eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Irina Betancor Almeida

Nacida en Las Palmas de Gran Canaria, internacionalista y analista política independiente. Especializada en comunicación política. Actualmente reside en Madrid.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

La (des)conexión permanente

Vivimos en conexión constante con el mundo digital, el cual nos ofrece una forma de hacer las cosas que cada vez se introduce en más sectores de nuestra vida diaria, entre ellos, las operaciones bancarias, las compras online, la visualización de contenidos culturales y, con una especial relevancia, las relaciones que mantenemos con los demás. Una suerte de gran hermano anónimo que se acuesta y se levanta en nuestra mesita de noche, nos recibe al llegar al trabajo y nos acompaña a tomar un café. 

Las redes sociales ofrecen espacios para compartir pensamientos y reflexiones, para construir ideas comunes, comulgar y discrepar, son un templo abstracto para la comunicación interpersonal, siempre y cuando se haga un uso cultivado de estas plataformas. Y, como ocurre con todo producto, los consumidores no siempre llevan el control de su funcionamiento. Podríamos imaginar una especie de prospecto en el que estuvieran indicados todos los posibles efectos adversos del empleo excesivo de estas herramientas: obsesión con la imagen que proyectamos, baja autoestima, incremento de las inseguridades, creencia en un ideal de felicidad ficticio...

Seguir leyendo »

Serán los feminismos, o no será

El feminismo es plural, es global, es transversal e integrador. Ideas dentro de las que caben diversas demandas sociales que tienen que ver con la igualdad ante la justicia, con la ruptura del techo de cristal, con la desmitificación de la maternidad o con la lucha contra la discriminación positiva. Comprender que la realidad de las mujeres es tan plural como las formas de discriminación que sufren es vital para activar la consciencia feminista que anida bajo la idea de libertad. 

A expensas del crecimiento de VOX, seguimos estando a la vanguardia de la lucha por la igualdad real entre hombres y mujeres y seguimos llenando las calles para defender a las mujeres de nuestro país -y a las de todos los países-. Por ello debemos enorgullecernos de que las próximas generaciones vayan a crecer en un país en el que ser mujer signifique ser lo que se quiera ser. Simon de Beauvoir dijo que no se nace mujer, sino que se llega a serlo. Esta consigna recoge la idea de que ser mujer es una lucha constante, una lucha de progreso, de desarrollo y de apertura de aquellas puertas que históricamente han estado cerradas para la mitad de la población. Por tanto, el feminismo es un SÍ, es la representación de la fuerza y es el empoderamiento colectivo y personal. Avanzar hacia una sociedad feminista implica transgredir la comodidad, para lo que es necesario un trabajo profundo de deconstrucción de los cimientos que sostienen al sistema hetero patriarcal y que ha penetrado la economía neoliberal. 

Seguir leyendo »

La industrialización digital de la cultura

La globalización permite un intercambio cultural a escala global, una posibilidad que, a priori, debería enriquecer la oferta cultural. Sin embargo, la industrialización masiva de este sector trae aparejado un proceso de americanización, bien podría decirse macdonalización de la cultura. El predominio de los grandes éxitos en formato best seller invade la escena cultural favoreciendo a las grandes editoriales que amplían consistentemente sus mercados. Hemos asistido al éxito del mundo anglosajón en la literatura.

Ahora bien, en relación con la esfera de la música, la revolución digital ha permitido una democratización del proceso de producción musical, facilitado por plataformas como Youtube, en la que un video puede fácilmente viralizarse y dar el salto a la esfera internacional casi desde cualquier punto del planeta. Sin embargo, conforme se acrecienta el impacto de artistas mundialmente conocidos, los grupos locales son desplazados en virtud de la homogeneización de la demanda musical. Le pese a unos más y a otros menos, a día de hoy, Rosalía es un fenómeno internacional, y ha llegado a serlo en relativamente poco tiempo. Lo que muestra otra característica que ha traído consigo la interconexión planetaria: la fugacidad. Rosalía tiene a día de hoy una capacidad de aglutinar, que ya le gustaría a muchos partidos políticos llevarla en sus listas.

Seguir leyendo »