El exministro Soria aprovechó la red exterior del Gobierno en sus negocios privados con empresas de sectores que reguló

El exministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria

Tan solo diez meses después de presentar su dimisión como ministro de Industria, Energía y Turismo y como presidente del Partido Popular en Canarias por su aparición en los denominados papeles de Panamá, José Manuel Soria comenzó a defender los intereses de un importante grupo hotelero y de una empresa industrial, sectores sobre los que había regulado en su etapa en el Gobierno de Mariano Rajoy, a través de Sorben Partners, la consultora que abrió apenas dos meses después de ver frustrado su fichaje como director ejecutivo del Banco Mundial por las presiones en su propio partido.

Soria asesoró a estas empresas privadas en sus objetivos de internacionalización y, para ello, no dudó en aprovechar la red de altos cargos dependientes del Gobierno del que formó parte entre el 22 de diciembre de 2011 y el 15 de abril de 2016, el día en el que presentó su renuncia cercado por las informaciones periodísticas sobre sus participaciones en sociedades offshore y por sus propias contradicciones a la hora de explicar estas actividades.

El expresidente del PP canario inició en febrero de 2017, nada más obtener la autorización preceptiva de la Oficina de Conflictos para ejercer la actividad privada, gestiones directas ante los consejeros económicos y comerciales de España en el exterior en representación de La Granja Insulators (posteriormente denominada Verescence), una empresa dedicada la fabricación de aisladores de vidrio que se utilizan en las líneas de transporte y distribución de electricidad, y de la compañía Hotusa, en la que se integran más de 170 hoteles de las cadenas Eurostars y Exe. Al presidente de este grupo empresarial había otorgado Soria en abril de 2014, siendo ministro, la Medalla al Mérito Turístico de Internacionalización por su labor en favor "del desarrollo del turismo y la empresa española más allá de nuestras fronteras".

Según documentación a la que ha tenido acceso este periódico, el fundador de Sorben Partners envió entre febrero de 2017 y noviembre de 2018 correos electrónicos a los máximos responsables de las embajadas comerciales de España solicitando su apoyo para la implantación de Hotusa en diversos países y para buscar potenciales clientes para la empresa industrial en el continente africano y, más en concreto, en Tanzania y Kenia.

Soria no solo se valió de la autoridad que le confería su condición de exministro sobre unos altos cargos que, si bien no estuvieron bajo su estricta responsabilidad (el Instituto de Comercio Exterior –ICEX– estaba adscrito entonces al Ministerio de Economía y Competitividad que lideraba Luis de Guindos), sí que coincidieron con él en las visitas oficiales que realizó durante sus algo más de cuatro años en el cargo. También se apoyó en la relación cercana, incluso de amistad, que le une a varios de ellos. Al igual que el exministro y que el propio De Guindos, todos los consejeros del ICEX son técnicos comerciales y economistas del Estado. Algunos, de su misma promoción, la de 1984, la que fusionó los dos cuerpos de élite, los ahora denominados tecos.

Hoteles en Oriente Medio

Quien fuera líder de los populares canarios durante 17 años (de 1999 a 2016), además de alcalde de Las Palmas de Gran Canaria (1995-2003), presidente del Cabildo de Gran Canaria (2003-2007) y vicepresidente del Gobierno de Canarias (2007-2010), recurrió a los embajadores comerciales en Omán, Turquía y Qatar para tratar de introducir el grupo hotelero Hotusa en esos países. En esos correos, el exministro repite el mismo patrón. Informa a sus receptores de que ha puesto fin a sus más de veinte años de actividad política para iniciar una nueva etapa en el sector privado, les describe la estructura de la compañía turística con sede en Barcelona y sus planes de expansión internacional y solicita su "inestimable apoyo y ayuda" para organizar una agenda de trabajo que incluya reuniones con los operadores económicos e inversores del país.

En esas comunicaciones, Soria alude a su experiencia como ministro. "No tenemos ningún hotel en Asia, donde observamos con interés la coyuntura y evolución económica de algunos países, entre ellos el Sultanato de Omán que, recordarás, tuve la ocasión de visitar como ministro acompañado a SM el rey Juan Carlos en 2015", escribe al consejero de esa embajada, Sergio Vela. Esa visita a la que hace referencia el ahora asesor empresarial se produjo el mismo mes en el que entregó la Medalla al Mérito Turístico al presidente del grupo hotelero para el que trabaja.

Con la máxima representante del ICEX en Ankara, Aurora Tarruella, el lenguaje denota aún más cercanía. "Estimada consejera, querida Aurora", inicia el correo. "Con mi afecto y amistad de siempre", lo concluye.

Industria en África

El vínculo con La Granja Insulators es más reciente. Entre noviembre de 2018 y enero de 2019, Soria pidió respaldo a los consejeros económicos y comerciales de España en Sudáfrica y en el oeste de África (con jurisdicción en Kenia, Uganda, Tanzania, Ruanda, Islas Mauricio y Seychelles), Ferrán Casadevall y Rocío Kessler, respectivamente. Los objetivos, los mismos: facilitar la penetración o incrementar la presencia en mercados emergentes de esta empresa vinculada al sector industrial y energético, dos de las áreas que reguló como ministro.

Al igual que con el grupo Hotusa, Soria establece contacto directamente con los máximos responsables de las delegaciones del ICEX, aunque en esta ocasión deja la coordinación de la agenda de trabajo en manos de uno de los trabajadores de su empresa, el analista de mercados. Es este empleado quien recibe un mensaje en el que su homólogo en la embajada comercial del oeste de África le explica las condiciones de los servicios personalizados de la empresa pública y le advierte de que cualquier gestión a través de consultoras debe seguir un procedimiento y contar con la autorización firmada por la sociedad representada (La Granja, en este caso).

Según sus cuentas anuales, Sorben Partners, la empresa constituida por Soria y su mujer (la procuradora de los tribunales María del Carmen Benítez) en noviembre de 2016, facturó en 2018 más de 420.000 euros. En los dos primeros años de actividad de la consultora, el exministro percibió un total de 381.000 euros, 146.000 el primer ejercicio y 235.000 el segundo. Como miembro del Gobierno presidido por Mariano Rajoy su retribución, incluyendo antigüedad, ascendió el último año a 76.320 euros.

Al margen de su actividad como asesor de empresas, en agosto de 2018, dos años después de abandonar el cargo, Soria se integró formalmente en el Consejo de Administración de Domingo Alonso Group, la mayor compañía automovilística de Canarias, importadora y distribuidora de marcas como Volkswagen, Audi o Skoda en las Islas y en algunos países latinoamericanos. Como ministro de Industria, el expresidente del PP canario intercambió correos con altos ejecutivos del grupo Volkswagen para buscar alternativas a la imposición de sanciones por el fraude detectado en los test de emisiones de motores diésel.

Este periódico ha intentado recabar la versión de José Manuel Soria sobre estos hechos, pero el exministro no ha contestado ni al correo electrónico ni a los mensajes de teléfono enviados a su terminal.

Etiquetas
Publicado el
9 de enero de 2020 - 21:54 h

Descubre nuestras apps

stats