es el escenario necesario para poder aplicar aquello de 'piensa globalmente, actúa localmente'. Sin embargo, nos han privado de sentir la primera parte y por lo tanto nuestra acción carece de carácter práctico.

¡Y que más Pablo!

“Digamos que el sueño se secó y las flores dejaron de besar nuestros ojos, y más allá de lo invisible, de lo que el ojo no ve, Europa dejó de sentirse.” 

¿Los dos a la vez Nieves?

“Cuando algo se sueña es por que hay un plan elaborado en un revoltijo de emociones, para que la frialdad no devore del todo la oportunidad, es necesario influir en la comunicación y dejar atrás el silencio absurdo e ignorante que acaba poco a poco con nuestra forma conocida de vivir.” 

Para seguir viajando hacia donde los pies tocan la tierra. ¿La educación se alza sobre una base abstracta alejada del interés y crecimiento humano? ¿El sistema educativo, volátil y empobrecido por la constante dejadez e interés de unos pocos, se desmorona con el paso de los años?

(Conversaciones entre talleres de escritura y reflexión vital, abarcando la idea de dos generaciones que se contraponen y se comprometen a quererse. No todo el peso cae en la próxima generación. Este espacio es presente, es ahora).

*Nieves Navarro es una viajera universal, de esas personas que ya se han comido medio mundo y no es suficiente. Enfermera de profesión, ha pasado por universidades como la de Melbourne y Londres, cursando estudios de escritura creativa. Un día llegó a La Palma, se enamoró de ella y comprendió que aquí sucedían maravillas como en el resto del mundo.  

*Pablo Díaz Cobiella es un bibliotecario universal, que aún no se ha comido el medio mundo, pero que sueña con ello. Gestor cultural y director de la Escuela de Escritura de Seroja.  

Etiquetas
Publicado el
8 de octubre de 2020 - 13:25 h

Descubre nuestras apps

stats