Canarias sigue sin sangre ante las “ineficaces” campañas del Instituto de Hemodonación

Imagen de archivo de una persona donando sangre.

Repartir boletos para jugar al baloncesto, aumentar la flota de vehículos o intentar acercarse a los jóvenes no está siendo suficiente para paliar el descenso de donaciones de sangre que sufre Canarias desde 2009. La nueva presidenta del Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH), la gomera María Teresa Gutiérrez Izquierdo, ha reconocido a este periódico que existe un descenso en las donaciones. “Estamos alerta, aunque no es preocupante, ya que el objetivo real no es extraer el mayor número de bolsas de sangre, sino garantizar el equilibrio entre la demanda de los hospitales y los hemoderivados que podemos servir según sus necesidades”. Sin embargo, en los últimos meses, y pese a las diferentes campañas de atracción que ha impulsado el ICHH, el organismo ha lanzado tres llamamientos a la población del Archipiélago por falta de reservas.

Canarias, a la cola en la donación de sangre entre cuotas gomeras y horas extra

Canarias, a la cola en la donación de sangre entre cuotas gomeras y horas extra

El primero fue en abril, cuando el aumento de la demanda de los grupos sanguíneos A, B y 0+ forzó al Instituto a incentivar las donaciones para evitar un desequilibrio en el stock. Dos meses más tarde, el 26 de junio, una nueva emergencia alertó a las Islas. Los “requerimientos hospitalarios” produjeron una caída del almacenamiento de sangre de los grupos 0+ y 0- en el Centro Canario de Transfusión. El último aviso tuvo lugar este jueves 17 de octubre. “Necesitamos sangre del grupo B+”, advirtió en su perfil de Twitter el ICHH. “En este sentido estamos satisfechos, ha habido menor número de situaciones de alerta y llamamientos de urgencia que el año anterior. Es el autoabastecimiento”, señala Gutiérrez.

Desde el punto de vista de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias, las campañas son insuficientes. “Se limitan a decir dónde están las unidades móviles y no en sensibilizar y explicar que la sangre no se necesita de forma esporádica, sino todos los días en los quirófanos”, señala el presidente de la organización, Guillermo de la Barreda. “No hay ningún sustitutivo de la sangre. Donarla es sano y necesario. Si hoy la donas tú, mañana puede hacerte falta a ti”, reivindica. Asimismo, la Asociación considera que el problema es que no se destina suficiente presupuesto a Salud Pública.

Respecto a la “ineficacia” de las campañas, Gutiérrez defiende que se realizan cuatro al año (en verano, en navidad, en carnaval y en la universidad), además de actos “puntuales con empresas o asociaciones religiosas, deportivas, culturales o colectivos vecinales”. En ellas, según la directora, participan “animadores socioculturales, técnicos de grado medio, periodistas, personal médico y de enfermería”.

Diez años de descenso

Diez años de descensoDesde hace diez años el Archipiélago no logra alcanzar las 70.000 donaciones que superó en 2009 en un excepcional repunte que dejó atrás las 66.363 de 2008. Hasta el 30 de septiembre de 2019, la cifra acumulada de donaciones totales en Canarias era de 47.488. A tres meses de que acabe el año, el dato dista del que se registró en diciembre de 2018, 66.799. La presidenta del ICHH considera que para hacer una valoración global y estadísticamente fiable se debe esperar a finalizar el trimestre. “No solemos hablar en términos de fallos o aciertos, más bien sobre qué podemos hacer para alcanzar los objetivos propuestos con los recursos de los que disponemos”, explica. Según datos de la Fundación Española de Donantes de Sangre, el año pasado las donaciones solo aumentaron en cinco comunidades autónomas: Andalucía, Madrid, Melilla, Cantabria y País Vasco. Aunque en ninguno de los casos el incremento superó el 3%.

En su página web, el ICHH plantea como objetivo alcanzar las 300 bolsas de sangre diarias. Sin embargo, preguntada por este medio sobre si se alcanza el propósito, la Consejería de Sanidad responde que las donaciones no son algo lineal y que debe tenerse en cuenta la caída reiterada que se experimenta en verano ante el “desplazamiento de los donantes habituales”. “La donación de sangre es un fenómeno social muy complejo de analizar. Tanto su descenso como su aumento se debe a la concurrencia de múltiples y variados factores: demográficos, sociales, económicos, culturales, etc.)”, puntualiza la presidenta del organismo. En esta línea, según Gutiérrez la interconexión y coordinación entre los departamentos e instituciones sanitarias es fundamental para alcanzar el autoabastecimiento.

Etiquetas
Publicado el
20 de octubre de 2019 - 20:40 h

Descubre nuestras apps

stats