La portada de mañana
Acceder
4,2 millones de personas no se han vacunado todavía en España
El futuro de Juan Carlos I incomoda al Gobierno
El nuevo centro de gravedad de la geopolítica mundial es el Indopacífico

Así es la iniciativa ciudadana que llega a la UE para reciclar las botellas de plástico, una amenaza medioambiental para Canarias

Microplásticos en la playa de Famara

La Comisión Europea ha dado el visto bueno a la iniciativa ciudadana liderada por Anouk Stallaerts, de Citizen Service Belgium, una organización sin ánimo de lucro creada en 2007. La petición, ReturnthePlastics trae consigo una propuesta innovadora; la creación de un sistema de depósitos en la Unión Europea que permita reciclar las botellas de plástico y que tendrá una repercusión notable en Canarias.

El Parlamento Europeo da la luz verde a la Ley del Clima: comienza la carrera hacia la neutralidad climática en Europa

El Parlamento Europeo da la luz verde a la Ley del Clima: comienza la carrera hacia la neutralidad climática en Europa

El marco en el que se recoge esta petición popular europea es la entrada en vigor el pasado 3 de julio de 2021 de la Directiva europea que regula la producción de los artículos de plástico de un solo uso. Dicho instrumento legislativo contempla la prohibición en la venta de cubiertos de plástico, platos, pajitas, bastoncillos y palitos de plástico de un solo uso. Este tipo de objetos son los que aparecen con mayor frecuencia en las playas y suponen, aproximadamente, el 70% de la basura marina, según el Documento de Diagnóstico publicado por el Gobierno de Canarias en 2019. 

Ahora bien, las botellas de plástico seguirán en el mercado bajo la premisa de un incremento del porcentaje de envases reciclados. En concreto, la Directiva establece que los Estados miembros tendrán que recuperar un 90% de la producción de botellas de plástico en 2029. Con el objetivo de contribuir al efectivo cumplimiento de esta meta, la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) ReturnthePlastics propone estandarizar un sistema de reciclado activo e interactivo para con el consumidor, que ya se implementa en países como Alemania o Suecia. La idea es sencilla; el consumidor podrá devolver las botellas de plástico a los supermercados donde fueron adquiridas con el aliciente de recibir 0,15 céntimos como compensación. De este modo, el precio de este tipo de envases plásticos contemplaría este depósito, que sería restituido tras su uso. En principio, la ICE propone la implementación efectiva de este nuevo sistema en cinco estados miembros en noviembre de 2021, antes de extenderse a todos los países integrantes de la UE. 

La sopa de plástico

Las botellas de plástico están compuestas de polietilentereftalato (PET), un tipo de polímero altamente resistente a la biodegradación y que requiere del uso de químicos para completar el proceso de degradación. De ahí que las botellas de plástico constituyan uno de los grandes orígenes del plástico presente en el entorno marino. La luz del sol, la sal presente en las aguas de los océanos y mares así como la erosión del movimiento de las olas van desintegrando estos plásticos, generando fragmentos cada vez más pequeños sin llegar a descomponer por completo el material. Así se generan los llamados microplásticos, partículas sólidas compuestas por mezclas de polímeros y otros aditivos, que, con su tamaño inferior a 5 milímetros, representan una de las mayores amenazas en lo que a contaminación marina se refiere. En Canarias, estos microplásticos (junto con fragmentos de mayor medida) se acumulan en lo que se conoce como “la sopa de plástico”, una masa de más de un kilómetro de grosor que rodea el archipiélago. 

Loreto Felipe y Miguel Carrasco, ambos ingenieros de formación, han iniciado un proyecto de recuperación de plásticos con un objetivo fundamentalmente pedagógico: concienciar a la población canaria de la necesidad de modificar los patrones de consumo y reducir al mínimo indispensable el uso de plásticos. Precious Plastic Gran Canaria, nacida formalmente en 2018, se inspira del movimiento mundial iniciado por el holandés Dave Hakkens. Aunando la idiosincrasia del do it yourself con la innovación tecnológica, el equipo de Precious Plastic recicla material plástico, transformándolo en cuencos, llaveros personalizados, peines o palas de natación, entre otros. Loreto explica cómo por medio de procesos de inyección, extrusión y termoconformado han proyectado la construcción de un pueblo hecho de materiales 100% reciclados. 

Respecto a la ICE ReturnthePlastics, Loreto Felipe ha valorado la movilización ciudadana, aunque remarcando que la idea de reciclar el PET, en lugar de sustituirlo por otro material, no es una solución, sino un parche. El problema de este compuesto es que para poder recuperarlo y reutilizarlo es necesario contar con una tecnología especializada, capaz de trabajar a temperaturas muy elevadas. En el caso de Precious Plastic Gran Canaria, no pueden trabajar con el material proveniente de botellas de plástico, y lo mismo le sucede a muchas otras recuperadoras. 

Teniendo en cuenta la dificultad y el coste añadido en el trabajo con el PET, cabe cuestionar las consecuencias que tendrá el reciclado del 90% de la producción de botellas de plástico en 2029. Por un lado, las entidades con capacidad para recuperar y reutilizar este material serán mayormente empresas grandes, que acapararán este mercado excluyendo a las PYMES, así como a asociaciones y organizaciones. Además, impulsar el reciclaje como medio para solventar el volumen de plásticos presentes en nuestros ecosistemas nos deja a medio camino, sin profundizar en los problemas estructurales de la crisis climática: el modelo productivo desarrollista, la sociedad de la liquidez y el consumo compulsivo. Es necesaria una acción pedagógica e instructora, centrada no solo en los comportamientos y hábitos de compra de la población, sino en la producción masiva de artículos hechos con plástico, en la lógica mercantil y en el fomento de la economía localista, ecológica y respetuosa con los derechos del planeta. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats