La portada de mañana
Acceder
Los expertos alertan de que situar la Navidad como horizonte es un error
Madrid y Extremadura optan por el toque de queda laxo a pesar de estar en riesgo alto
Opinión - Si esto es una guerra, España va perdiendo, por Esther Palomera

El Cabildo de Gran Canaria pone 500 millones de euros en movimiento porque "es el momento de gastar para reactivar la economía"

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, durante el Encuentro para la Reactivación de Gran Canaria este miércoles.

El Cabildo de Gran Canaria tiene proyectos, inversiones y medidas en marcha por 500 millones de euros, 160 de ellos lanzados con motivo de la crisis generada por la COVID-19, porque es más necesario que nunca “gastar”, con responsabilidad y garantías, pero “es el momento de gastar para que la economía se reactive en cadena” aseveró hoy el presidente insular, Antonio Morales, ante la sociedad civil y económica de Gran Canaria, una recomendación que también ha realizado nada menos que el Fondo Monetario Internacional, según informa la corporación insular en un comunicado. 

El Gobierno del Cabildo, encabezado por Morales, mantuvo hoy el Encuentro para la Reactivación de Gran Canaria con los representantes de una veintena de organizaciones, desde la patronal de Las Palmas y la Cámara de Comercio a los sindicatos UGT y CCOO, pasando por las sectoriales de la construcción y el turismo así como por Cáritas, el Banco de Alimentos, Cruz Roja, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y representantes del sector primario encabezados por la COAG, con el objetivo de exponer todas las medidas tomadas hasta el momento, repasar los retos aún por resolver y recoger impresiones.

El Cabildo de Gran Canaria mantuvo una reunión con patronales y sindicatos antes de la declaración del estado de alerta en vista de la situación que se avecinaba, durante todo este periodo ha mantenido contactos telemáticos, y hoy por fin pudieron mantener contacto presencial con todas las medidas sanitarias requeridas en esta nueva realidad.

Retos inmediatos

El Cabildo de Gran Canaria ha tomado medidas tanto para luchar contra el virus, como para apoyar a las familias vulnerables y reactivar la economía. Han afectado a todos los sectores, desde el taxi a la artesanía, autónomos, sector primario y emprendedores a través de pago de alquileres, avales para inyectar liquidez, agilización de pagos a proveedores por millones de euros, planes de empleo, incentivación a la contratación, entre otros. Todo junto, se trata de un abanico de medidas por 60 millones de euros a los que se suman 100 para inversiones.

Sin embargo, la situación presenta importantes retos que el Cabildo reconoce que le exceden y que son subrayados desde la institución insular porque es necesario resolverlos cuanto antes para lograr la reactivación económica.

El primero de ellos, dentro del Plan de Reactivación Turística estatal para Canarias, es lograr la apertura del turismo con todas las medidas de seguridad necesarias, pero Europa no permite realizar los test en origen “y ahora en destino tampoco”, y hacerlo aleatoriamente no es la solución, según la corporación. Sin embargo, tomar estas medidas es totalmente necesario, subrayó Morales, quien ahondó que el coste es de en torno a 45 millones de euros, los cabildos ya expresaron su disposición a participar e incluso el empresariado también, de otro modo la economía canaria se vería seriamente afectada toda vez que es su motor económico.

Y relacionado con el sector turístico se encuentra también la necesidad de ampliar los ERTE en Canarias puesto que no hacerlo dispararía el paro al 40 por ciento, una situación del todo insostenible.

Simplificar la Ley de Contratos Públicos, ese es el tercer reto, la normativa actual es una auténtica “rémora”, en palabras del presidente, y mantiene en un "embudo administrativo" millones de euros públicos. El Cabildo también considera imprescindible que se permita la contratación de personal. Los recortes y el “empecinamiento por adelgazar” la Administración Pública hace que ahora haya una importante falta de personal para sacar adelante todas las medidas y proyectos. “Ha quedado demostrado, ha faltado personal sanitario, educativo…”, apostilló Morales.

La autorización del Estado para que el Gobierno canario disponga de su superávit no afecta de momento a los cabildos. En cualquier caso, lo realmente importante para la institución insular es que pueda hacer uso de sus remanentes, pues ello supondría disponer de 340 millones que ahora están en los bancos devengando intereses, es decir, valiendo cada vez menos.

También en esta línea, prosiguió el presidente, es necesario que el Cabildo de Gran Canaria pueda recurrir al endeudamiento sin que ello suponga que su nivel de toma de decisiones sea condicionado por el Estado. De hecho, en la actualidad su endeudamiento es de apenas un 3,5 por ciento y puede alcanzar el 75 por ciento sin que su capacidad se vea afectada, incluso un 120 por ciento, si bien ello ahora está sujeto a autorizaciones y condicionantes.

Y es que el parón económico, con cierre de aeropuertos, hoteles y comercios antes inimaginables, ha hecho que por ende caigan también los ingresos de las instituciones. El Cabildo, sin ir más lejos, dejará de ingresar este año 150 millones de euros con los que ya contaba para su presupuesto por la caída de los impuestos del REF. Tanto es así que iba a percibir en torno a 33 millones al mes, incluida la parte de los ayuntamientos, y se quedarán en dos millones mensuales, 1,3 para la Institución insular y apenas 700.000 para los ayuntamientos.

Por eso considera tan importante el Cabildo la reunión que preparan para la próxima semana el Gobierno estatal y canario con presencia de diversos ministros, ya que previsiblemente serán tratados estos retos. El presidente Morales espera que se desatasquen porque sin su flexibilización se obstaculiza la reactivación económica generada por esta situación “sin precedentes en épocas de paz”, y que como tal requiere decisiones que estén a la altura.

Sintonía institucional en Canarias

Asimismo, Antonio Morales quiso resaltar la sintonía entre instituciones mantenida en todo momento en Canarias, donde Gobierno regional, cabildos y municipios han estado en contacto y remando unidos, lo que ha creado una situación “alejada de la crispación que desgraciadamente se ha dado en el Congreso y en Madrid” y que ha conllevado que aumente el descrédito de la sociedad y se aleje aún más de sus instituciones.

Y esta labor pública necesita de la implicación de la sociedad, le trasladó el presidente a los agentes, quienes agradecieron el encuentro y las acciones. Rafael Hernández, presidente de la COAG, elogió particularmente que se hayan tomado medidas que, con los mismos recursos, afectaran a diversas áreas, como ha sido adquirir los excedentes del sector primario para entregarlos a ONG y los hicieran llegar a las familias más vulnerables en esta situación. La responsable de CCOO, Esther Ortega, por su parte, tomó la palabra para hacerle saber en público al Gobierno insular que podían contar con el sindicato.

Morales trasladó a la veintena de responsables congregados en el Patio insular que este encuentro solo será el primero de los que seguirá manteniendo el Gobierno insular con los agentes sociales y económicos, en línea por otra parte con su política de emprender acciones siempre de la mano de los sectores afectados por ser el modo más eficaz y coherente de sacar adelante a Gran Canaria.

Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2020 - 18:30 h

Descubre nuestras apps

stats