El Gobierno canario corrige a LPGC sobre la acumulación de licencias de taxi

Parada de taxis del Parque de San Telmo en Las Palmas de Gran Canaria.

La Dirección General de Transportes del Gobierno de Canarias ha afirmado en una carta que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria "no está obligado" a permitir un máximo de cinco licencias de taxi por persona en el municipio, lo que corrige la posición mantenida hasta el momento por el grupo de gobierno del Partido Popular (PP).

Dicho documento, firmado por la jefa de servicio de Transporte Terreste, que responde a un escrito presentado por Asociación de Titulares de Licencias de Auto Taxis (Atlatc), precisa que "aunque en su potestad puede exigir esa cantidad del licencias, este Servicio considera que no debe entenderse como un requisito indiscriminado, sino que ese extremo debe ser regulado por una ordenanza municipal".

Algo que no hace la nueva Ordenanza del Servicio Urbano de Taxi aprobada recientemente. Durante la tramitación de la Ordenanza y su adaptación a la Ley 13/2007 de Ordenación del Transporte por Carretera, el concejal de Movilidad Ciudadana, Ángel Sabroso, aseguró en diversas ocasiones que el Consistorio no puede limitar la norma autonómica, para lo que dijo basarse en un informe de los servicios jurídicos municipales.

Una posición que fue denunciada por la oposición y diversos colectivos del sector que recordaron al alcalde, Juan José Cardona, el compromiso que había adquirido en un pleno celebrado en abril del pasado año, donde todos los partidos aprobaron por unanimidad una moción que instaba a analizar la viabilidad legal de que, en la nueva ordenanza del taxi, cada licencia se adjudicase a una única persona física.

El motivo no era otro que poner freno a la actividad de los denominados floteros, una figura que opera en el sector capitalino desde hace décadas y cuya proliferación ha desembocado en dos investigaciones judiciales.

Sin embargo, la Ordenanza aprobada un año más tarde por la Comisión de Pleno de Organización, Funcionamiento y Régimen General del Consistorio no se posiciona sobre este apartado y lo deja en manos del Reglamento regional. Una conclusión que recoge el folleto informativo sobre la modernización del taxi capitalino que la Administración local reparte durante esta semana a la ciudadanía.

Entre los puntos del folleto se encuentra Qué no puede regular el Ayuntamiento y a renglón seguido explica que "la ordenanza municipal no regula lo que ya viene estipulado en el Reglamento que desarrolla la Ley de Transporte por Carretera de Canarias. Por ejemplo, establece un máximo de cinco licencias por titular en ciudades de más de 200.000 habitantes y más de 1.000 licencias", caso que se cumple en la capital grancanaria.

Las fuentes del Gobierno regional Consultadas por Canarias Ahora aseguran que esta afirmación es inexacta y que el Consistorio tiene capacidad de limitar el número de permisos. Asimismo, adelantan que el Gobierno canario emitirá en los próximos días un informe sobre la Ordenanza municipal.

Por su parte, el presidente de la Atlatc, Expedito Suárez, lamenta que Cardona no haya llevado a cabo su compromiso y le exige que "diga la verdad, que no diga que quiere darnos una licencia y luego, por detrás, intente justificar los cinco permisos que le está dando a los floteros".

Desde el Ayuntamiento señalan que en la década de los 70 y hasta 2012, un titular podía acumular en casos excepcionales hasta siete permisos y que el máximo de cinco se impuso con la Ley regional. Asimismo, aseguran que desde la aprobación de la Ordenanza municipal ninguna persona ha solicitado una segunda licencia que, como estipula la nueva norma, deberá estar adaptada a Personas con Movilidad Reducida (PMR).

Etiquetas

Descubre nuestras apps