Nace el Bosque Pocoyó en Gran Canaria de la mano de Efecto Pasillo y el divulgador científico Javier Santaolalla

Iván Torres, Javier Santaolalla y Antonio Morales en la plantación de los 1.000 primeros árboles del Bosque pocoyó.

Este miércoles ha arrancado la plantación del Bosque Pocoyó con 1.000 árboles. El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha participado en el acto de inauguración junto el grupo musical Efecto Pasillo, y el divulgador científico Javier Santaolalla, quienes asistieron como padrinos de la iniciativa y representantes del mundo de la cultura y de la ciencia.

En un comunicado, la Corporación Insular ha explica que este proyecto está ubicado en la zona recreativa de San José del Álamo y albergará un espacio natural inspirado en la serie de dibujos animados Pocoyó y, a su vez, "tendrá como objetivo crear un entorno de sensibilización medioambiental con enfoque formativo y lúdico para todos los públicos pero, especialmente, para los más pequeños".

Este nuevo bosque constituye un proyecto sin ánimo de lucro, impulsado por las compañías creadoras de la última temporada de la serie infantil, Zinkia y KOYI, que tuvieron la idea después de los incendios de verano de 2019. Ambas entidades han costeado los 1.000 primeros árboles, mientras que la Fundación Foresta, en colaboración con el Cabildo, se ha encargado de su plantación.

La Corporación Insular ha asegurado en la nota que un grupo de 100 alumnos del Colegio Juan Ramón Jiménez también han contribuido a la creación de este espacio los pasados 5 y 6 de noviembre, "mediante actividades educativas en las que aprendieron la importancia que tienen los bosques en el Archipiélago".

Las aventuras de Pocoyó están presentes en más de 150 canales de televisión y 40 plataformas de Vídeo Bajo Demanda, por lo que se ha convertido en una de las marcas infantiles más reconocidas en el ámbito internacional. En la actualidad, también es uno de los contenidos con más éxito en Youtube, plataforma en la que cuenta con 25 millones de suscriptores.

Recuperación de los bosques termófilos

Esta zona de San José del Álamo forma parte del Paisaje Protegido de Pino Santo, "característico por sus bosques termófilos, afectados a lo largo de la historia por deforestaciones, por lo que solo se conserva un 2,6% de las más de 40.000 hectáreas de Gran Canaria que se estima que estuvieron cubiertas anteriormente por este ecosistema y sus especies más características, como el acebuche, la palmera canaria, la sabina, el drago, o los almácigos y lentiscos", asegura el Cabildo.

El director de Zinkia, Víctor López, ha afirmado que “a pesar de que la pandemia ha retrasado la puesta en marcha del proyecto, finalmente se ha hecho realidad gracias al apoyo del Cabildo desde la Sociedad de Promoción Económica y de Foresta”.

Por su parte, Luís Armengol, fundador de KOYI, destacó que el Bosque Pocoyó estrecha los lazos entre su compañía y la Isla, generando, además, empleo y talento en Gran Canaria, para abordar iniciativas como esta, que ayudan a recuperar el bosque autóctono de Gran Canaria.

Las dos compañías confían en que la zona se poblará de, al menos, 15.000 árboles, “porque, quizá, un bosque nuevo es la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos”.

Etiquetas
Publicado el
12 de noviembre de 2020 - 15:48 h

Descubre nuestras apps

stats