Terapia de grupo

0

Hace unos días vi las noticias de la Televisión Canaria, aquella que antes del volcán nunca veíamos, que el Área de Cultura del Cabildo de La Palma, ofrecía un maratón de escritura y lectura terapéutica en Los Llanos de Aridane con el objetivo de facilitar un espacio para el desahogo y el entrenamiento de la inteligencia emocional. 

Dadas las circunstancias que nos ha tocado vivir desde marzo de 2020 y más ahora con este desgraciado volcán, me parece de lo más acertado. La atención psicológica y actividades de este tipo nunca sobran. De hecho, el gasto sanitario en España en salud mental representa menos del 5%, lo que nos pone a la cola de Europa con seis especialistas por cada 100.000 mil habitantes, una cifra muy lejos de los parámetros óptimos que marca la comunidad científica y la media de la Unión Europea (https://www.eldiario.es/canariasahora/sociedad/psicologo-17-000-canarios-pandemia-tensiona-sistema-salud-mental_1_6448186.html). 

La Casa Massieu, que acoge la oficina de atención a personas afectadas por el volcán, incorpora, afortunadamente, algunos psicólogos, pero yo me pregunto: ¿cuántas personas de las directamente afectadas no necesitarán de estos servicios, lo reconozcan o no? ¿cuántos han iniciado el proceso de duelo? ¿cuántas palmeros y palmeras pueden dormir sin pastillas ahora mismo? ¿cuáles serán los efectos a largo plazo de tanta tensión acumulada, tristeza e incertidumbre? ¿cuánta más ayuda psicológica se necesita para no enloquecer? 

Agradecemos, sin duda, a los profesionales voluntarios y voluntarias que han ofrecido apoyo psicológico a través del teléfono gratuito que puso a disposición de los afectados el Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife, pero necesitaremos más talleres de escritura, terapia de grupo o similares dirigidas por profesionales para reconstruir nuestra salud mental y esperanzas y también para eliminar todo rastro de duelos no resueltos derivados de dos años de crisis dramáticas y miedos: Covid, incendio, volcán y temor a las crisis económicas y sociales que nos esperan. 

“Estamos hartos”, se repite casi cada día. “Que acabe ya”, vuelve a repetirse. Y ahora llueve y hay relámpagos..., revive el volcán y se lleva por delante el cementerio de Las Manchas, ¿cómo va a repercutir nuestra salud mental en nuestra salud en general en el futuro?

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats