Los cuidados de menores y personas dependientes como nicho de empleo en Canarias

Familias con menores paseando en Arinaga. (ALEJANDRO RAMOS)

La pandemia ha puesto de manifiesto lo que ya evidenciaban las estadísticas desde hacía años: las mujeres siguen cargando con los cuidados, tanto de menores como de personas mayores y dependientes. En las Islas, nueve de cada diez excedencias en el trabajo por motivos de conciliación o de cuidado de familiares son solicitadas por mujeres, según los datos de un informe publicado recientemente por el sindicato Comisiones Obreras (CCOO). Se acumula así una doble jornada para ellas que repercute en que asuman en un 78% los empleos a jornada parcial y que en el futuro cobren pensiones más bajas o que la pobreza les golpee más. “El cuidado no puede volver a ser visto como antes de la pandemia”, subraya Sylvia Jaén, viceconsejera de Igualdad y Diversidad del Gobierno de Canarias, que asegura que desde el confinamiento su equipo empezó a pensar en estrategias que ayuden a cambiar este modelo. 

El Gobierno anuncia la contratación de los 101 profesionales demandados desde diciembre para el área de dependencia

101 profesionales más para el área de dependencia

El Gobierno de Canarias ya había adelantado que trabaja en un proyecto en este sentido en el que invertir parte de los fondos europeos que llegan al Archipiélago para su reconstrucción económica, pero el primer paso llegaba hace unos días con el anuncio del Ministerio de Igualdad de una iniciativa para el apoyo específico de las necesidades de conciliación de las familias con menores de 14 años a cargo. Se trata del Plan Corresponsables que dejará en las Islas 9 millones de euros para impulsar en un año una bolsa de empleo de calidad “en el sector de los cuidados, además de dignificar y certificar la experiencia profesional del cuidado no formal”. Jaén explica que en Canarias se comenzará por potenciar esa bolsa de empleo con unas 2.200 personas que cuidan de menores dependientes, que se encuentran dadas de alta en el sistema de atención a la dependencia a través del Programa de Atención Individualizada (PIA) y que será una forma de remunerar todo ese trabajo no reconocido que realizan sobre todo mujeres. Son personas que ya constan en la base de datos del Gobierno y que podrán recibir la acreditación pese a que no dispongan de una titulación específica, al constatarse mediante un certificado que vienen realizando esta labor. 

Una misma cantidad de personas jóvenes es la que calcula la viceconsejera que se podrá beneficiar también en las Islas de esa bolsa de trabajo. “Está pensado para el fomento del empleo teniendo en cuenta las altas tasas de paro juvenil que tenemos en Canarias”, señala. Además, hace énfasis en la creciente profesionalización que se ha producido en las Islas en distintas ramas de las familias de FP: técnicos de actividades socioculturales, de Educación Infantil, en actividades sociodeportivas… “una buena gama de profesionales que creemos que pueden entrar en esa bolsa de trabajo”, subraya. 

Jaén insiste en que las mujeres no pueden “seguir asumiendo el cuidado solas” y destaca que antes de la pandemia las ayudas a la conciliación estaban entendidas como ayudas a la lactancia o a los primeros meses de vida del bebé. El hecho de que las mujeres siempre sean las que reducen su jornada contribuye a esas cifras de pobreza. “Para evitar que esto siga ocurriendo en unos años es necesario cambiar la mirada de la conciliación, que seamos corresponsables, que las instituciones asumamos nuestra responsabilidad y el mundo empresarial también sea una pieza fundamental”, recalca. Además, añade que existe todo un marco legal que ampara estas estrategias, empezando por la Ley de Igualdad. Por ello, aclara que el Plan Corresponsables es un proyecto “semilla” ya que este concepto abarca mucho más, también el derecho a que los menores sean cuidados por sus madres y padres y que esto sea compatible con el empleo. No obstante, cree que el proyecto es un buen comienzo y supondrá un cambio y un impulso en Canarias. 

Las bases del proyecto ‘Canarias te cuida’

Los fondos europeos también van a jugar un papel importante para cambiar el modelo de cuidados en las Islas, pero no solo en lo que a los menores se refiere. Los mayores y las personas dependientes también son cuidados en su gran mayoría por mujeres. “Somos muy conscientes de que el cuidado es un espacio laboral no reconocido”, subraya Jaén, para añadir que “hacer política con perspectiva de género es trabajar para cambiar esa fotografía”. 

Desde hace meses se avanza en las bases de un proyecto con el que se prevé llegar a otros perfiles a los que no llega aún el plan del Ministerio, que en principio priorizará a las familias monoparentales o monomarentales, víctimas de violencia de género, mujeres en situación de desempleo de larga duración, mayores de 45 años o a familias que convivan con otras personas dependientes además de los menores de 14 años. El plan Canarias te cuida aún se está perfilando pero pretende fomentar planes de apoyo y cuidados de larga duración, planes de modernización de servicios sociales y accesibilidad. La consejera del área, Noemí Santana, ya había anunciado que se trata de 102 millones de euros que permitirán agilizar este modelo así como realizar un “plan de choque” en materia de dependencia. 

La Ley de Dependencia sufre un retraso histórico en las Islas, unido a la alta demanda de plazas residenciales, que aún es insuficiente en el Archipiélago. El actual plan de infraestructuras sociosanitario de Canarias se ha quedado obsoleto sin estar acabado aún, ya que contempla 5.000 de las 7.000 plazas que necesita el Archipiélago. Sin embargo, hay muchas opciones de cuidados para mayores y dependientes y con estos fondos se prevé dar un impulso. Hay personas que prefieren ser cuidadas en casa, otras que abogan por el cohousing, el modelo de viviendas compartidas que fomenta el envejecimiento activo y por el que cada vez se interesan más personas. “La idea es que existan varias opciones y se pueda elegir”, matiza Jaén. 

La colaboración y el diálogo con el área de Formación Profesional y con el Instituto de Capacitaciones Profesionales será fundamental en los próximos años, cuando se irá demandando cada vez más perfiles de profesionales relacionados con los cuidados, tanto de menores como de personas mayores en Canarias. “Queremos aprovechar todo el conocimiento que ya existe y que las personas que se dedican a ello también puedan certificar su experiencia”, insiste Sylvia Jaén, que recalca que la idea es generar empleo de calidad y remunerado. “En Canarias va a ser una alegría para las familias que van a tener apoyo directo a la conciliación y un impacto innegable en el empleo”, concluye la viceconsejera. 

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats