El profesorado de conservatorios, en desventaja en el plan de estabilización tras décadas sin poder opositar: “Nos llevan al paro”

Protesta del profesorado del Conservatorio Profesional de Música.

“Incertidumbre”, “malestar” y “angustia”. Son los adjetivos más utilizados por el profesorado que imparte clases en alguno de los dos Conservatorios Profesionales de Música de Canarias. Desde hace meses, temían que el proceso de estabilización de personal docente les dejara en clara desventaja con el profesorado de otras comunidades autónomas. Es una realidad que ha venido compartiendo el resto de docentes de las Islas, con una alta tasa de interinidad y donde se ha convocado un atractivo número de plazas por concurso de méritos, casi 4.000. Sin embargo, los docentes de esta rama representan el caso más llamativo, al colocarse en clara desventaja con respecto a otros posibles aspirantes dado que no han podido presentarse a oposiciones desde hace décadas. 

Educación convoca el proceso para estabilizar docentes en Canarias, con casi 4.000 plazas por concurso de méritos

Educación convoca el proceso para estabilizar docentes en Canarias, con casi 4.000 plazas por concurso de méritos

La orden del proceso de estabilización docente se publicó hace apenas unos días y en ella se recogen los requisitos que ya se habían ido adelantando en las mesas sectoriales. El baremo aparece recogido en el anexo tres y hace referencia en primer lugar a la experiencia docente, un apartado que suma hasta siete puntos. La formación académica puede puntuar con hasta 3 puntos y en ella puntúa la posibilidad de doctorado, premios etc. Por último, se hace referencia a “otros méritos” como el de haber aprobado una oposición, un apartado donde se puede obtener un máximo de cinco puntos.

Este último apartado genera una gran controversia ya que hay profesionales que llevan hasta 30 años trabajando sin haberse podido presentar a unas oposiciones que no se han convocado. Any Díaz es profesora acompañante de piano en el Conservatorio Profesional de Música de Tenerife y señala que teniendo en cuenta que el baremo puntúa con hasta cinco puntos puede ser tener oposición aprobada, “pues partimos de un agravio de desventaja total”. Por ello, señala que lo ideal es que exista “un procedimiento excepcional para el conservatorio”. 

La profesora destaca que desde que, en el caso de Tenerife, el Cabildo transfirió las competencias a la Consejería de Educación de los conservatorios en el año 1988, se tenía que haber convocado los procesos selectivos para cubrir vacantes cada tres años, algo que no se ha hecho. “Tenemos un agravio comparativo con todos los conservatorios de España de índole enorme”, insiste. 

La docente subraya que mientras que en Canarias solamente hay un conservatorio por provincia, en otras comunidades autónomas, hay más aunque tengan menos habitantes. “Nosotros salimos de aquí con una media de  20  años trabajados y 50 años de media de edad. Nos llevan a la cola del paro indefinido”, lamenta la docente, que recuerda que hay familias detrás y que están viviendo una auténtica incertidumbre en estos momentos. “Somos los músicos que cuando los parlamentarios han necesitado música, ahí hemos ido”, destaca la profesora, que junto a sus compañeros se manifestó el pasado 22 de noviembre en las puertas de la Cámara Regional.

Otras profesionales que han preferido no dar su nombre han contado a lo largo de estos meses a este periódico que este proceso no les ha parecido justo con su realidad. “Somos un granito de arena en el desierto, 200 y pico profesores con respecto a miles y miles de Primaria y Secundaria”, explicaba una docente, que reprocha que esta orden haya salido adelante sin tener en cuenta esta cuestión. El profesorado consultado también puntualiza que debería tenerse en cuenta el hecho de ser islas, que para formarse muchos de estos profesionales han tenido que invertir su dinero en salir fuera y que ahora tienen un proyecto de vida en el Archipiélago. 

Además del hecho de no haberse podido presentar a oposición, otras cuestiones creen que les coloca en desventaja como que se puntúe la experiencia hasta un máximo de diez años, por lo que se valora igual que alguien que lleve más de 20 años en su puesto. El colectivo insiste en que se trata de docentes con una titulación muy específica, en ocasiones especialidades que solo imparten dos profesores por provincia y que temen quedar en paro. Muchos con más de 50 años, lo que complica su futuro laboral si no se encuentra una solución. 

En un principio vieron con optimismo la intención de estabilizar, pero el hecho de que se limite la puntuación por experiencia laboral a diez años fue un auténtico jarro de agua fría. “¿Son las plazas o las personas las que estamos en fraude de ley? Porque somos las personas que estamos ocupando esa plaza”, señalan varias profesoras consultadas. 

En un reciente escrito, el Colectivo de Profesores en Abuso de Temporalidad de los Conservatorios Profesionales de Música de Canarias remarcaban que el Real Decreto 270/2022 por el que se rigen los procedimientos de estabilización del personal docente, “no permite participar en igualdad de condiciones en estos procedimientos al profesorado de los Conservatorios Profesionales de Música de Canarias y mucho más lejos queda aún el objetivo principal para el que supuestamente se establecía este procedimiento: la ”estabilización real“ del personal en abuso de temporalidad, todo ello en cumplimiento de lo dictado en las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)”. Por ello, solicitaban una reunión con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres. 

Desde la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias señalaron el jueves a este periódico que a principios de la próxima semana se producirá una reunión entre ambas partes para tratar de buscar soluciones a esta realidad.

Etiquetas
stats